Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$165,7 / $173,7

Política
Política

El kirchnerismo propuso capacitar a empleados del Estado contra discursos de odio

La iniciativa es impulsada por el diputado nacional oficialista Eduardo Valdés, pero ya generó el rechazo de la oposición; solicita formación contínua, obligatoria y que alcance a quienes integran los tres poderes del Estado

El diputado nacional Eduardo Valdés (Frente de Todos) presentó este jueves un proyecto de ley de Capacitación Obligatoria Contra el Odio para todas las personas que integran los tres poderes del Estado, "en un contexto en el cual las expresiones odiantes circulan cotidianamente por los medios masivos de comunicación y por las redes sociales, y han encontrado eco en hechos de suma gravedad institucional como el intento de asesinato de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner",

"Capacitación Obligatoria Contra el Odio para todas las personas que integran los tres poderes del Estado", es el título del proyecto de ley que Valdés intenta llevar al recinto y que ya encontró resistencia en sectores de la oposición.

Valdés propone que quienes se desempeñan en la administración pública deban capacitarse en tal sentido: "Fomentadores de odio hay en todos lados. Tenemos que capacitarnos contra el odio que se nos quiere imponer", sostuvo el legislador.

"Los discursos de odio son una amenaza a los Derechos Humanos. Como Estado no podemos permitir que sigan vigentes y, como creemos que la capacitación y la educación es el primer paso para modificar la realidad, presenté este proyecto de ley", agregó el diputado del Frente de Todos.

La iniciativa parlamentaria consta de nueve artículos en los que se dispone "la capacitación obligatoria, periódica y permanente en la temática contra el odio, para todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación", a la vez que se garantiza "la participación de organizaciones civiles especializadas en la materia y de la sociedad civil" en el proceso de formación de los funcionarios públicos.

El proyecto encuentra su sustento jurídico en el artículo 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos que señala: "Estara? prohibida por la ley toda propaganda en favor de la guerra y toda apología del odio nacional, racial o religioso que constituyan incitaciones a la violencia o cualquier otra acción ilegal similar contra cualquier persona o grupo de personas, por ningún motivo, inclusive los de raza, color, religio?n, idioma u origen nacional".

En tanto, Valdés cita como antecedente al "Informe: discurso de odio" elaborado por el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo en diciembre de 2020, el cual planteó: "El estudio del discurso de odio como práctica social genera las condiciones de posibilidad de hacer visible el funcionamiento de esa química específica, visibilizando una cosmovisión, con roles sociales, categorías cognitivas y estructuras mentales específicas. Todo lo cual está, sin duda, basado en una violencia simbólica identificada con la difusión de patrones estereotipados, valores, íconos o signos que transmiten y reproducen dominacio?n, desigualdad y discriminacio?n en las relaciones sociales".

Por último, establece que el Poder Ejecutivo designará en su reglamentación, el/los organismos de control para su efectiva aplicación.

El diputado por la Coalición Cívica Juan Manuel López opinó sobre la propuesta de Valdés y se quejó porque "se está abusando de la capacitación obligatoria" y agregó que "la única que debería existir y no existe para los funcionarios es la Constitución Nacional.

Cámara de Diputados de la Nación

Artículos Relacionados

Teclas de acceso