Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$188,0 / $196,0

Caleidoscopio
Caleidoscopio

Si viene de arriba...

En 2040 pasará cerca de la Tierra el asteroide que los astrónomos llamaron 2005 YU55, y creará otra angustia cósmica como la que se produjo en su momento con Apophis, un asteroide que nos iba a impactar en 2029, pero parece que pasará lejos.

El cometa Elenin avanza hacia la Tierra a 90.000 kilómetros por hora pero tampoco en una trayectoria de impacto, a pesar de los temores que su propio descubridor, un astrónomo ruso aficionado, lanzó en 2010.

Todos los días nos pasan cerca cuerpos celestes, algunos se desintegran en la atmósfera, otros nos saludan de lejos, otros despiertan sospechas de ser naves espaciales extraterrestres, como Oumuamua, y unos pocos son tan grandes y tienen puntería suficiente para chocar y dejar cráteres como recuerdo. De ellos, el más célebre es el que habría caído en Yucatán y habría provocado la extinción de los dinosaurios hace unos 70 millones de años.
Otro, descubierto en lo que ahora es Australia en 1979, habría caído hace 2.200 millones de años y dejó un cráter visible todavía de 70 kilómetros de diámetro.

En nuestra perspectiva, para no estar nunca tranquilos, se acerca amenazante, pesado y veloz, otro peligro, el asteroide 2011 AG5.

El 2011 AG5 se observó por primera vez en enero de 2012 y pasará cerca de la tierra en 2040.

Sin embargo, antes de encomendarnos al poder en que más confiemos, que más temamos o que más amemos, hay que analizar los datos disponibles sobre el asteroide y las posibilidades de impacto con la Tierra.

El 2011 AG5 mide unos 140 metros y tendrá cinco acercamientos a nuestro planeta entre los años 2040 y 2047.

Así lo establecieron expertos reunidos en Viena cuando publicaron una lista actualizada de los objetos cercanos a la Tierra potencialmente peligrosos.

El 2011 AG5 encabeza la lista, pero hay que añadir que tras observar su órbita el comité reunido en Viena lo catalogó con nivel 1 en la Escala de Turín (una escala de 0 a 10 según la peligrosidad y la probabilidad de impacto). Por tanto, se trata de un objeto de muy baja probabilidad de colisión. Es decir, según su órbita la probabilidad de un impacto directo es una entre 625. Una quiniela que no quisiéramos ganar.

Dado que faltan para el encuentro 18 años, es una oportunidad de ensayar tecnologías para desviar asteroides peligrosos; tenemos tiempo para avanzar y estar preparados para una posible colisión. Recordemos que el peligro existe, está ahí fuera y siempre es bueno contar con un programa de defensa en caso de que un objeto represente una amenaza real para nuestro planeta.
De la Redacción de AIM.

cometa YU55 riesgo Colisión Tierra

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso