Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$145,2 / $153,2

Política
Política

Se pondrá en marcha una campaña para la equidad de género en el trabajo doméstico

Entró en vigencia la Ley que crea la campaña de concientización para la equidad de género en el trabajo doméstico y tareas de cuidado no remuneradas en Entre Ríos, confirmó AIM. La norma pretende derribar aquellos antiguos estereotipos culturales y sociales que asignan determinados roles y funciones dentro de los diferentes ámbitos de la sociedad, que con el tiempo fueron naturalizados.

Con la promulgación y publicación en el Boletín Oficial de la Ley 10850, se pone en marcha la campaña de concientización para la equidad de género en el trabajo doméstico y tareas de cuidado no remuneradas.

La norma entiende por “trabajo doméstico y tareas de cuidado no remuneradas a las actividades humanas productivas y creadoras en sí, sin contraprestación, que comprenden las tareas domésticas desarrolladas en el propio hogar, el cuidado de miembros del hogar y el trabajo voluntario”. En ese marco, se apuesta “a la visibilización y la valoración del trabajo doméstico no remunerado, y el fomento y difusión masiva de contenidos relativos a la equidad de género en la distribución y desarrollo de las tareas domésticas”.

Los contenidos de la campaña se difundirán a través de actividades públicas, propaganda en espacios públicos, canales de comunicación oficiales de los que dispone el Estado provincial y medios de comunicación.

La iniciativa fue promovida en la legislatura por las diputadas Carina Ramos, quien argumentó que “las mujeres siguen siendo las más afectadas por el trabajo de cuidados no remunerado, sobre todo en tiempos de crisis”, y precisó: “Es importante entender que esto no es un problema personal de las mujeres, o un asunto de pareja, sino que es un problema social, que, como tal, debe ser abordado por la política pública. Un país que pretenda ser desarrollado, que aspire a un progreso sostenible para todos sus ciudadanos y ciudadanas, no debe permitir que una mitad de la población abuse sobre la otra. Es hora de que los hombres hagan la parte de trabajo doméstico no remunerado que, desde una mirada objetiva y equitativa corresponde”.

En ese sentido, la legisladora señaló que en contextos de pandemia, “los cuerpos de las mujeres están sobreexigidos y sobreexpuestos a tareas de cuidado y a trabajos múltiples, permanentes y simultáneos. La situación de aislamiento social obligatorio pone al descubierto y visibiliza la desigual carga de cuidados, y la acentúa aún más. Las mujeres siguen asumiendo las viejas tareas del hogar y los cuidados, y ahora también las nuevas que aparecen con la pandemia, como la enseñanza en el hogar y seguimiento escolar diario de sus hijas e hijos, el cuidado de un familiar mayor que lo necesita, o el teletrabajo, que en la práctica habilita a la demanda permanente y sin horarios fijos. De acuerdo a los resultados, más de la mitad siente que durante la cuarentena no tiene tiempo de descanso, y el cuidado de la familia es una de sus principales preocupaciones, junto con el sistema de salud del país. Además, señalaron que las actividades que mayor tiempo demandan son la limpieza de la casa en primer lugar, seguida de cocinar y cuidar a niños y niñas”.

Ante ese diagnóstico, la diputada remarcó que la norma “sienta sus bases en establecer políticas públicas para concientizar a toda la sociedad que las tareas domésticas, no les pertenece únicamente a las mujeres. Pretende derribar aquellos antiguos estereotipos culturales y sociales, que asignan determinados roles y funciones dentro de los diferentes ámbitos de la sociedad, que con el tiempo fueron naturalizados”.

El marco de esta pandemia “nos da la oportunidad de ver cómo los cuidados domésticos están tan feminizados y son poco valorados”, dijo, por lo que “es esencial reconocer el problema que existe y que es de toda la sociedad y es momento de valorizar y reconocer la carga laboral que todas las mujeres hoy, más que nunca enfrentan, es necesario que la sociedad en su conjunto valore lo que significa el trabajo con los niños, el cuidado de personas mayores a cargo, el día a día en la vida cotidiana de las mujeres, que todo ello sea valorado, y una vez valorado se reparta de forma equitativa e igualitaria, y de esta manera desvincular el género de los cuidados y tareas domésticas”.

trabajo doméstico Campaña ramos Promulgación publicación ley

Artículos Relacionados

Teclas de acceso