Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$848,5 / $888,5

Internacionales
Internacionales

Crean en el Caribe la primera reserva del mundo para cachalotes

La pequeña isla caribeña de Dominica está creando la primera área marina protegida del mundo para uno de los animales más grandes de la Tierra: el cachalote.

Casi 800 kilómetros cuadrados de mar en la vertiente occidental de esta nación insular, un lugar clave de alimentación para esta especie, serán designados como reserva, anunció el gobierno esta semana.

"Queremos asegurarnos de que estos majestuosos y altamente inteligentes animales estén a salvo de cualquier daño y continuar manteniendo nuestras aguas y nuestro clima saludables", dijo el primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, en un comunicado.

Se estima que en las aguas que rodean Dominica viven menos de 500 cachalotes, parte de una población que se desplaza a lo largo de la cadena de las Antillas Menores, desplazándose hasta San Vicente al sur y Guadalupe al norte. A diferencia de los cachalotes de otras partes del mundo, los que se encuentran en el Caribe oriental no viajan muy lejos, informó Gero.

Señaló que los cachalotes son una sociedad matrilineal, en la que los machos jóvenes abandonan y cambian de océano en algún momento de sus vidas. Como resultado, proteger la especie es clave, especialmente si nacen pocas crías, dijo. "La muerte de una cría puede significar el fin de una familia", afirmó en declaraciones a AP.

Y es que los cachalotes pueden tener una sola cría cada cinco a siete años.

En aguas alrededor de Dominica y otros lugares, los cachalotes son víctimas de colisones contra barcos, quedan enredados en aparejos de pesca y resultan afectados por escorrentías agrícolas, lo que limita su supervivencia.


Ha desaparecido más de la mitad de cachalotes en el mundo

Antes de que comenzara la época de la caza de ballenas, se estima que dos millones de cachalotes nadaban en las aguas profundas de la Tierra antes de ser cazados en busca de aceite para encender lámparas y lubricar maquinaria. Como consecuencia del acoso que sufren por parte del ser humano, ya solo quedan unos 800.000, dijo Gero.

El gobierno de Dominica explicó que la reserva permitirá la pesca artesanal sostenible y delineará una ruta marítima internacional para evitar más muertes de cachalotes, que tienen el cerebro más grande del mundo y pueden crecer hasta 15 metros.

Una vez que se cree la reserva, el primer ministro dijo que su administración nombrará un funcionario y observadores para garantizar que se respete el área y que se cumplan las regulaciones del turismo de ballenas. Los visitantes todavía pueden nadar con cachalotes y verlos desde un barco, pero en números limitados.

La medida fue elogiada por científicos y conservacionistas, entre ellos Enric Sala, explorador residente de National Geographic. "El gobierno de Dominica se ha dado cuenta de que los cachalotes, que probablemente estuvieron aquí antes que los humanos, también son ciudadanos de Dominica", dijo Sala. "Estas ballenas pasarán la mayor parte del año en alta mar de la isla. Por lo tanto, están cuidando a algunos de sus ciudadanos de una manera que pocas naciones lo han hecho antes".

Se estima que 35 familias de cachalotes permanecen habitualmente en aguas de Dominica. Gero dijo que algunos de los ejemplares probablemente tengan más de 60 años y se comunican mediante sonidos de clic en una vocalización conocida como codas.

"Eso es como preguntar: 'Soy de Dominica, ¿y tú?'", dijo Gero. "Es un marcador simbólico".


Ayudan a capturar CO2 gracias a sus heces

Los cachalotes defecan cerca de la superficie porque desactivan funciones no vitales cuando se sumergen a profundidades de hasta 3.000 metros. Como resultado, las heces ricas en nutrientes permanecen en la superficie del océano y crean floraciones de plancton, que capturan el dióxido de carbono en la atmósfera y lo arrastran al fondo del océano cuando mueren. Por ello, los científicos afirman que la reserva no sólo protegerá a los animales, sino que también ayudará a combatir el cambio climático.

Y se cree que los cachalotes en Dominica defecan más que las ballenas en otros lugares, dijo Shane Gero, biólogo ballenero y fundador del Proyecto Dominica Cachalotes, un programa de investigación centrado en los cachalotes en el Caribe oriental. De este modo, generan más nutrientes en esta zona.

No está claro por qué los cachalotes parecen defecar más en Dominica. Gero indicó que podría ser que estén comiendo el doble, o tal vez haya algo particular en el tipo de calamar que están comiendo.

Sea como sea, esta situación ayuda a capturar más CO2 de la atmósfera. "En algunos aspectos, los cachalotes luchan contra el cambio climático en nuestro nombre", dijo Gero en una entrevista.

Fuente: El Periódico (España)

biodiversidad Dominica Reservas - Parques

Artículos Relacionados

Teclas de acceso