Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$132,0 / $140,0

Internacionales
Internacionales

La colada del volcán de isla La Palma desborda y desata su furia

El volcán de La Palma dio ayer una sorpresa a los científicos y vulcanólogos que analizan y estudian el fenómeno tras detectarse en una de las estaciones (la LP03) un aumento de la deformación de la isla en cinco centímetros, tras tres semanas en las que la deformación se había parado e incluso reducido en algunas estaciones de la isla. Este abombamiento, no esperado, en la zona de Jedey-Las Manchas, donde se inició la sismicidad y en donde se estimó inicialmente que se iba a producir la erupción, confirma un incremento del empuje del magma en esta zona que podría derivar en la apertura de una nueva boca. El aumento de las magnitudes de los seísmos –con dos registrados seguidos la noche del miércoles de 4,2 y 4,5, a más de 30 kilómetros y que fueron sentidos por la población de casi toda la isla–, y localizados en la dorsal de Cumbre Vieja confirman un aumento de la energía en esa zona de la isla. “Si aumenta el empuje podría suceder algo de eso”, indica el científico del CSIC y asesor del Plan de Prevención del Riesgo Volcánico (Pevolca), Vicente Soler, para quien el seísmo de 4,5, el más fuerte de la serie, supone que “hay algo que trata de ascender y que puede conseguirlo”, señala. Desde el Instituto Geográfico Nacional (IGN) se maneja otra hipótesis para justificar estos sismos tan profundos. Se achaca a una decomprensión del sistema tras la salida del magma, de forma que el edificio se ajusta. Soler cree que se deben a un “empuje ascensional” del magma hacia la superficie.

En cualquier caso, la experiencia histórica lleva a Soler a creer que ese magma podría encontrar salida por el conducto que ya está abierto sin necesidad de abrir nuevos conductos. Así ha ocurrido en las últimas seis erupciones que se han producido en los últimos 400 años en Canarias y en las que solo se abrieron nuevas bocas cuando la actividad había cesado previamente y durante unos días. Según explica, en todos los casos arranca la erupción, para, se detiene una semana y luego, surge en otro sitio. “Cualquier reactivación o realimentación entroncará con la erupción actual”, indica.

Por ahora, aunque no hay más indicadores que la deformación que planteen la posibilidad de la apertura de un nuevo centro de emisor en ese entorno “que está alineado” al actual, desde el IGN se ha advertido a los científicos y personal de emergencias que trabajan en la zona por si se detectara alguna anomalía observable, por ejemplo de tipo térmico, como la quema de árboles. Hace unos días ya se detectó un evento así al noroeste del cono, en una zona próxima a donde surgieron al principio de la erupción dos centros emisores y dos pequeñas coladas que ya no ya están activas.

Mientras el volcán sigue su evolución las coladas de lava siguen su camino de destrucción. Ayer por la tarde el barrio de La Laguna quedó totalmente vacío después de las tres evacuaciones exprés que se han realizado entre el martes y ayer y a medida que la lava cambiaba su dirección. Sus 1.300 vecinos han dejado sus casas con la tristeza y la esperanza de que la lava no llegue y su barrio no quede sepultado como en Todoque.

Ayer, pese a haberse producido al mediodía un desbordamiento de la colada en el cono principal, el avance de la lengua que más preocupa y que se dirige a este barrio se ralentizó. Según el director técnico del Plan de Prevención del Riesgo Volcánico, Miguel Ángel Morcuende, esta lengua, que se divide en dos apéndices, está ganando en viscosidad y perdiendo velocidad al llevarse por delante estructuras como el supermercado de La Laguna. Hoy está previsto que empeore la calidad del aire por la entrada de una afección de aire sahariano, esto es, la calima y no se descartan confinamientos.

españa

Artículos Relacionados

Teclas de acceso