Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$97,50 / $103,5

Paraná
Paraná

Día mundial de la salud digestiva

El 29 de mayo se celebra el Día Mundial de la Salud Digestiva, impulsado en el año 2005 por la Organización Mundial de Gastroenterología (WGO), para concienciar a la población sobre la prevención y tratamiento de las enfermedades digestivas. Para el año 2021 el tema central planteado de la celebración es "Obesidad: una pandemia en curso", constató AIM.

En el año 2005 los miembros de la Organización Mundial de Gastroenterología (WGO) de Irlanda pusieron en marcha el Día Mundial de la Salud Digestiva, con un evento realizado a finales de mayo denominado: "Vive la buena vida: eres lo que comes" por miembros de Irlanda.

La fecha del 29 de mayo se escogió por ser el día en que se fundó esta organización. En la actualidad sus miembros realizan campañas de salud pública en todo el mundo y cada año enfocan su atención en una enfermedad o trastorno digestivo, para sensibilizar a la población sobre su diagnóstico, prevención y tratamiento.

¿Qué es la salud digestiva?
La salud digestiva está referida a un buen funcionamiento del sistema digestivo, con un adecuado tránsito intestinal y una microbiota equilibrada.

El sistema digestivo tiene como función primordial extraer los nutrientes de los alimentos ingeridos que servirán para producir la energía que necesitamos en nuestra actividad diaria, así como generar las enzimas y microorganismos que forman los distintos órganos y sistemas de nuestro organismo.

En el aparato digestivo, y específicamente en el intestino, se concentra aproximadamente el 70 % de nuestras defensas, con más de 1.000 especies de bacterias digestivas.

No todas las bacterias intestinales son perjudiciales, pues en su mayoría ayudan a mantener la salud digestiva.

Trastornos digestivos más comunes
Muchas personas sufren de algún trastorno digestivo a lo largo de su vida: dolor o ardor de estómago, acumulación de gases, estreñimiento, eructos y otros. En realidad, son más comunes y frecuentes de lo que pensamos.

Estos trastornos pueden provocar inflamación en el esófago o úlceras en el estómago, entre otros síntomas. Sin embargo, muchos de estos problemas pueden ser tratados con medicamentos.

Existen otros virus como la hepatitis, que causa inflamación en el hígado y que lamentablemente afecta a miles de personas en el mundo, muchos de los cuales no llegan a sobrevivir.

De ahí la importancia de mantenernos informados sobre la prevención de estas enfermedades digestivas. Mencionamos a continuación otras patologías digestivas comunes que pueden afectar al estómago y al intestino:

Úlcera gástrica.
Cálculos biliares o piedras en la vesícula.
Intolerancia a la lactosa.
Hemorroides.
Afecciones en el hígado, como hepatitis y la cirrosis.
Pancreatitis.
Infecciones intestinales.
Celiaquía o intolerancia al gluten.
Diverticulosis.
Enfermedad de Crohn.

Año 2021: "Obesidad: una pandemia en curso"
Para el año 2021 el tema central planteado por la Organización Mundial de Gastroenterología (WGO), con motivo de la celebración del Día Mundial de la Salud Digestiva es "Obesidad: una pandemia en curso".

Se pretende resaltar el impacto de la obesidad como enfermedad, que afecta a la población mundial con efectos tan devastadores como cualquier pandemia infecciosa.

La obesidad es una enfermedad potencialmente prevenible, la cual puede ser tratada con un adecuado enfoque médico y terapéutico. El principal desafío para la WGO es brindar atención asequible a personas con obesidad y sus comorbilidades en un contexto económico, cultural y social variable a nivel mundial.

¿Cómo puedo participar en el Día de la Salud Digestiva?

Es un día para mantenernos informados sobre nuestra salud digestiva, así como conocer las causas y factores de riesgo de las enfermedades digestivas.

Puedes ubicar información en internet, acerca de la campaña anual de promoción y sensibilización pública en tu localidad.

Es importante mantener hábitos saludables para facilitar la regularidad intestinal y cuidar nuestro microbioma intestinal:

Practicar una actividad física regular: caminar, hacer ejercicios.
Consumir alimentos ricos en fibra y bajos en grasas (pescados, huevos, carnes magras), legumbres, verduras y frutas.
Disminuir el consumo de carnes grasas, harinas, azúcares.
Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y gaseosas.
Beber agua, entre 1,5 y 2 litros al día.
Comer despacio y masticar bien los alimentos.
Dormir bien.
Reducir y manejar el estrés.

29 de mayo

Artículos Relacionados

Teclas de acceso