Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$123,7 / $129,7

Locales
Locales

Qué cuidados necesitan nuestras mascotas cuando hace frío

Los animales sufren los cambios de temperatura tanto como los humanos. Pero en el caso de los perros hay que seguir una serie de cuidados, sobre todo relacionados con su pelaje. Los perros de la calle también la pasan mal cuando las temperaturas bajan y también es posible hacer algo por ellos. En esta nota de AIM, dejamos algunas ideas.

El aumento de temperatura dentro de casa provoca, en las mascotas, cambios como la muda de pelaje. Es por eso que debemos extremar cuidados para evitar que se enfermen.

Entre las cuestiones básicas hay que tener precaución con el pelaje del animal porque suelen hacer la muda de otoño a invierno. Hay que cepillarlos a menudo para evitar posibles nudos. También se debería hacer una desparasitación externa, que normalmente se hace cada tres meses. Es más propio del verano, pero con el cambio climático ahora se puede dar todo el año. También se les puede prevenir utilizando collares o pipetas.

Si nuestro perro es de una raza a la que podemos saber que le puede afectar más el frío, le podemos poner un chaleco o abrigo para pasear.

¿Les afecta la calefacción?
En el caso de los perros, depende del tipo de pelo y de si son razas ‘de invierno’ o razas pequeñas. En general, estos animales sufren constipación, faringitis y problemas respiratorios porque pasan de estar en un ambiente caliente dentro de casa a un ambiente frío en la calle cuando salen de paseo. Si la mascota es mayor o tiene otra enfermedad es posible incluso que llegue a sufrir bronquitis o neumonía.

Además, los canes mudan el pelo a lo largo del año según las temperaturas, pero como la calefacción altera la temperatura normal y la hace más elevada en casa, ese ciclo de muda del pelo se puede alterar. La calefacción hace que haya animales que mudan el pelo todo el año, sobre todo los de pelo corto.

¿Cómo nos damos cuenta si el perro tiene frío?
Se comportan igual que los humanos. Tirita o se acurruca, esto se puede ver a simple vista. Sin embargo están más capacitados para soportar las inclemencias del tiempo, ya que su pelo les protege, aunque siempre va en función de la raza. No es lo mismo un Husky siberiano, que tiene mucho pelo, a un chihuahua, que casi no tiene.

¿Qué pasa con los gatos?
Los felinos adoran descansar en lugares calientes, cerca de estufas o calefactores. El problema es que con el calor provocado por estos artefactos, sufren un aumento de la muda. Es decir que el ritmo circadiano que regula las horas de luz de día, les indica que es invierno, pero como la temperatura dentro de casa es elevada y muchos mininos sufren una muda como en la primavera.

Cómo ayudar a los perros de la calle en días de frío
En Entre Ríos se vienen registrando algunos días frescos y por ello hay cosas que uno puede hacer para ayudar a que los perros que no tienen hogar, no la pasen tan mal durante esta temporada. A diferencia de muchos que se calientan cerca de las calefacciones, otros sufren el frío.

Se puede colaborar con los cuatro e intentar resguardarlos del frío: ofreciéndoles un garage para pasar la noche, una cucha, una manta, un abrigo, una capa, un poco de agua o comida.

De esta manera se colabora además con los refugios, con los proteccionistas, que en esta época siempre colapsan, por la cantidad de casos que deben atender.

“Ellos también sufren el frío”, señalan los proteccionistas en las redes. “Por eso, si ves a algún animalito en estos días pasando frío ayudalo”. De la misma manera, destacan que nadie es juzgado por no poder o querer adoptar pero con un abrigo, ropa vieja, una mantita en una caja, algo para que pueda refugiarse, se ayuda mucho.

Consecuencias del frío
Si los perros tienen frío, es muy probable que al igual que ocurre con las personas, acaben cayendo enfermos. Si el frío es extremo, podrían sufrir una hipotermia y deberían necesitar cuidados veterinarios, cosa muy difícil si es un cuatro patas sin dueño y que vive en la calle.

Con el frío, las almohadillas de las patas sufren mucho porque se agrietan y les duelen.
Además, el frío puede provocar sequedad en la piel del perro.

bajas temperaturas

Artículos Relacionados

Teclas de acceso