Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$147,2 / $155,2

Nacionales
Nacionales

Los creadores del barbijo del Conicet apuntan a las “telas inteligentes”

El barbijo Atom Protect fue confeccionado por la empresa Kovi SRL, vendió diez millones de barbijos durante la pandemia y es del matrimonio Alan Gontmaher y Angeles Espeche, en alianza con el Conicet. Ahora le darán una vuelta por más que entiendan que una parte de la población seguirá usando la protección.

La apuesta es seguir avanzando con las “telas inteligentes”. En principio, toallas, ropa de cama y cortinas que serán con un mecanismo similar usado en los barbijos pero para eliminar olores y repeler mosquitos.

También apostarán a la indumentaria con valor agregado con tecnología para eliminar las bacterias que producen la transpiración y los olores. En este combo se incluye remeras, buzos, pantalones y eventualmente medias.

Quizás lo de la empresa Kovi fue uno de los ejemplos de reconversión en pandemia más emblemático.

Cuando en marzo de 2020 llegó el Covid-19, la compañía propiedad de la familia Gontmaher -histórica fabricante de toallas, sábanas y manteles con la marca Sweet Home- supo que debía transformarse rápidamente.

A pocos días de comenzada la pandemia cerraron un acuerdo con el Conicet para empezar a producir una suerte de 'barbijo oficial'. En lo más duro de la enfermedad, llegaron a confeccionar un millón de unidades mensuales.

Inicialmente, la pyme oriunda de La Matanza buscó desarrollar máscaras para la protección del personal médico y paramédico con estándares similares o superiores a la N95, pero luego avanzó en el diseño de tapabocas de uso social con la capacidad de neutralizar virus, hongos y bacterias.

Se calcula que en los últimos dos años vendieron más de 10 millones de barbijos y triplicaron su personal hasta la actual dotación de 120.

Pero ahora decidieron ir por más. A las dos fábricas que tienen ahora (La Matanza, donde concentran la fabricación de barbijos y San Miguel, donde producen la línea textil para el hogar) le sumarán una tercera en Morón.

Innovaciones
La pyme se caracteriza por la innovación. En ese plan, están sumando telas que evitan la generación de hongos. Para ello, la compañía ha invertido unos 3 millones de dólares para incorporar tecnología de última generación para producir unas 200.000 unidades mensuales.

Hasta el momento, no se dio a conocer si toda esa línea de productos, que incluye toallas, cortinas, cubrecamas e indumentaria, se confeccionarán en la nueva planta ubicada en Morón. Tampoco se reveló la inversión que requerirá este nuevo proyecto.

Lo cierto es que la idea de Alan Gontmaher -cuarta generación de empresarios textiles y fundador de Kovi hace casi treinta años- es triplicar el actual nivel de producción con la incorporación del nuevo complejo industrial.

En la actualidad, su portfolio de productos se divide en partes iguales entre sus líneas históricas y los barbijos que hicieron su aparición hace algo más de dos años.

tecnologia

Artículos Relacionados

Teclas de acceso