Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$187,5 / $195,5

Política
Política

CFK apuntó que la condenó un “Estado paralelo y mafia” y anunció que no será candidata

La vicepresidenta respondió el fallo de la Justicia con un discurso transmitido vía YouTube. Criticó a los miembros del tribunal que la investigaron y condenaron. Responsabilizó a los jefes de gabinete de su gestión. Hizo una larga exposición sobre los chats filtrados entre funcionarios judiciales, de la Ciudad y directivos de Clarín.

“Esto no es lawfare ni partido judicial, es un estado paralelo y mafia”. Así calificó Cristina Kirchner la sentencia en su contra de este martes en la causa Vialidad, donde fue condenada a seis años de prisión y la inhabilitación perpetua a cargos públicos. La vice salió a contestar el fallo a través de YouTube, en una larga exposición desde su despacho en el Senado.

La vicepresidenta comenzó su respuesta apenas media hora después que terminó la lectura de la sentencia por parte de los jueces del Tribunal que la condenó. “La condena estaba escrita”, fue lo primero que dijo.

En una exposición en la que buscó relacionar la sentencia con el escándalo por los diálogos filtrados entre jueces, fiscales y funcionarios porteños, Fernández de Kirchner añadió: “Esta claro que la idea era condenarme”.

Para la vicepresidenta, la causa esta viciada desde el comienzo ya que uno de los integrantes que viajó a al sur fue el juez Julián Ercolini, quien tuvo la instrucción de la investigación de Vialidad. Sobre este punto, afirmó: “Si una causa en la cual un juez, el inefable (juez Julián) Ercolini, se había declarado incompetente luego de una denuncia de diputados de la oposición por obras en Santa Cruz y la enviara a la provincia, y luego, 8 años después, la resucita cuando llega el Gobierno de (Mauricio) Macri, y las 51 o 49 obras que había mandado al sur, las trae de nuevo, aun habiendo sido sobreseídas, está claro que la idea era condenarme”.

En ese sentido, agregó que “hay otro aspecto fundamental en el lawfare que es el periodismo. Para hacer expedientes y condenas que no tienen clivaje en la Constitución se necesita la complicidad de los medios”.

Antes de presentar todos los chats filtrados, la vice habló muy poco de la causa en la que fue condenada. Afirmó que, siendo presidenta, no influyó para que el Estado beneficie con licitaciones de obra pública en Santa Cruz a Lázaro López. Dijo no tenía “manejo de las leyes que son aprobadas” por el Poder Legislativo y marcó que “el presidente de la República tampoco administra el presupuesto”. Endilgó responsabilidad a los jefes de Gabinete, uno de los cuales que estuvo durante su gestión y la Néstor Kirchner fue Alberto Fernández.

“Como me habrán escuchado durante los alegatos, probé absolutamente que, de acuerdo a la Constitución, yo no tengo el manejo de la leyes que son aprobadas por diputados y senadores. Dicen que el delito lo cometí a través de la sanción de leyes. Yo no legislo, para eso están los diputados y los senadores. Y el Presidente de la República tampoco administra ni ejecuta el presupuesto”, indicó. “Quien tiene la responsabilidad, el deber jurídico, que puede ser demandando por administrar, es el jefe de Gabinete”, apuntó.

A lo largo de 1:05, la vicepresidenta no dejó tema sin tocar, desde el escándalo del viaje al sur -al que denominó “la Junta de Lago Escondido”, el conflicto por la designación de los miembros del Consejo de la Magistratura, la pelea con el Grupo Clarín, hasta que finalmente, sobre el cierre anunció que no será candidata cuando el 10 de diciembre del año próximo termine su mandato.

“El poder económico y mediático controla en una suerte de Estado paralelo y coarta. Es un sistema disciplinador de la dirigencia política argentina. No a los que piensan como ellos, los de Juntos por el Cambio. Hablo de nosotros, del peronismo, de los que tenemos un compromiso con los derechos de la gente. Me condenan porque condenan un modelo económico. La condena real que dan es la inhabilitación perpetua a acceder a cargos públicos”, aseguró en otro tramo.

Al refererirse al conflicto con Clarín, que marcó sobre todo su segunda presidencia, la vicepresidenta aseguró que ese grupo empresario “nunca pudo sacarle” a su Gobierno la fusión con Telecom, y agregó que “al que pudieron sacarle” esa adquisición fue al expresidente Mauricio Macri “ni bien asumió”.

“El Poder Judicial de Argentina actúa en articulación con los grandes medios, es el sistema que me condena a mí, que no va a tolerar que alguien no haga lo que ellos dicen”, sostuvo.

“Candidata a nada”

Cristina Kirchner aseguró además que no será candidata en las elecciones 2023. Al final de su respuesta por YouTube ante la condena en su contra por la causa Vialidad, la vicepresidenta anunció: “No voy a ser candidata a anda”.

La sorpresa política que lanzó Cristina la hizo entre sollozos, cuando culminaba un discurso de casi una hora, en el que dijo que la condena “ya estaba escrita” de antemano. El Tribunal Federal 2 falló en su contra en la causa Vialidad y la sentenció a seis años de prisión y la inhabilitación perpetua a ocupar cargos públicos.

“No voy a someter a la fuerza política que me dio el honor a que la maltraten en el periodo electoral”, dijo la vice antes de su anuncio. “Una muy buena noticia para usted, Magneto. Termino el diez de diciembre del 2023 y me vuelvo a mi casa”, sorprendió, refiriéndose al CEO de Clarín. “No voy a tener fueros, así que le va a poder dar la orden a sus esbirros de la Corte Suprema a que me metan presa. Sí, pero mascota de usted, nunca jamás”, advirtió.

La novedad política de CFK se conoció en un momento en que el Frente de Todos se debate internamente qué estrategia electoral tomar hacia el año próximo. El último acto de la vice en La Plata demostró su centralidad en el oficialismo y poder de movilización. En esa presentación el coro fue “Cristina Presidenta”, pero ella respondió parafraseando a Juan Perón: “Todo en su medida y armoniosamente”. Hoy finalmente develó que no jugará.

Para argumentar su decisión, la vicepresidenta aseguró que la condena de la Justicia fue contra el “modelo de desarrollo económico” que representó el kirchnerismo desde que asumió Néstor Kirchner en 2003. “La condena real es la inhabilitación perpetua para cargos políticos. Cuatro gobiernos en nombre del peronismo ganamos con el apellido Kirchner. Esto es lo que me están cobrando, y por eso me inhabilitan. Que la cuenten como quieran”, afirmó.

Cristina usó gran parte de su exposición para exponer la filtración de chats de los funcionarios judiciales, de la Ciudad y directivos del Grupo Clarín. Luego fue entonces que habló de su fallecido marido y se metió en el terreno político. Recordó que el Grupo Clarín “le sacó” al ex mandatario la fusión de Cablevisión con Multicanal, pero que ella obturó la fusión con Telecom. Luego señaló que “al que pudieron sacarle” esa adquisición fue al expresidente Mauricio Macri “ni bien asumió”.

“El Poder Judicial de Argentina actúa en articulación con los grandes medios, es el sistema que me condena a mí, que no va a tolerar que alguien no haga lo que ellos dicen”, completó la vice.

juicio por obra pública

Artículos Relacionados

Teclas de acceso