Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$868,0 / $908,0

Internacionales
Internacionales

Aves ecuatorianas en peligro

El daño genotóxico en aves, que implica cambios negativos en el material genético de sus células, es como alterar el manual natural que manejan los pájaros sobre cómo cantar, volar, crecer y demás funciones biológicas básicas, según un estudio publicado en octubre de 2023 y realizado por la Universidad Técnica Particular de Loja (Utpl).

Una variedad de factores podría afectar la composición celular de las aves. Estos incluyen exposición a rayos del sol, contaminación en sus hábitats y poco acceso a agua.

Algunas de estas razones se ven exacerbadas por la acción humana en el cantón Zapotillo, Loja, donde un grupo de científicos de la Utpl tomó muestras de sangre de 50 especies de aves con el objetivo de medir el posible daño genotóxico causado por los motivos ya mencionados.

Lo hicieron midiendo dos tipos de daño: la presencia de micronúcleos (formaciones anormales en las células de los glóbulos rojos de las aves) y anomalías nucleares.

De acuerdo con el estudio, la ganadería y la tala selectiva serían los dos principales factores que contribuyen a la degradación de los hábitats de los pájaros. La presencia de menos árboles significa que las aves están más expuestas a rayos ultravioleta, por ejemplo, lo que estaría causándoles daño genético. Concluyeron que las especies se veían más afectadas mientras más degradados estaban sus entornos.

Los científicos detectaron que los pájaros que viven en bosques clasificados como seminaturales, que tienen menos árboles que los naturales, tienen 2,6 veces más micronúcleos que aquellos que viven en zonas más forestadas. Claravis pretiosa y Sicalis taczanowskii fueron las especies con la mayor aparación de micronúcleos, con 2,33 y 2 de cada 10.000 de sus células afectadas.

Esta tendencia es la misma para aves que habitan en zonas dominadas por vegetación más pequeña (arbustos), que presentaron 4,11 veces más células afectadas que las que viven en bosques con mayor densidad de árboles. El daño genotóxico incluso podría contribuir a la extinción local de algunas especies.

Icterus graceannae y Muscigralla brevicauda fueron las aves analizadas con la mayor frecuencia de anomalías nucleares, con 51 de cada 10.000 de sus células presentando daños.
“Aunque se necesita más investigación, estos hallazgos resaltan la importancia de conservar ecosistemas naturales para proteger la biodiversidad, así como la importancia que tiene el biomonitoreo como herramienta clave para entender, gestionar y conservar estos frágiles ecosistemas”, expresa un comunicado sobre el estudio compartido por la Utpl.

Fuente: El Universo

aves ecuador extincion de especies

Artículos Relacionados

Teclas de acceso