Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$848,5 / $888,5

Internacionales
Internacionales

Nuevo intento de creación de áreas protegidas antárticas

Los representantes de la Unión Europea y 26 países debaten nuevamente este lunes la creación de tres áreas marinas protegidas en la Antártida, donde ha disminuido dramáticamente los hábitats helados de muchas especies debido al impacto de la crisis climática.

El espinoso tema se abordará entre el 16 al 27 de octubre en la ciudad australiana de Hobart, en el marco de la reunión anual de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (Ccrvma), tras una reunión extraordinaria en junio pasado en Santiago de Chile sobre estas propuestas.

Priorizar la protección con áreas marinas protegidas

Muchos países miembros de la Ccrvma, así como los ecologistas “están cada vez más frustrados por la falta de protección” en la Antártida, dijo hoy en un comunicado la directora ejecutiva de la Antarctic and Southern Ocean Coalition, Claire Christian.

“Se sabe que (la Ccrvma) puede tomar decisiones para aprobar la pesca, y deberían poder hacerlo en materia de conservación. Es una vergüenza que se priorice la explotación sobre la protección”, se quejó Christian. Tema urgente y espinoso

La creación de las áreas protegidas marinas es desde hace más de una década un tema difícil en el seno de la Ccrvma, uno de los pilares para la protección internacional de la Antártida que toma sus decisiones por consenso y que se ha topado con las oposiciones de países como China y Rusia.

La Unión Europea abandera dos de las propuestas para crear estas áreas protegidas que superan los tres millones de kilómetros cuadrados en la Antártida Oriental y el mar de Weddell, mientras que la tercera, liderada por Argentina y Chile desde 2018 pretende proteger un área de 650.000 kilómetros cuadrados en la Península Antártica.

Los ecologistas y varios países de la Ccrvma, que solo ha podido declarar en 2016 como Área Marina Protegida una vasta zona de 1,55 millones de kilómetros cuadrados en el mar de Ross, creen que las nuevas zonas propuestas ayudarían a proporcionar resiliencia al ecosistema frente a la crisis climática. Emergencia antártica


Reducción de las plataformas de hielo

La presión ante la comisión ha aumentado tras la publicación la semana pasada de un informe científico que apunta que 71 de las 172 plataformas del continente helado han reducido su tamaño en un 40 por ciento en los últimos 25 años.

Las temperaturas récord en el océano antártico y el adelgazamiento del hielo sin precedentes “provocó la muerte de todas las crías de pingüino emperador de cuatro colonias, con un total estimado de 9.000 polluelos”, alertó en el citado comunicado Andrea Kavanagh, directora de conservación de la Antártida y el Océano Antártico del Proyecto Pew Bertarelli Ocean Legacy.

La activista agregó que “la velocidad del cambio en la Antártida es alarmante, pero aún más alarmante es que la CCRVMA no haya tomado ninguna medida en la última década para hacer frente a los impactos del cambio climático”. El krill en peligro


Protección del krill

Otro tema clave de la reunión de la Ccrva es la protección del krill, un crustáceo de casi seis centímetros que es la base alimentaria del ecosistema antártico y captura el carbono que emite el fitoplancton, por la amenaza que supone la pesca y la crisis climática.

“Es urgente restablecer el equilibrio entre la conservación y la pesca”, declaró Emily Grilly, directora de Conservación Antártica del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, en sus siglas en inglés) en el comunicado.

La Ccamlr -creada en 1982 como parte del Sistema del Tratado Antártico- que cuenta con 27 miembros, entre ellos Chile y China, dos de los principales pescadores de krill, además de la Unión Europea, Australia, Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Corea del Sur, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, Holanda e Italia.

También India, Japón, Namibia, Nueva Zelanda, Noruega, Polonia, Rusia, Sudáfrica, Suecia, Reino Unido, Ucrania y Uruguay integran este organismo que se encarga de regular la pesca de las especies del océano Austral, especialmente merluza negra, más conocida como bacalao de aguas profundas, la centolla y el krill.

Otros países adherentes a la convención, pero que no la han ratificado, son Bulgaria, Canadá, Finlandia, Grecia, Islas Cook, Mauricio, Pakistán, Panamá, Perú y Vanuatu.

Fuente: Agencia EFE

Antartida Reservas - Parques

Artículos Relacionados

Teclas de acceso