Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$143,2 / $151,2

Caleidoscopio
Caleidoscopio

Las pequeñas cosas

El capitalismo tomó las riendas del poder después de la revolución francesa y se propuso una transformación que en esencia era desarrollar las fuerzas productivas. Cuando debió enfrentar la contestación proletaria, por ejemplo con 30.000 muertos en la Comuna de París, consideró estar ante gente de "ideas avanzadas" como se decía peyorativamente antes de la primera guerra mundial.

Los "avanzados", ya decididamente malignos después de la revolución bolchevique, no querían limitarse al desarrollo de las fuerzas productivas, no querían transformar sólo la producción sino toda la sociedad, porque de lo contrario los beneficios seguirían siendo solo para los propietarios de los medios de producción, mientras los proletarios recibían poco y nada o se hundían más.

Justamente en esa transformación social, no puramente técnica dirigida a producir bienes sino estructural, consistían las "ideas avanzadas", que eran rechazadas por los capitalistas y demonizadas por la iglesia.
La maniobra de regreso
Otro paso, en Nuestra América sobre todo desde el comienzo del siglo XXI y del Foro de San Pablo, quitó a las luchas su centro en las clases sociales.
Ahora se trata de reivindicaciones simbólicas que no se proponen desmontar la sociedad capitalista para construir otra que no se base en la explotación del trabajo ajeno.

Las reformas posmodernas son fogoneadas por la prensa como alumbramiento de derechos humanos que las nuevas luchas han hecho posible.
Llama la atención que la prensa que destaca estos logros y condena a cualquier detractor es la misma que depende de las seis empresas multinacionales que dominan la información y orientan la opinión en el mundo.

El progresismo, aunque hable de cambiar o reformar el capitalismo, de mejorar mucho todo mejorando un poco a cada uno, en realidad agita y se moviliza por derechos de las minorías en que el posmodernismo ha dividido a la sociedad y en las que cada uno puede elegir pertenencia a gusto.

En la base hay ideas de Michel Foucault y de Jean Baudrillard entre otros, como Ernesto Laclau. Son muy ruidosas porque sus movimientos y sus reclamos tienen eco publicitario, mientras otras tendencias son silenciadas.

El posmodernismo no se preocupa del fundamento de clase de la lucha social; no considera central el anclaje de clase, afirma en cambio que los sujetos sociales se constituyen en el lenguaje.

Una de las consecuencias es un choque a veces inadvertido entre ciencia y cultura, al punto que la ciencia pasa a ser un lenguaje particular. En realidad, la ciencia no cambia con la ideología, a diferencia de las construcciones políticas y sus hijos. Los problemas científicos no se pueden reducir a formas del lenguaje porque la realidad no está hecha de palabras.

Unidad a palos
La unidad "se construye" mediante la intervención de un líder carismático capaz de articular grupos o sectores sin sustrato real que los vincule, seguidores fieles del líder carismático al que responden con un fanatismo que funciona con exceso de pasiones como ultracompensación de la falta de razones.

La hermosura de lo pequeño
La renuncia a los ideales de una época anterior se ve clara en la renuncia a encontrar explicaciones teóricas de alcance universal; semejante intento es de inmediato considerado violento, agresivo o invasivo. Quien lo proponga será tachado de pretender ser "dueño de la verdad". Se admiten sólo las opiniones, que tienden a confundirse con la verdad: "tu verdad, mi verdad". Pero como anticipó Antonio Machado hace casi un siglo: "¿Tu verdad? No, la verdad, y ven conmigo a buscarla, la tuya guárdatela".

La filosofía antigua llamaba "holofobia" -odio a las visiones globales que parten de la unidad- a lo que hoy por hoy se aplica a evitar críticas de conjunto al capitalismo y a sostenerlo cuando ensaya un "reinicio".

Paso a paso
El "progresismo" se limita a temas pequeños, puntuales, desde que decretó la quiebra de los grandes. Hay que ocuparse de mejorar poco a poco las pequeñas cosas, obtener beneficios que aunque mínimos, a la larga serán significativos: un agregado de granos de arena en algún momento se convertirá en montaña.

Es el resultado de la fragmentación de la realidad que se estima ininteligible como totalidad. Las reivindicaciones deben obtenerse por acción de los grupos en que se divide la sociedad.

En opinión del pragmatista estadounidense Richard Rorty "también en política lo pequeño es hermoso. En lugar de apasionarse por los movimientos históricos de largo aliento, los filósofos deberían reconocer que son en realidad las campanas por temas puntuales, las que permiten un mayor margen para el progresismo”.
La hermosura de lo pequeño está fuera de discusión, pero no se infiere de ahí que haya que dejar lo grande en manos de otros, porque suelen agrandarse ellos y achicar a los demás.

Otro consejo de Rorty es rebajar las ambiciones, trivializar el lenguaje y poner a los filósofos en su sitio. "Los teóricos deberían satisfacerse en dialogar con la tradición en la que se especializan".

Es decir, deben seguir siendo especialistas sin visión de conjunto porque no es necesaria, no es posible, no es útil, no existe.

El resultado es un oscurantismo "progresista", que recela de la verdad, de la razón, de la identidad y de la objetividad. En síntesis, cada grupo posmoderno construye su verdad sin posibilidad de unificación, porque no hay unidad subyacente: solo lenguajes particulares. La única verdad es que debemos liberarnos de la tiranía de la verdad.

El profesor Lucas Arraigada, de la Universidad de Buenos Aires, sintetiza: "Lo social es tribal y el ser humano es un animal a veces racional; siempre más animal que perfectamente racional. Salir de la influencia de la tribu es una elección costosa. Contradecir el credo suele generar desconfianza, persecución y finalmente ostracismo".
De la Redacción de AIM.

La hermosura de lo pequeño oscurantismo progresismo Lucas Arraigada capitalismo clero

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso