Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$145,2 / $153,2

Política
Política

Lilita Carrió resiste el coqueteo de Cambiemos con Milei

Mientras Patricia Bullrich acumula guiños y acercamientos a Javier Milei, la Coalición Cívica encarna la resistencia. Lousteau y Morales también se oponen. Larreta suma a un abogado mediático y ultraliberal a su gobierno. Espert se diferencia de Milei.

De vacaciones pero nunca jubilada del todo, Elisa Carrió encabeza la resistencia al acercamiento de Juntos por el Cambio a Javier Milei. Los diputados de la Coalición Cívica fueron los encargados de exponer ese malestar. Lo hicieron desde Maxi Ferraro, hasta Juan Manuel López y Mariana Zuvic, tres dirigentes muy cercanos y de diálogo permanente con Carrió. “Ella está descansando, pero sigue hablando con ellos y con todos a los que le interesa contactar”, advierten cerca de la voz moral del frente opositor.

Las críticas de los lilitos apuntaron contra el proyecto que busca bajar tres puntos el IVA. Aunque en realidad el cuestionamiento va un poco más allá. Porque la idea de bajar el impuesto es la segunda propuesta en la que coincide la tribu de los halcones del PRO, con Patricia Bullrich al frente, y el diputado libertario Javier Milei. La anterior fue el rechazo a la aplicación del pase sanitario para inducir la vacunación plena en contra el Covid.

Carrió no es la única dirigente cambiemita que se opone a tender puentes con los libertarios, y en especial con Milei. También el senador Martín Lousteau explicita su bolilla negra a esa alianza potencial. En noviembre pasado, el economista opinó que “Milei con poder sería un problema”. Ahora se sumó el adversario de Lousteau en la interna de la UCR a esa misma cruzada en contra de los coqueteos cambiemitas con el diputado ultra-liberal.

"No comparto los acercamientos con Milei, y si alguien quiere acercarlo no cuenten con el radicalismo", aseguró el Gerardo Morales. Por estas horas, el gobernador jujeño y presidente de la UCR intenta mostrar un juego propio que potencie su liderazgo y lo diferencie de Horacio Rodríguez Larreta. Mientras el alcalde faltará este miércoles a la cita de los gobernadores con Martín Guzmán en la Casa Rosada, Morales tendió un puente con Alberto Fernández. El presidente y el gobernador acordaron que en la reunión de este miércoles con el ministro de Economía estén presentes los tres vices radicales de Jujuy, Corrientes y Mendoza. Así, Rodríguez Larreta es el único mandatario que no contará ni siquiera con un delegado en el encuentro pautado para escuchar detalles sobre la negociación con el FMI.

En paralelo, el alcalde porteño acaba de incorporar al abogado mediático Yamil Santoro en su gobierno. El presidente del partido liberal “Republicanos Unidos” entrará al Consejo de Planificación Estratégica, un órgano consultivo de la Ciudad. El guiño larreteano es parte de su estrategia del alcalde rumbo al 2023: mezcla de ampliación, silencios prudenciales y cooptación permanente, sumando dirigentes que van del socialismo a la extrema derecha.

En la familia ampliada de Juntos por el Cambio, la persona más entusiasta con la perspectiva de acordar con Milei es Patricia Bullrich. Desde hace más de un año que se tiran flores mutuamente. “Fue muy lindo encontrarlo a Javier. Me encantaría poder sumarlo para defender la república”, le comentaba Bullrich a elDiarioAR en febrero del año pasado, cuando compartió un acto en Plaza de Mayo junto al economista libertario. En septiembre del 2021, Milei afirmó a este diario que “no es descartable una fórmula con Patricia Bullrich en 2023 por la afinidad ideológica que tenemos".

El encargado de la bilateral más cotidiana con Milei es el diputado Gerardo Milman, mano derecha de Patricia Bullrich. Ambos diputados están en contacto permanente. El economista José Luis Espert, sin embargo, no acompañó el proyecto para bajar el IVA de 21 a 18%. Ni siquiera fue convocado por Milman. El otro economista liberal que entró en diciembre al Congreso acumula matices y hasta discrepancias con su exsocio libertario. Para Espert, cualquier baja de impuestos tiene que ir atada a un descenso equivalente del gasto público. De lo contrario, esa baja redundaría en más emisión e inflación. En ese punto Espert coincide con los lilitos en correrse de una especie de “populismo invertido”.

Sigamos generando expectativas más grandes de las que podemos cumplir y seremos una frustración más grave de la que ya fuimos.

La resistencia de Carrió le suma tensión a una relación cargada de zigzagueos entre la chaqueña y Patricia Bullrich, quien amadrina el cortejo cambiemita a Milei. En 2007, La Piba fue la jefa de campaña de Carrió, quien compitió con Cristina Kirchner por la presidencia. Pero después se distanciaron. Y en los últimos años Lilita cuestionó las posturas extremas de la exministra de Seguridad, incluso durante la presidencia de Macri. En 2018 dijo que a la ministra se le “va la mano” y que “viola los Derechos humanos fundamentales”. El año pasado concretaron un intento de reconciliación, con llamados cruzados y un encuentro en la casa de Carrió en Capilla del Señor.

“Patricia lo hace sin estrategia o al menos sin una estrategia compartida y acordada. Pareciera tener que ver con posicionamientos individuales o sectoriales que claramente pueden traer más discordia en Juntos”, se queja un lilito. Y concluye: “Hay una campaña presidencial ultra adelantada que muchos no compartimos”.

Fuente: El Diario Ar
oposición

Artículos Relacionados

Teclas de acceso