Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$77,50 / $83,50

Política
Política

Día clave para el teletrabajo

El Senado se vuelve a reunir hoy por el proyecto de teletrabajo. El oficialismo aceptó analizar cambios y avanzar este martes con un dictamen, supo AIM. Cabe recordar que, luego de ser aprobado en la Cámara de Diputados, el proyecto que busca regular el teletrabajo llegó a la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara alta, donde la semana pasada se presentaron el ministro de Trabajo, Carlos Moroni, y sindicatos.

Teletrabajo, a un paso de ser ley
Teletrabajo, a un paso de ser ley

Según confirmaron fuentes parlamentarias a AIM, el jueves pasado en reunión de Comisión, legisladores nacionales avanzaron en la iniciativa. Hoy volverán a reunirse y, de no mediar ningún inconveniente, el proyecto tendrá dictamen, quedando en condiciones de ser tratado en el recinto.

De todos modos, no se descartan modificaciones de la oposición, lo que hará que, tras su sanción en sesión, el proyecto vuelva en revisión a Diputados.

Encuentro

En la reunión de la semana pasada, estuvieron presentes el ministro de Trabajo, Carlos Moroni, y Héctor Daer y Hugo Yasky en representación de los sindicatos. La oposición pidió que el sector empresario pueda participar de la próxima reunión.

Moroni resaltó que “(el teletrabajo) no es una categoría específica del trabajador, es una modalidad de trabajo” y mencionó dos problemas que considera deben ser abordados ya que podrían verse afectados bajo esta modalidad: que el trabajo es una forma de crear pertenencia social y lazos colectivos y la importancia de que el trabajador mantenga los mismos derechos y protecciones que tendría dentro de la empresa.

Luego de esa introducción, el ministro hizo mención a los puntos claves del proyecto discutido en Diputados: el derecho a la igualdad de condiciones y de jornadas laborales respecto de trabajadores presenciales, el derecho a la reversibilidad –unido a una situación de voluntariedad- a partir del momento en que acepta una nueva modalidad, el derecho a la intimidad, la perspectiva de género que debe tener el proyecto en relación a la superposición de tareas domesticas y tareas productivas, la previsión de elementos de trabajo a cargo del empleador y el derecho del teletrabajador a una afiliación sindical.

A continuación, Julio Cobos (UCR – Mendoza) señaló que regular esta modalidad cuida los derechos de los trabajadores, pero no ofrece un marco para la generación de empleo. Además, mencionó dos modificaciones: el artículo cinco -sobre desconectividad- debe definir una jornada puntual, además de especificar cómo manejar la comunicación en caso de que existan husos horarios distintos entre empleador y empleado. En cuanto al artículo 9 -sobre reparaciones a cargo del empleador-, consideró que, durante ese período, se debe garantizar el salario del trabajador y el mismo debe estar exento de ganancias.

Hacia la mitad del encuentro, los secretarios de las centrales de trabajadores tomaron la palabra. Hugo Yaski (CTA), remarcó que este proyecto busca definir derechos mínimos y “un piso a partir del cual luego los convenios colectivos se definirán en relación a la especificidad y legalidad de esa modalidad de trabajo”.

Por su parte, Héctor Daer (CGT), defendió el proyecto y dijo que no se trata de la promoción de la modalidad sino de evitar el “dumping social” y la precarización laboral. “La ley laboral busca achicar las asimetrías de quienes tienen el capital y de los que solo tiene su capacidad física e intelectual”, dijo y afirmó que no se debe postergar esta posibilidad de sancionar la ley.

Por último, el presidente de la comisión, Daniel Lovera (FDT-La Pampa) invitó a los presentes a una nueva reunión de comisión, la próxima semana, para avanzar con un dictamen sobre la media sanción de Diputados o bien, proponer modificaciones al proyecto.

El texto

El proyecto establece presupuestos legales mínimos para la modalidad del teletrabajo, extendida con la pandemia del Covid-19, y deja en manos de los convenios colectivos las regulaciones específicas de cada actividad.

Entre los puntos principales, se garantiza que la remuneración recibida por el teletrabajador no podrá ser menor a la que percibe un empleado que realiza sus tareas en modo presencial.

El trabajador podrá prestar su consentimiento para el teletrabajo de forma voluntaria y por escrito, y tendrá la posibilidad de revertirlo en cualquier momento de la relación contractual.

Se considera además el derecho a la desconexión digital, equivalente al tiempo de descanso, y se contemplan las tareas de cuidado de menores de 14 años, personas mayores o con discapacidad.

El empleador deberá proveer los elementos de trabajo -software, hardware y otros-, y en caso de que el trabajador incurra en gastos extra, tendrá acceso a una compensación económica, que quedará exenta del pago del impuesto a las Ganancias.

El proyecto aprobado también incluye los derechos colectivos y la representación sindical; el derecho a la intimidad y la privacidad del domicilio; y la creación de un registro de empresas que utilicen esta modalidad, en el ámbito del Ministerio de Trabajo.

La ley entraría en vigencia 90 días después de que finalice el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

 

teletrabajo

Artículos Relacionados

Teclas de acceso