Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$117,7 / $123,7

Política
Política

El domingo se votarán parlamentarios en un escenario de desánimo electoral  

El próximo domingo se realizarán las elecciones generales en Argentina para elegir representantes para el Parlamento, donde la oposición de derecha se consolida en un escenario global de afianzamiento de movimientos restauradores.

El gobierno nacional y sus caudillos provinciales intentarán revertir en los próximos comicios una derrota que encendió las alarmas en Casa Rosada y en las gobernaciones justicialistas, mientras que la oposición se concentra en sostener su caudal de votos para colonizar el Congreso y avanzar con la puesta en marcha de un plan de reformas estructurales contra el pueblo trabajador.

La pandemia puso en jaque un modelo que se anunciaba como transformador hace dos años, con un presidente obligado a negociar con sectores conservadores que ya pactaron con los partidos de la oposición. Los avances normativos de la gestión de Alberto Fernández (que aprobó la interrupción voluntaria del embarazo, legitimó el uso del cannabis medicinal y restituyó el sentido social de la salud) están jaque producto de una política económica que pulverizó el poder adquisitivo y alentó el desánimo de los trabajadores.

Mientras el peronismo intenta plantear una disyunción, los candidatos de centro derecha hablan de república y libertades que podrían impactar negativamente en la clase trabajadora y las minorías, quienes arrancaron en las calles derechos.

La dialéctica política de la historia en Argentina podría empoderar, nuevamente, un ala de derecha en los hemiciclos de las cámaras, donde se comienza a escuchar proyectos de mayores flexibilizaciones laborales, mercantilización de la salud y de la educación.

Aparentemente, según las encuestas, la falsa consciencia llevarían a los argentinos a quitarle al oficialismo su mayoría en el Parlamento. Pero el oscuro diagnóstico es producto de un conflicto estructural donde las mayorías son tratados como “consumidores” más que como ciudadanos. A eso se suma el cansancio y hartazgo ante funcionarios del Estado que ostentaron de su poder durante la pandemia.

Así, las medidas que el gobierno comenzó a implementar después del cachetazo de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) no llegarían a dar vuelta una elección clave, mientras se comienzan a observar signos de reactivación económica después de una desbastadora realidad que no solo azotó a la Argentina.

En Entre Ríos, surgen figuras que buscarán consolidar su poder electoral de cara a la gobernación, mientras que la izquierda sigue partida y no logra consolidar una gran alianza que los lleve a lograr un escaño.

El domingo será clave para la Argentina que viene, ya en el órgano por antonomasia de la República podría ser controlado por dirigentes que tienen proyectos claros de un Estado que se desligue de sus responsabilidades trascendentales como la salud y la educación, mientras que a la par se escuchan cada vez más fuerte reformas laborales que pondrían en jaque derechos previsionales y laborales.

Por: Renzo Righelato, periodista de AIM.

Elecciones argentina

Artículos Relacionados

Teclas de acceso