Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$165,7 / $173,7

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar

Consecuencias de comer rápido

Masticar la comida es el primer paso de la digestión, la boca tiene una serie de glándulas salivales para producir la propia saliva, la cuál es necesaria para ayudar posteriormente a nuestro estómago a digerir los alimentos; por esto es importante masticar correctamente, ya que de esta forma estaremos realizando correctamente el primer paso de la digestión.

Comer muy rápido no nos hace sólo masticar incorrectamente, sino que también implica que abramos excesivamente la boca al introducir los alimentos, esto nos provocará gases y a veces incluso dolores estomacales debido a la entrada excesiva de aire por cada toma que hagamos.

Masticar mal los alimentos por comer excesivamente rápido hace que la digestión se haga más lenta y pesada, además esto favorece la típica sensación de adormecimiento que aparece tras comer.

Ventajas de comer despacio
– Evitamos la acumulación de gases: El hipo y los gases suelen presentarse más a menudo debido a la rapidez con la que se toman los alimentos, ya que junto con los alimentos puede llegar al organismo mayor cantidad de aire, comer rápido puede provocar un tipo de indigestión llamado reflujo gastroesofágico.

– Suele ingerirse menos cantidad de comida: Debido a que la sensación de saciedad suele tardar el mismo tiempo en aparecer aproximadamente, por tanto, si cuando llegue ese punto de sentirnos llenos hemos ingerido menos cantidad de alimentos, luego no vamos a tener la necesidad de seguir comiendo.

– Al contrario que como ocurre al comer muy rápido, al ingerir los alimentos lentamente favorecemos una digestión menos pesada.

Rápido vs lento
Rápido

Mala digestión

Gases

Dolor estomacales

REFLUJO

Adormecimiento

LENTO

Mejor digestión

Menor cantidad de comida

Saciedad temprana

Algunas estrategias para comer despacio y ser conscientes
Establecer un horario para las comidas y hacerlo siempre sentado en la mesa.

Masticar cada bocado unas 15 veces antes de tragar o más dependiendo de la textura y cantidad.

Evitar las distracciones al comer, por ejemplo no usar el móvil, TV o el ordenador mientras comemos.

Beber un poco de agua entre cada bocado. Apoyar los cubiertos en la mesa tras cada bocado.

Evitar comer con las manos y emplear siempre cubiertos.

Hacer una ingesta correcta de cantidad de fibra, ya que suelen requerir un mayor esfuerzo de masticación y, por tanto, retrasan el tiempo de ingesta.
Fuente: Wellnessport Santander

alimentacion

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso