Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$882,0 / $922,0

Caleidoscopio
Caleidoscopio
Xi Jinping, el poderío chino.
Xi Jinping, el poderío chino.

El retorno de los chinos

De la China hay referencias desde hace unos seis milenios, con los "tres augustos y los cinco emperadores legendarios", empezando con el Emperador Amarillo.

En términos más documentados, la dinastía Xia fue la primera, iniciada alrededor de 200 años antes de la era corriente, después de los tiempos revueltos de los "reinos combatientes" que afligían a Confucio. Ese inicio la hace contemporánea del imperio romano, con superficie y población similar, unos 50 millones de habitantes.

Pero mientras Roma se hundió en extrema postración en Occidente en el siglo V y en la parte oriental 1000 años después, el imperio chino sobrevivió hasta comienzos del siglo pasado, cuando tras graves convulsiones internas se instaló la república de Sun Yat Sen.

Durante milenios, la China fue el país más desarrollado del mundo, la principal economía, la región más desarrollada e innovadora. Todavía repetimos que los chinos "inventaron todo" desde el papel a los fuegos artificiales, desde los fideos a la brújula, desde la imprenta a la pólvora, desde la seda hasta el té, desde el detector de terremotos a los barriletes. A veces no caemos en la cuenta de que esos inventos se vinculaban con el desarrollo técnico y cultural de la civilización donde se producían.

La declinación moderna de China comenzó cuando no pudo, no supo o no quiso sumarse a la revolución industrial que se estaba produciendo en Europa, sobre todo en Inglaterra, ni al nuevo orden liberal del mundo.

China debilitándose fue objeto de codicia de las demás potencias: las europeas como Inglaterra, que por entonces era el imperio más extendido, los Estados Unidos, las otras potencias europeas, Rusia y Japón. Todos la fueron obligando de distintos modos; Inglaterra en su momento más poderoso le impuso su versión más miserable con la guerra del opio, que convirtió en drogadicta por cálculo político y económico a la población china y según se ha dicho, a la reina Victoria en la mayor narcotraficante del mundo. Finalmente, su territorio fue invadido por Japón en la guerra de la Manchuria y algunas zonas, como Nankin, víctimas de matanzas monumentales.

El inglés John Mac Kinder, considerado el fundador de la geopolítica, adelantó a principios del siglo XX su teoría del Herthland o "corazón del mundo", una zona "pivote" que estaba entre los ríos Volga, en Rusia, y el Yang Tse, en la China. Mac Kinder sintetizó: "Quien gobierne en Europa del Este dominará el Heartland; quien gobierne el Heartland dominará la Isla-Mundial; quien gobierne la Isla-Mundial controlará el mundo."

En 1995 Michael Pillsbury informó a su gobierno, el estadounidense, de un presunto plan secreto chino para engañar a occidente. En China Pillsbury se encontró con menciones al "mazo del asesino" sin entender de entrada a qué se refería. Supo luego de una tradición folklórica milenaria que daba ese nombre a un arma que permitía a un combatiente débil vencer a otro mucho más fuerte. Inquietó a su gobierno cuando el mazo estaba mencionado en un artículo escrito por tres de los mayores expertos militares de China sobre nuevas tecnologías que podrían contribuir a la derrota de Estados Unidos.

Según Pillsbury, que había sido enviado a China para espiar e informar, los ‘halcones’ chinos recomendaban a los dirigentes cómo engañar y manipular a los políticos estadounidenses para obtener inteligencia y asistencia militar, tecnológica y económica.

Mao Tse-tung recibió recomendaciones de expertos militares tendentes a vengar un siglo de humillación iniciado con la guerra del opio impuesta por el Imperio Británico y reemplazar a Estados Unidos como líder económico, militar y político del mundo para 2049, cuando se cumpla un siglo de los tratados que China fue obligada a firmar con ejércitos invasores en su territorio.

Pillsbury advertía que los chinos habían hecho progresos significativos en más de 10.000 proyectos, todos dependientes en gran medida de la ayuda occidental y todos cruciales para la estrategia del "Maratón de China” como llamaban a la verdadera "larga marcha" de 1949 y 2049.

Los planificadores chinos aconsejaron tomar medidas para devolver el país su potencia milenaria, pero con discreción, sin sobresaltos, sin alarmar a los rivales, mostrándose débiles, obsequiosos, pobres y sin ambiciones.

El programa fue lanzado por Mao en 1955, terminada la guerra civil, con la idea de que China era un país atrasado, pobre e introspectivo, lo que quizá era cierto en las confesiones, pero falso en las intenciones.

Comenzó un programa de reformas cuidadosamente calculado, con el sigilo recomendado para no alarmar a las potencias rivales cuando todavía podían estorbarlo decisivamente. El ideólogo fue Deng Xiao Ping, el "arquitecto de la reforma y la apertura" lanzada en 1978.

En 2049, de acuerdo con el plan, China regresará a la posición mundial que abandonó por no modernizarse y posiblemente recuerde sus actos a los que la sometieron a la "gran humillación", nunca olvidada y posiblemente tampoco perdonada.
De la Redacción de AIM.

poderio china poder 2049 Deng Xiao Ping

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso