Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$145,2 / $153,2

Política
Política

El oficialismo se niega a acatar el fallo de la Corte Suprema

El senador Oscar Parrilli rechazó que el Congreso deba obedecer al tribunal y sumar dos integrantes al organismo, y sostuvo que el máximo tribunal está haciendo un “golpe institucional”; opinó que se deberían extender los plazos hasta tener una nueva ley

El próximo 15 de abril vence el plazo dado por la Corte para sancionar una nueva ley o volver a la de 2006, por la cual el Congreso debería designar 20 nuevos representantes para el Consejo de la Magistratura y la presidencia recaería en el Alto Tribunal. Ante esto, según consigna el escrito del máximo tribunal, si para esa fecha (este viernes) no hay una norma que regule la composición del organismo, se debe volver a la conformación de 1997 que, entre otras cosas, indica que el presidente de la Corte debe estar al frente del cuerpo encargado de nombrar y despedir a los jueces.

El Senador oficialista Oscar Parrilli, mano derecha de Cristina Kirchner, confirmó que la Cámara Alta no designará a un nuevo consejero para la Magistratura hasta que no se sancione la nueva ley y advirtió que si el lunes Horacio Rosatti asume al frente del organismo sería un "golpe institucional".

“Es una locura total volver a la integración de 1997″, afirmó el senador Oscar Parrilli (Neuquén), en diálogo con este diario. “Hay que esperar a que se sancione la ley”, agregó.

En línea con lo que sostuvo cuando se discutió el proyecto de reforma, que aprobó el Senado la semana pasada y que debe tratar la Cámara baja, Parrilli calificó como “una aberración jurídica” la decisión de la Corte, que en diciembre impuso un plazo de 120 días para que el Congreso dicte una nueva norma o, de no hacerlo, el Consejo vuelva a la ley de 1997, que fue reemplazada en 2006 por el texto redactado por Cristina Kirchner que fue declarado inconstitucional.

Y continuó: “Antes de pensar qué va a pasar el lunes, hay que analizar lo que está haciendo la Corte Suprema, que no es más que un golpe institucional al Consejo de la Magistratura. Es de una gravedad institucional inusitada. Así como la Corte Suprema de 1930 convalidaba golpes, ahora lo hacen Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, dos personajes que aceptaron asumir por decreto y que hicieron la vista gorda durante todo el macrismo”.

El senador del Frente de Todos señaló que el eje de la discusión no tiene que ser qué va a pasar el próximo lunes “porque no va a pasar nada” y que lo que terminó sucediendo es que la Corte con su decisión “logró lo que buscaba, que es que ahora que venía funcionando paralizar al Consejo de la Magistratura”.

En tanto, el Juzgado Federal N° 2 de Paraná hizo lugar este martes a una medida cautelar presentada por el diputado del Frente de Todos, Marcelo Casaretto, y ordenó al Congreso no designar representantes ante el Consejo de la Magistratura.

El pasado jueves, el Senado dio media sanción a la nueva ley y la giró a la Cámara de Diputados. Sin embargo, el titular del bloque del Frente de Todos, Germán Martínez, argumentó que el tiempo destinado al tratamiento era insuficiente.

"Hoy el Juzgado Federal N° 2 de Paraná hizo lugar a mi presentación ordenando a los Presidentes del Senado y de Diputados @CFKArgentina y @SergioMassa se abstengan de designar nuevos miembros del Consejo de la Magistratura, y les otorga 5 días hábiles para efectuar los descargos", anunció Casaretto en su cuenta de Twitter.

"El objetivo de mi amparo es que sea el Congreso de la Nación quien sancione una nueva Ley, y no se pretenda poner en vigencia una Ley ya derogada en 2006. El 7 de abril el Senado dio media sanción a un proyecto que debemos tratar en forma urgente en Diputados, garantizando el equilibrio en la representación tal como indica el artículo 114 de la Constitución Nacional, y la participación de la oposición", continuó.

Consejo de la Magistratura

Artículos Relacionados

Teclas de acceso