Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$132,0 / $140,0

Locales
Locales

Aseguran que cayó aguanieve en algunas zonas de Paraná

Debido al frente de bajas temperaturas, el pronóstico del tiempo lo adelantó y muchos vecinos de Paraná registraron la caída de aguanieve esta madrugada y mañana. ¿Es realmente aguanieve lo que cayó? En esta nota de AIM te explicamos de qué se trata.

Dependiendo de las condiciones atmosféricas que haya en cada momento, no siempre nos podemos encontrar con un tipo de precipitación exacta. Es decir, no siempre puede llover, nevar o granizar, sino también existe el aguanieve. Se trata de un fenómeno natural en el que se da a la vez precipitaciones en forma de lluvia y nieve. Para que este fenómeno ocurra, se deben dar ciertas condiciones ambientales y atmosféricas. Además, este tipo de fenómeno meteorológico también acarrea agravantes como es la cellisca.

¿Qué es el aguanieve y cuándo se produce?
Hay ocasiones en las que las condiciones ambientales van variando. Como sabemos, las distintas variables meteorológicas son las que rigen las condiciones ambientales en cada momento. Dependiendo de los valores de presión atmosférica, temperatura, régimen de vientos, nubosidad, humedad, etc. Puede que se dé un tipo de precipitación u otro. Lo más común es que si las temperaturas están por encima de 0 grados y la humedad sea alta, se den precipitaciones en forma de lluvia.

Por otro lado, si las temperaturas son más bajas de 0 grados o nos encontramos a gran altitud, donde la presión es más baja, es más frecuente o probable que las precipitaciones se den en forma de nieve. Sin embargo, estas condiciones ambientales más frecuentes no tienen por qué ser el «padre nuestro» de la meteorología, sino que hay excepciones como lo es el aguanieve.

El aguanieve es un tipo de precipitación en el que se da la lluvia y la nieve a la vez. Parte de la precipitación está congelada y la otra forma gotas de agua o pequeños cristales de hielo. Para que se produzca el agua nieve debe haber ciertas condiciones ambientales muy exactas. Y es que solamente se producen cuando el aire es lo suficientemente templado como para comenzar a fundir la nieve, pero sin llegar a derretirla por completo. Este tipo de aire también depende de la altitud, la humedad y el régimen de vientos. No siempre puede darse el aguanieve aunque la temperatura del aire sea idónea para que el agua comience a fundirse pero sin llegar a derretirse por completo.

Los cristales de hielo llamados copos tienen forma hexagonal si se ven de cerca.

Características del aguanieve
El aguanieve no suele endurecerse en el suelo, sino que toma el aspecto conforme está bajando desde las nubes. Normalmente, si las temperaturas en superficie son menores a cero grados, el propio copo podrá endurecerse y formarse un cristal de hielo un vez caído en la superficie. Por otro lado, la congelación de estos copos en el suelo puede formar lo que conocemos como placas de hielo o escarcha.

Para algunos meteorólogos, el aguanieve consiste en una forma de precipitación en la que el agua está parcialmente congelada, pero no tiene por qué tener forma de cristal. Es decir, no necesita un patrón hexagonal común y corriente en este tipo de precipitaciones.

El hielo que se produce en este tipo de precipitaciones es muy fino y no llega a formar estructuras tan complejas. Esta estructura tan fina se da cuando las temperaturas son lo suficientemente templadas como para derretir el copo de nieve, pero sin llegar a convertirlo en agua. Por ello, durante el aguanieve, podemos contemplar gotas de agua casi derretidas en forma de hielo sin llegar a ser cristal y algunos copos de nieve que, al ser más gruesos en tamaño, no se han descongelado a tiempo y mantienen su estructura principal.

Quizá a la vista parece un tipo de nieve normal, pero al verlas de cerca o al microscopio se puede observar que se forman granos similares a los del granizo en vez de cristales de hielo completos con una estructura hexagonal. En este caso son pequeños hielos amorfos.

La diferencia entre estas precipitaciones se observa principalmente en la composición. Las gotas de agua son de composición líquida, el granizo tiene agua en estado sólido, y el agua nieve juega con hielos amorfos y copos de nieve.

el tiempo

Artículos Relacionados

Teclas de acceso