Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$165,7 / $173,7

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar

A nadie le amarga un dulce: Día del chocolate

El 13 de septiembre se le rinde homenaje a uno de los manjares más sabrosos que ha dado la naturaleza, por supuesto que hablamos del Día internacional del chocolate. Sus beneficios y mucho más, en esta nota de AIM.

Una festividad que surgió en Francia en el año 1995, como homenaje al escritor británico Roald Dahl, autor de la magnífica y deliciosa historia "Charlie y la Fábrica de Chocolate".

Pero esta fecha también contó con el apoyo de los Estados Unidos, y todo por una casualidad de lo más cremosa, dado que ese mismo día también nació Milton S. Hershey, el fundador y dueño de la Compañía de Chocolates Hershey.

La historia del chocolate es la historia del cacao americano
El chocolate procede del árbol del cacao, más propiamente de su semilla. Este árbol era bastante común en los países tropicales de América, como México, Colombia, Costa Rica y Venezuela, siendo este último país el que posee el tipo de cacao más sabroso del mundo.

Durante la época precolombina, cuando existían civilizaciones como los Mayas, Incas y Aztecas, la semilla de cacao era considerada moneda de cambio, su sabor y versatilidad eran tan codiciadas, que muchos artesanos, cazadores y poblados agrícolas, vendían sus productos a cambio de ella.

Es más, cuando los colonizadores españoles llegaron al nuevo mundo, uno de los sabores que más llamó su atención y gustó fue el de la semilla de cacao.

Sin embargo, faltaría todavía algún tiempo para descubrir el chocolate que hoy en día conocemos.

En países como Venezuela, la bebida de cacao era el alimento común de los esclavos indígenas y negros, durante el periodo de la colonia. No obstante, la forma en la que se tomaba se parecía mucho al proceso de preparar café, ya que se tomaba el polvo de la semilla de cacao seca y molida, se dejaba diluir en agua y reposar, para luego ser ingerida a lo largo del día.

Hasta que un buen día los negros zambos (Hijos de un negro con una india o viceversa), se le ocurrió mezclar el polvo con leche y de allí surgió el sabrosísimo chocolate caliente que se popularizó por todo el mundo.

Chocolate mercancía de contrabando
A pesar de que hoy en día no existe ningún país del mundo donde no se coma chocolate, lo cierto es que, durante el siglo XIX, las semillas de cacao y el propio chocolate ya procesado se consideraba mercancía de lujo, razón por la cual en muchas regiones solo se consumía gracias a los contrabandistas.

Por aquellos años, la armada española tuvo que enfrentarse en medio del mar embravecido a piratas, contrabandistas e incluso, a mercaderes que preferían correr ellos mismos el riesgo del viaje que utilizar las naves españolas que terminaban llevándose un buen porcentaje de comisión por las ventas.

Principales beneficios del chocolate
Es altamente nutritivo si el porcentaje de la tableta es en gran parte cacao puro.
Mejora el flujo sanguíneo y regula la presión arterial.
Es un aliado del cuerpo para evitar el exceso de radicales libres.
Eleva el colesterol bueno en sangre.
Mejora las funciones cerebrales.
Equilibra el cuerpo de las mujeres durante la menstruación.
Ayuda a proteger el cuerpo del daño solar.
Disminuye las migrañas.

Como seleccionar chocolate de manera acertada
La mayoría de tabletas de chocolate del supermercado, tan solo contienen entre un 30-35 por ciento de cacao, lo que las convierte más bien en azúcar con sabor a chocolate. No te dejes engañar por las grandes marcas, ya que incluso ellos tildan de “chocolate oscuro” a los que contienen un 50 por ciento de cacao. Es totalmente suficiente además, perdemos gran parte de los beneficios que aporta el cacao.

Si no quieres convertir este magnífico alimento en tu enemigo, considera las siguientes recomendaciones.

La primera recomendación es que contenga al menos un 70 por ciento de cacao, aunque idealmente 85 por ciento o superior. Si empiezas recientemente con el chocolate de calidad, empieza por el 70 por ciento hasta que tu paladar se vaya adaptando a sabores más fuertes. Normalmente mi elección más habitual es del 85 o 92 por ciento.

En segundo lugar, debes mirar los ingredientes. El primer ingrediente debe ser Cacao (el orden de los ingredientes suele marcar el % del mismo en el producto de mayor a menor), si aparece otro ingrediente no deberías comprarlo. También encontraras manteca de cacao (viene a ser la grasa natural del propio cacao) y quizá algo de azúcar. Este deberá ocupar las últimas posiciones. En ocasiones también le añaden extracto/aroma de vainilla, frutos secos, pepitas de cacao. Con estos no hay problema.

En cuanto a los chocolates oscuros sin azúcar incluyen en primer lugar edulcorantes como el maltitol o la stevia (natural). En muchas ocasiones el precio se dispara por el uso de estos endulzantes, mira también su %. Algunas marcas venden el producto como “con stevia” y en realidad el % que llevan es ridículo, revísalo. Como edulcorante me quedo con la stevia.

Con moderación
El hecho de que un alimento posea múltiples beneficios para la salud, no significa que lo debas consumir a placer. Más que un superalimento, es un capricho que te puedes dar sin sentimiento de culpabilidad (algún gusto hay que darse).

El chocolate aparte de poseer múltiples propiedades como hemos visto antes, también tiene calorías. No debes abusar, especialmente si tu objetivo es perder grasa.

20 gr de chocolate 85-90 por ciento te aportan unas 120-130 calorías con 1,2 gr de azúcar aprox. Esta cantidad es suficiente y te permite obtener los múltiples beneficios del chocolate (no arrases con la tableta).

Otro problema del chocolate es que resulta adictivo por lo que es más difícil moderar su consumo.

El chocolate negro es menos adictivo que “el clásico” pero conviene dar periodos de descanso y ver que lo comes porque quieres y no por adicción.

alimentacion

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso