Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$118,5 / $124,5

Internacionales
Internacionales

El clima extremo provocado por el cambio climático costó al mundo más de 1.500 millones de dólares

Un nuevo informe de Christian Aid, “Counting the cost 2021: a year of climate breakdown”, identifica 15 de los desastres climáticos más destructivos del año.

Diez de esos sucesos costaron 1.500 millones de dólares o más. La mayoría de estas estimaciones se basan únicamente en las pérdidas aseguradas, lo que significa que los verdaderos costes financieros probablemente sean aún mayores. Entre ellos, el huracán Ida, que azotó Estados Unidos en agosto, costó 65.000 millones de dólares y mató a 95 personas. Las inundaciones de julio en Europa costaron 43.000 millones de dólares y mataron a 240 personas, mientras que las de la provincia china de Henan causaron 17.500 millones de dólares de destrucción, mataron a 320 personas y desplazaron a más de un millón.

Aunque el informe se centra en los costes financieros, que suelen ser más elevados en los países más ricos porque tienen valores inmobiliarios más altos y pueden permitirse un seguro, algunos de los fenómenos meteorológicos extremos más devastadores de 2021 afectaron a las naciones más pobres, que han contribuido poco a provocar el cambio climático. Sin embargo, además del coste financiero, estos fenómenos meteorológicos extremos han causado un grave sufrimiento humano debido a la inseguridad alimentaria, la sequía y los fenómenos meteorológicos extremos que provocan desplazamientos masivos y pérdida de vidas.

Sudán del Sur ha sufrido terribles inundaciones que han obligado a más de 850.000 personas a huir de sus hogares, muchas de las cuales ya estaban desplazadas internamente, mientras que África Oriental sigue asolada por la sequía, lo que pone de manifiesto la injusticia de la crisis climática.

Una nueva encuesta de Savanta ComRes, encargada por Christian Aid, ha revelado que, a pesar de que la pandemia domina los titulares, el público británico cree que la crisis climática debería ser la principal prioridad del Gobierno de cara a 2022, por encima de la sanidad, la economía, la delincuencia, la asistencia social y la vivienda. A los encuestados se les preguntó qué tema debería ser el propósito de año nuevo del Gobierno para 2022, y el 27 por ciento dijo que el cambio climático, seguido por el 23 por ciento de la sanidad, el 14 por ciento de la economía, el nueve por ciento de la asistencia social, el ocho por ciento de la delincuencia, el 6 por ciento de la vivienda y el cuatro por ciento de la educación.

Algunas de las catástrofes de 2021 se produjeron rápidamente, como el ciclón Yaas, que azotó India y Bangladesh en mayo y causó pérdidas valoradas en 3.000 millones de dólares en sólo unos días. Otros sucesos tardaron meses en producirse, como la sequía del río Paraná en América Latina, que ha llevado al río, una parte vital de la economía de la región, a su nivel más bajo en 77 años y ha afectado a vidas y medios de subsistencia en Brasil, Argentina y Paraguay.

Cuatro de los diez fenómenos más costosos tuvieron lugar en Asia, con inundaciones y tifones que costaron un total de 24.000 millones de dólares. Pero el impacto del clima extremo se sintió en todo el mundo. Australia sufrió inundaciones en marzo que desplazaron a 18.000 personas y causaron daños por valor de 2.100 millones de dólares, mientras que las inundaciones en la Colombia británica de Canadá provocaron daños por valor de 7.500 millones de dólares y 15.000 personas tuvieron que abandonar sus hogares. Los datos de pérdidas financieras y de seguros sobre los recientes tornados en Estados Unidos son incompletos, por lo que no se incluyen en este informe, pero podrían incluirse en el estudio del próximo año.

El informe también destaca las crisis de desarrollo lento, como la sequía en la cuenca del Chad, que ha visto cómo el lago Chad se ha reducido en un 90 por ciento desde la década de 1970 y amenaza la vida y los medios de subsistencia de millones de personas más pobres del mundo que viven en la región.

Estos sucesos extremos ponen de manifiesto la necesidad de una acción climática concreta. El Acuerdo de París fijó el objetivo de mantener el aumento de la temperatura por debajo de 1,5 centígrados en comparación con los niveles preindustriales, pero los resultados de la COP26 de Glasgow no dejan actualmente al mundo en camino de cumplir este objetivo, por lo que se requiere una acción mucho más urgente.

También es vital que en 2022 se haga más para proporcionar apoyo financiero a los países más vulnerables, en particular la creación de un fondo para hacer frente a las pérdidas y daños permanentes que sufren los países pobres a causa del cambio climático.

Fuente: iAgua

cambio climático clima extremo internacional

Artículos Relacionados

Teclas de acceso