Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$118,2 / $124,2

Internacionales
Internacionales

Conflicto en Ucrania: dónde están las tropas rusas y cómo se llegó hasta una posible invasión

Las señales de alarma se multiplican en Europa. Rusia ha concentrado decenas de miles de tropas en sus fronteras con Ucrania y Estados Unidos y sus aliados occidentales temen que Moscú esté planeando una nueva invasión a un país que ya invadió en 2014.

Moscú niega que esté planeando un ataque, pero dice que podría emprender una acción militar no especificada si no se cumple una lista de exigencias, incluida la promesa de la OTAN de no admitir nunca a Kiev como miembro.

¿Cómo se llegó hasta acá y que puede pasar de ahora en más? A continuación, las respuestas a los principales interrogantes del conflicto:

¿Qué está pasando en la frontera entre Rusia y Ucrania?
Rusia no ha revelado mucha información sobre la escala de su despliegue de tropas en la frontera con Ucrania. Sin embargo, los funcionarios estadounidenses dicen que Putin está reuniendo una fuerza que se espera que ascienda a un total de 175.000 soldados, lo que le da los medios para ordenar una invasión a principios de 2022. En base a nuevos informes de inteligencia que incluyen imágenes de satélites espías, los funcionarios dicen que el despliegue del ejército ruso es mayor al de la primavera boreal pasada. Cuando se complete, dicen, el despliegue de Rusia en el área probablemente será el doble. Rusia también se ha embarcado en una rápida movilización de reservistas y ha desplegado tropas y efectivos militares en Belarús, un país aliado que también comparte frontera con Ucrania.

¿Rusia invadirá Ucrania?
Los funcionarios estadounidenses dicen que sus agencias de inteligencia no saben si Moscú seguirá adelante con una invasión, pero el director de la Agencia Central de Inteligencia, William Burns, dijo en diciembre que la acumulación de fuerzas es tal que Rusia “podría actuar de una manera muy radical”. El presidente Joe Biden dijo ayer que piensa que Rusia invadirá Ucrania.

Estados Unidos ha informado repetidamente a sus aliados que tal movimiento es posible, y Blinken advirtió el mes pasado sobre sanciones económicas contra Rusia en tal caso. Mientras tanto, la Casa Blanca continúa revisando sus opciones para responder a cualquier ofensiva rusa, que van desde más apoyo militar a Ucrania hasta más esfuerzos diplomáticos para reducir cualquier posible conflicto.

¿Cómo ha respondido Estados Unidos a las tensiones?
Además de advertir a Rusia de las consecuencias potencialmente graves si invade Ucrania, Estados Unidos está buscando vías diplomáticas para calmar las tensiones. Biden reafirmó el apoyo de Estados Unidos a la soberanía de Ucrania e instó a Putin a regresar a las conversaciones para resolver el conflicto en la región ucraniana de Donbas, donde Kiev lucha contra los separatistas respaldados por Rusia.

Washington y Moscú iniciaron conversaciones de seguridad el 10 de enero en Ginebra. Los funcionarios rusos se concentraron en intentar que Estados Unidos acepte que la OTAN debe detener su expansión hacia el este, pero no llegaron muy lejos. Una sesión posterior entre la OTAN y Rusia tampoco fue concluyente, y Estados Unidos resistió los intentos de Rusia de evitar que más países se unieran a la alianza.

“No cerraremos la puerta de golpe a la política de puertas abiertas de la OTAN”, dijo a los periodistas la vicesecretaria de Estado de Estados Unidos, Wendy Sherman.

¿Cómo ha respondido la OTAN?
La OTAN advirtió que sus miembros impondrán costos significativos a Rusia si lanza una nueva incursión militar en Ucrania, al tiempo que dejó claros los límites del apoyo de la organización a Ucrania, que no es miembro de la alianza por lo que no está cubierta por su pacto de defensa mutua.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN han discutido posibles sanciones financieras y políticas, con el objetivo de disuadir a Rusia de actuar, y el secretario general de la alianza, Jens Stoltenberg, ha dicho que cualquier futura agresión contra Ucrania “tendría un alto precio y graves consecuencias políticas y económicas”.para Rusia.”

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, hablaron en una conferencia de prensa en diciembre.

¿Qué está en juego para Rusia?
Ucrania era un recurso valioso cuando formaba parte de la Unión Soviética. Sus ricas tierras de cultivo producían gran parte del trigo que se consumía en la antigua URSS y era un importante centro industrial. Sus vastas llanuras actuaron como una especie de amortiguador entre las potencias europeas y el interior de Rusia. También existen estrechas conexiones históricas, culturales y lingüísticas anteriores al surgimiento del imperio ruso en el siglo XVIII. Después de la caída de la Cortina de Hierro, Moscú siguió viendo a Ucrania como un espacio geopolítico fundamental y ha observado con preocupación el creciente sentimiento pro-occidental.

Después de que las protestas populares en Kiev y otras ciudades destituyeran a un presidente prorruso, Rusia anexó Crimea, hogar de su flota del Mar Negro, y comenzó a apoyar a las milicias prorrusas en el este de Ucrania, aunque ha negado el envío de tropas y equipos para reforzar la zona.

Desde entonces, más de 14.000 personas han muerto en la región de Donbass y el acuerdo político sigue estando lejos a pesar de un acuerdo de paz negociado por Alemania y Francia. Las violaciones del alto el fuego han aumentado este año y la acumulación de tropas de Rusia ha alterado aún más los nervios.

¿Cómo está respondiendo Ucrania?
Zelensky ha dicho que Rusia está enviando una señal “muy peligrosa” con sus movimientos de tropas y que las fuerzas ucranianas están listas para repeler cualquier incursión. Su ministro de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba, dijo que cualquier ataque a Ucrania, por menor que sea, debe ser tratado por igual por Estados Unidos y otros países occidentales, y que Biden corre el riesgo de subestimar el alcance de la agresión rusa.

¿Qué quiere Rusia?
Rusia ha negado que se esté preparando para invadir a su vecino y ha acusado a la OTAN de proporcionar a Ucrania armamento sofisticado, fomentando la tensión y desestabilizando la región.

Los funcionarios rusos han dicho que no quieren ningún conflicto y que Moscú quiere garantizar un equilibrio de intereses en la región. Putin ha hablado de lo que él ve como la necesidad de revisar todo el orden posterior a la Guerra Fría en Europa. El Kremlin también exige garantías de que la OTAN no se expandirá más hacia el este ni desplegará armas cerca del territorio ruso. Algunos analistas de seguridad sugieren que el objetivo principal de Moscú es evitar que Occidente desarrolle una relación más sólida con la administración de Zelensksy.

Moscú también ejerce una influencia considerable sobre los aliados de Estados Unidos en Europa a través de sus suministros de gas. Rusia suministra casi la mitad de las importaciones de gas en Europa, y una crisis energética ha disparado los precios en todo el continente. Una crisis energética ha hecho que los precios se disparen en todo el continente, lo que genera dudas sobre la voluntad de algunas naciones europeas de tomar una posición firme contra Moscú.

El ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, advirtió la semana pasada que Moscú se estaba quedando sin paciencia con Estados Unidos y presionó a Washington para que responda a sus demandas de que Occidente deje de invadir lo que el Kremlin considera su esfera de influencia tradicional.

“Todos entienden que la situación no está mejorando”, dijo Lavrov en una rueda de prensa. “El potencial de conflicto está creciendo”.

Fuente: La Nación, con información de Agencia Reuters, The New York Times y The Wall Street Journal

rusia ucrania Otan conflicto

Artículos Relacionados

Teclas de acceso