Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$184,2 / $192,2

Nacionales
Nacionales

Un presupuesto para lo ambiental achicado en términos reales

El dato surge del análisis de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia y la Fundación Ambiente y Recursos Naturales. “Es una muestra de que no se está priorizando la crisis climática, sino el pago de la deuda”, dijeron

Pese a que este año se perdieron más de 1,2 millones de hectáreas en la Argentina producto de los incendios, que desde hace tres años una sequía sin precedente sacude la producción agrícola y a las cada vez más frecuentes olas de calor, el Gobierno recortará -de aprobarse en el Congreso- para el año próximo la partida destinada al Ministerio de Ambiente.

El dato surge de un análisis del Presupuesto 2023 que hicieron la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (Acij) y la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (Farn), al que accedió TN.

Este año, el Ministerio recibió 35,8 mil millones de pesos. El presupuesto del año que viene contempla 55,8 mil millones de pesos. En términos nominales es un aumento de 55,8 por ciento, pero si se contabiliza la inflación prevista el presupuesto es menor al de este año. De acuerdo con el informe, tomando la inflación de 76,1 por ciento que estima para el 2023 la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), la partida para Ambiente se achicará 11,4 por ciento.

En cambio, si se considera la inflación de 60 por ciento que estima el Gobierno para el 2023 el recorte será de 2,5 por ciento. “Por último, si tomamos como criterio la proyección de inflación interanual para 2022 (95 por ciento) como proxy de igual poder adquisitivo, la caída en términos reales es del 19 por ciento”, señala el documento.

Sobre los motivos detrás de este recorte, Julieta Izcurdia, abogada y coordinadora del programa Justicia Fiscal de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (Acij), explicó a TN: “Es una muestra más de que no se están priorizando las partidas socio ambientales. Esto es por la priorización del pago de la deuda. La deuda condiciona el poder avanzar en derechos postergados”.

Al respecto, el informe señala que el presupuesto destinado a finalidades vinculadas con “Ecología y Medio Ambiente” (que no solo dependen del Ministerio de Ambiente) reúnen en total 93 mil millones de pesos, que es el 3,5 por ciento frente a los Servicios de la Deuda.

Poco espacio para las renovables en el Presupuesto 2023

Izcurdia remarcó que, en la hoja de ruta de gastos, el Gobierno “sigue priorizando la inversión en hidrocarburos y no en energías renovables o políticas que permitan avanzar hacia la transición energética. No es algo diferente a lo que se ve en otros años. Se está profundizando el modelo energético actual, que es contaminante”.

Si bien la Argentina se comprometió para que en 2025 el 20 por ciento de su matriz energética sea renovable (hoy está en 10 por ciento), este objetivo está lejos de reflejarse en el Presupuesto. De los 1.439.693 millones de pesos que tiene el Programa de Formulación y Ejecución de la Política de Energía Eléctrica del Ministerio de Economía, el Desarrollo de Iniciativas de Promoción de Energías Renovables representa un 0,02 por ciento sobre el total del programa (menos de 311 millones de pesos).

En esa misma línea, los subsidios a las empresas hidrocarburíferas son 333 veces más que los 450 millones de pesos de, por ejemplo, el Subprograma de Conservación de la Biodiversidad (450 millones de pesos). Y las exenciones impositivas a las mineras (58 mil millones de pesos) sumarán más que la totalidad del presupuesto del Ministerio de Ambiente para el año que viene.

“El presupuesto refleja que no se está encarando un plan genuino para el abandono gradual de los combustibles fósiles y una transición hacia una matriz de bajas emisiones, sino por el contrario, se está profundizando el propio modelo energético actual que no solo es contaminante, sino que está sujeto a precios volátiles”, explica el documento de Acij y Farn.

La ley de bosques, una eterna postergada

Debido al boom de deforestación que comenzó en la década del 2000, en 2007 se sancionó la Ley de Bosques Nativos (26.331) para preservar estos ecosistemas. Esta iniciativa contempla una partida de dinero destinada a la conservación que debe ser el 0,3 por ciento del Presupuesto Nacional cada año.

Por el momento, esa meta nunca se cumplió: en los últimos cinco años apenas alcanzó el 6,4 por ciento del total que debería tener, de acuerdo al monitoreo que lleva adelante Vida Silvestre. El 2023 no será la excepción: los 9000 millones de pesos destinados a la normativa apenas representan el 0,03 por ciento del Presupuesto (un 10 por ciento de lo que debería ser).

Con respecto a los recursos para el programa Manejo del Fuego (los incendios devoraron millones de hectáreas este año en la Argentina), el incremento fue de 25 por ciento entre un año el otro, pero se compensó con el ingreso, por primera vez, del Fondo Fiduciario de Manejo del Fuego (Fnmf).

Fuente: TN

bosques nativos Energías renovables política ambiental

Artículos Relacionados

Teclas de acceso