Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$188,0 / $196,0

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar

Descubriendo el aceite de hipérico

Los científicos D. Ángel María Villar y Dña. M.ª Emilia Carretero, mencionan en su trabajo los beneficios del aceite de hipérico en el tratamiento de la depresión “de leve a moderada”.

Confirman en su trabajo las cualidades del hipérico en cuanto a “propiedades antisépticas y cicatrizantes, por vía tópica, así como astringentes y antivirales, han sido demostradas en diversos ensayos experimentales tanto in vivo como in vitro y en ensayos clínicos. Posee también propiedades antinflamatorias, antiespasmódicas y diuréticas debido probablemente a la presencia de flavonoides”.

La hipericina y la Pseudohipericina son compuestos del hipérico cuyos efectos antivirales parecen ser de amplio espectro: influenza, herpes, polio, hepatitis C, VIH, etc. también sobre bacterias como la Helicobacter Pylori.

Respecto a la depresión, en otra parte de su ensayo declaran: “En los ensayos clínicos se destaca el porcentaje de mejoría de los pacientes, así como la disminución de efectos secundarios frente a los anti-depresivos habitualmente utilizados”.

Otros trabajos científicos que confirman lo mencionado anteriormente son:

Evidencia de la utilidad clínica del hipérico, De D. Christian Cantero París. De la Facultad de Medicina de la Universidad de Cantabria.

Monográfico del hipericum perforatum, De D. Pablo Saz Peiró, D. Juan José Galvez Galve y Dña. María Ortíz Lucas. De Medicina Naturista.

El hipérico: una fuente de compuestos bio-activos con un amplio espectro de acción, De D. Miguel Ángel Medina. De la Universidad de Málaga.
El aceite de hipérico es en realidad un macerado de la hierba de San Juan o corazoncillo en aceite de oliva de primera prensada en frío, esta planta contiene una sustancia colorante del grupo de las flavonas que tiene el poder de teñir y colorear de rojo, por eso el macerado en aceite de oliva adquiere su característico color rubí. El nombre “hipérico” viene del griego. “Hiper” significa por encima y “eykon” significa imagen, la traducción es “por encima de todo lo imaginable”. Este término viene a ponderar la gran reputación terapeutica de esta planta medicinal, sus virtudes son casi milagrosas. La planta contiene alcohol cerílico, fitosterina, hidrocarburos cristalizados y sustancias tánicas. El aceite de hipérico elaborado alquímicamente es un producto que no debería faltar en la cabina de un quiromasajista o un profesional de la estética. También se puede recomendar en el hogar, sobre todo si hay niños o posibilidades de producirse heridas o quemaduras.

Tiene abundantes propiedades cosméticas, es un agente citofiláctico o regenerador de las células, sobre todo cuando las células han sido expuestas a una agresión, pues favorece la regeneración del revestimiento epidérmico y por ello se puede utilizar en cortes, quemaduras, golpes, en llagas de personas ancianas o enfermos inmovilizados. Sus propiedades desinfectantes, antibióticas y regenerantes lo convierten en un producto imprescindible para tratar las secuelas de una operación quirúrgica de modo rápido y eficaz. En los tejidos lesionados desempeña un papel protector, aumentando su vitalidad. Disminuye las marcas de cicatrices aun recientes.

Nota muy importante: El producto se puede aplicar directamente sobre la herida sangrienta. La eficacia del tratamiento depende de la rapidez en que se aplica después de haberse producido el daño. Cuanto antes se aplica y más fresca está la herida o el daño, más espectacular es la regeneración. Sobre todo es muy importante cubrir la zona con una gasa o paño para que no le de la luz, pues el aceite de hipérico es fotosensibilizador.

Esta es una fórmula magistral para post-operatorios o heridas:

60 por ciento de aceite de hipérico

35 por ciento de aceite de rosa mosqueta.

5 por ciento de una sinergia de aceites esenciales (a partes iguales): Limón, lavanda, árbol del te, tomillo y geranio.
El aceite de hipérico es muy útil en el tratamiento de pieles muy inflamadas ya que tiene un gran poder de aliviar y moderar las inflamaciones. Por su capacidad regeneradora también es útil para prevenir y tratar el envejecimiento de la piel.

Otro tratamiento regenerador anti-envejecimiento, aplicar por la noche antes de acostarse la siguiente fórmula:

50 por ciento de aceite de hipérico

25 por ciento de aceite de rosa mosqueta

22 por ciento de aceite de germen de trigo

3 por ciento de una mezcla de aceites esenciales a tu elección: limón, naranja, palo de rosa, incienso y pachuli. O limón, naranja, sándalo, cedro e incienso.
Las propiedades medicinales del aceite de hipérico son:

Ejerce una acción anestésica local suave disminuyendo los síntomas dolorosos en quemaduras, heridas y golpes.

Tiene efecto antibiótico.

Tiene efecto digestivo.

Es efectivo en el tratamiento de la incontinencia de orina o eneuresis: aplicar el aceite de hipérico dos veces al día en suave masaje en la zona de la vejiga especialmente antes de acostarse.

Activa el movimiento del sistema nervioso y puede ser útil en casos de parálisis muscular transitoria. Hacer un masaje con aceite de hipérico y añadir tres gotas de aceite esencial de romero.

Activa la circulación de la sangre.

Es efectivo en el tratamiento de las afecciones de las cuerdas vocales: hacer gárgaras tres veces al día poniendo una cucharada de café con aceite de hipérico en un caldo de verduras.
Para concluir, siempre contar con el consejo médico, nunca auto-medicarse, nuestro médico es quien mejor nos puede guiar en cualquier problema de salud.

Nota: El artículo ha sido publicado originalmente en Saludterapia.

salud & bienestar

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso