Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$900,0 / $940,0

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar

Kale, el superalimento de moda

Si estaban buscando una verdura noble, adaptable y nutritiva para incorporar a las comidas, el Kale es la mejor opción. Se puso de moda como un superalimento, concepto usado en estrategias de marketing para hablar de alimentos que proporcionan más beneficios a la salud humana que el resto. A esto se le suma que se puede consumir de muchas maneras diferentes y debido a la popularidad obtenida, proliferaron recetas de todos los colores.

De verdad que esta plantita de un tiempo a esta parte se volvió un símbolo de la alimentación saludable. Hasta lo podemos usar para hacer snack, sabían?, ¿se lo imaginan? No es necesario porque en este post te vamos a compartir la mejor receta para hacerlo, sacarte el gusto y snackear sin culpa. Recomendamos fuertemente que guardes este post y que lo compartas con esos conocidos a los que querés mucho.

Sobre el Kale
El kale es una verdura de hojas verdes que pertenece a la familia Brassicaceae, conocida por su rica composición nutricional. Su nombre científico es Brassica oleracea var. sabellica y se caracteriza por hojas rizadas o lisas de color verde intenso. Esta verdura es reconocida por su excepcional contenido de vitaminas.

Es originario de la región mediterránea y se caracteriza por ser una planta resistente que se adapta a diferentes climas y suelos. Esto ha facilitado su cultivo en diversas regiones, lo que contribuye a su disponibilidad global durante gran parte del año.

Su resistencia a las bajas temperaturas permite que esta verdura esté presente en mercados y tiendas de alimentos saludables en todo el mundo, proporcionando una opción saludable y sabrosa para quien quiera probarlo.

El sabor de las hojas de Kale y su aporte en la cocina
El kale es versátil en la cocina y puede consumirse de diversas formas. Puede agregarse crudo a ensaladas, cocinarse al vapor, saltear o incorporarse directamente en sopas y guisos.

Su sabor ligeramente amargo y su textura robusta lo hacen compatible con una variedad de platos, convirtiéndolo en una opción popular para aquellos que buscan una alimentación equilibrada.

Sus hojas son reconocidas por su color verde intenso y su textura rugosa. Se dividen en varias variedades, siendo las más comunes el kale rizado y el kale de hojas lisas. Su sabor es ligeramente amargo y puede variar según la variedad y las condiciones de crecimiento.

Del Mediterraneo al mundo, un viaje culinario
Se sabe que este es un alimento originario del Mediterráneo, pero hasta ahora la col rizada ha sido toda una viajera por el mundo. Imagínate, desde las ensaladas de la antigua Grecia y Roma hasta los platos gourmet de hoy, hizo más turismo que todos nosotros.

Con el tiempo fue plantando sus raíces (literalmente) en todo el mundo, adaptándose a una gran variedad de climas desde templados hasta los frescos fríos nórdicos. Su facilidad para cultivarse casi en cualquier parte le ha permitido ser un invitado frecuente en las mesas de innumerables culturas.

En Alemania, por ejemplo, es muy común verlo como protagonista principal en un plato llamado “Grünkohl“ que se disfruta en invierno, acompañado de embutidos y papas. Pero después cruza el Atlántico y lo encontras siendo el rey de los batidos verdes en los EE.UU., promoviendo estilos de vida activos y saludables.

Y no se detiene ahí. En Corea es parte de la cocina local de formas innovadoras, desde jugos hasta brillando en ensaladas frescas. Cada país le da su propio toque especial, ya sea cocido, frito, al vapor o incluso fermentado.

¿Sabés cuál es la mejor forma de consumir Kale?
La elección entre consumirlo crudo o cocido depende de las preferencias personales y los objetivos nutricionales. Ambas formas de preparación ofrecen beneficios para la salud, aunque con algunas diferencias clave.

Consumir kale crudo preserva su contenido nutricional máximo, ya que no se pierden nutrientes sensibles al calor durante la cocción. Además, su textura firme y crujiente agrega una dimensión interesante a ensaladas y batidos como el jugo verde. Además, cocinarlo puede reducir su sabor amargo, lo que puede hacerlo más apetecible para algunas personas.

Kale, col rizada, col crespa: Una planta con muchos nombres
En Argentina, la col rizada es conocida comúnmente como “kale” o, en algunos casos, como “col crespa”. Aunque no es tan popular como en algunas otras regiones, el kale ha ganado reconocimiento en los últimos años debido a la creciente conciencia sobre la importancia de una alimentación saludable.

La denominación “kale” se ha mantenido para referirse a esta variedad específica de col rizada, siendo utilizada tanto en el ámbito culinario como en la promoción de estilos de vida saludables, según afirman los especialistas de la salud.

El kale, o col rizada, es apreciado en Argentina por su perfil nutricional. Su versatilidad en la cocina permite su inclusión en ensaladas, sopas, batidos verdes y otros platos.

Tipos y variedades de plantas kale
Existen muchas variedades de esta verdura, cada una con características únicas en términos de sabor, textura y apariencia. El “Kale Rizado” es quizás el más común, con hojas frondosas y rizadas que proporcionan una textura robusta.

Por otro lado, el “Kale de hojas lisas” presenta una superficie más suave y tierna. La variante “Dinosaur Kale” o “Lacinato” tiene hojas más oscuras y planas, a menudo asociadas con un sabor más dulce y menos amargo en comparación con otras variedades.

Además de las diferencias en la forma de las hojas, existen variedades que exhiben una amplia gama de colores. El “Kale Morado” destaca por su vibrante tonalidad, añadiendo un atractivo visual a platos y jardines.

Cinco ideas para usar kale
Ensalada energizante de kale y aguacate: combina hojas frescas y masajeadas con aceite de oliva, aguacate en cubos, tomates cherry y semillas de calabaza. Adereza con una vinagreta de limón y miel para obtener una ensalada vibrante.

Chips al horno: simplemente mezclar las hojas con aceite de oliva, esparcir en una bandeja y hornear hasta que estén crujientes. Son un aperitivo saludable o un topping para sopas y ensaladas.

Chips de kale: lavar y secar bien las hojas. Colocarlas en un plato con papel absorbente debajo y llevar al microondas por 2 minutos a máxima potencia.

Smoothie verde revitalizante: mezclar las hojas frescas con plátano, piña y agua de coco para obtener un smoothie verde y refrescante. Ideal como desayuno o merienda.

Tacos con aguacate: saltear las hojas con ajo y sirve en tortillas de maíz con aguacate, tomate y limón. Una versión saludable y deliciosa de los tacos, perfecta para una cena ligera y llena de sabor.
Fuente: Paulina cocina

alimentacion

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso