Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$904,5 / $944,5

Internacionales
Internacionales

Inteligencia Artificial y los desafíos para la educación

La Inteligencia Artificial (IA) es una herramienta con un gran potencial para cambiar la forma en la que se enseña y en la que se aprende, por lo que es importante conocerla y analizar sus incidencias en el ámbito, supo AIM.

Según el portal Educo, la inteligencia artificial se puede definir como la tecnología que es capaz de emular las capacidades de la mente humana, por lo que puede razonar, aprender, crear y planear. Básicamente, el sistema recibe datos (los puede recibir del exterior con sensores, por ejemplo, o son introducidos), los procesa y responde a ellos. Por ejemplo, cuando realizamos una búsqueda por internet la inteligencia artificial actúa considerando todos los datos que aportan los usuarios para darnos resultados que sean relevantes. Existen multitud de usos de la IA en muchos ámbitos y también en el educativo.

En 2019, Unesco publicó los llamados Consejos de Beijing sobre la inteligencia artificial y la educación en los que daba indicaciones para poder obtener provecho de la tecnología de la IA en la educación.

Las recomendaciones más destacadas eran las siguientes:

Planificar la IA en las políticas educativas para sacar provechos de sus posibilidades.

Apoyar el desarrollo de nuevos modelos que han sido posibles gracias a las tecnologías de la inteligencia artificial con el objetivo de suministrar servicios educativos y en formación en los que las ventajas prevalezcan sobre los riesgos.

Utilización de datos para planificar políticas basadas en información empírica.

Velar por que la inteligencia artificial empodere a los docentes en lugar de reemplazarlos.

Preparar a la próxima generación de trabajadores en base a valores y competencias para la vida y el trabajo más oportunas en la era de la inteligencia artificial.

Promover la utilización equitativa e inclusiva de la inteligencia artificial, con independencia de cualquier discapacidad, estatus social o económico, origen étnico o cultural o situación geográfica, impulsando la igualdad de género y aplicando la ética.

¿Cómo se puede aplicar la IA en la educación?

Según el Informe anual sobre el uso de la tecnología en la educación elaborado por BlinkLearning, el 68 por ciento de los docentes asegura que la motivación en el aula aumenta con las TIC y su principal ventaja pedagógica es el acceso a un mayor número de contenidos (74 por ciento). Por otro lado, el cambio en los intereses de los alumnos se debe a internet, a las redes sociales y a la información que encuentran navegando.

Por lo tanto, el uso de la IA puede suponer muchas ventajas para profesores y alumnos. Algunas de las aplicaciones que tiene son las siguientes:

Diseño de programas de estudios avanzados. La inteligencia artificial puede ayudar al profesorado a buscar información sobre contenidos relevantes para el diseño de los programas de estudio. De esta forma los contenidos que se elijan estarán actualizados y en línea con las últimas tendencias.

Tutorías personalizadas. La Inteligencia artificial también se puede utilizar para elaborar las calificaciones de tests o exámenes, detectar los errores más habituales de los alumnos y alumnas o medir su aprendizaje. Además, como se trata de una herramienta virtual estará disponible las 24 horas del día y desde cualquier lugar.

Evaluaciones de forma remota. Si algún alumno o alumna no puede asistir a la escuela, la inteligencia artificial se puede utilizar para realizar evaluaciones remotas de sus conocimientos y continuar con su aprendizaje.

Contenidos de aprendizaje personalizados. Cada niño y niña tiene una forma de aprender y una velocidad para adquirir conocimientos y la IA se puede adaptar a cada caso y ofrecer los contenidos adecuados y en la forma que mejor encaje con el menor: vídeos, textos, audios etc.

Actualización de los conocimientos de los docentes. Los profesores también podrán, a través de la IA, descubrir nuevas metodologías de enseñanza y actualizar sus conocimientos para estar siempre al día. Esto permitirá aumentar la calidad de la enseñanza y avanzar hacia una de las metas relacionadas con el objetivo de la educación de calidad de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: "De aquí a 2030, aumentar considerablemente la oferta de docentes calificados, incluso mediante la cooperación internacional para la formación de docentes en los países en desarrollo, especialmente los países menos adelantados y los pequeños Estados insulares en desarrollo".

Realización de predicciones de abandono escolar. El abandono escolar es uno de los problemas más graves en la educación. Muchos niños y niñas en familias desfavorecidas dejan de estudiar para ponerse a trabajar y ayudar a su familia. En España la tasa de abandono escolar ha aumentado en 2022 y se sitúa en 13,9 por ciento, tras varios años de descensos. La inteligencia artificial permite detectar el problema y adelantarse para proporcionar soluciones y evitar el abandono de la escuela.

???Recopilación y análisis de datos de los centros escolares. Las escuelas pueden utilizar la inteligencia artificial para recopilar datos de los alumnos de forma masiva y analizarlos en segundos para poder tomar decisiones más acertadas y rápidas en base a información actualizada y real.

Como consecuencia de todo lo anterior, la inteligencia artificial, así como otras tecnologías, llegaron para quedarse y para facilitar muchas labores del día a día en la educación e incrementar su calidad. No obstante, no podemos olvidar el riesgo de la brecha digital en aquellos casos de escuelas o familias que no tienen recursos para acceder a la tecnología.

Los robots y la IA irrumpieron abruptamente y recién nos acabamos de percatar. Organizaciones globales analizan la posibilidad de que con Inteligencia Artificial (IA) sea posible reemplazar a algunos empleados que hasta ahora desempeñaron tareas de Recruiting. Que un motor de IA pueda mantener charlas coherentes y fluidas e incluso ayudar a desesperados alumnos a aprobar sus exámenes y trabajos prácticos es una realidad.

Según una encuesta de BTR Consulting, al que tuvo acceso AIM, sobre unas 300 personas, familias, padres e hijos con edades entre 10 y 15 años: 64 por ciento ha utilizado alguna vez la aplicación ChatGPT.

Existe un motivo de la preocupación sobre los efectos negativos en el aprendizaje estudiantil en relación a “la integridad y exactitud” del contenido producido por el bot conversacional, además claramente los estudiantes saben qué hacer para que sus profesores no distingan entre una tarea escrita por una IA y por un ser humano.

El uso de ChatGPT podría afectar procesos cognitivos necesarios en el proceso de memorización, maduración, aprendizaje y la capacidad de comunicación. Esto ya evidenciado no solo por la irrupción de ChatGPT, sino por la inserción absoluta de los dispositivos móviles. En este sentido algunos sugieren que será necesario la formación de profesores en el uso de chatbots.

El 25 por ciento de los encuestados opinó que el uso de ChatGP puede afectar la capacidad de pensar, analizar y fomentar la actitud reflexiva y crítica tanto en menores de edad como en los adultos. Existe un riesgo potencial, de que este tipo de algoritmo de inteligencia artificial, entrenado con contenido de internet, tienda a inventar información científica e histórica y presentarla como un hecho.

El 79 por ciento de las respuestas obtenidas confirman que son conscientes de que ChatGPT NO siempre proporciona respuestas correctas y precisas al momento de consultar información de cualquier tema.

El 10 por ciento de los estudiantes podrían hacer trampa al pedirle a la herramienta que escriba sus tareas, pero con un complemento “simpático” y “peligroso” al mismo tiempo, añadiendo la característica de pedir la respuesta que sea escrita como lo haría un chico de 14 años e incluyendo errores de ortografía.

El 32 por ciento le dan a la herramienta un uso específico, como por ejemplo hacer la tarea fácilmente dentro de Chat GPT se puede armar cálculos logarítmicos, los estudiantes al día de hoy pueden pedirle a un bot conversacional de IA solucionar el ejercicio por ellos.

En este momento, ChatGPT es el único bot conversacional gratuito y fácil de usar de su calibre, pero habrá otros y los estudiantes pronto podrán elegir entre varias aplicaciones, incluidas probablemente algunas que no dejen huellas de IA. A estas alturas existen ya una veintena de APPs/Sistemas de IA no solo conversacionales, sino de uso para diseño, video, imágenes, audio, presentaciones, productividad, entre otros, que seguramente utilizarán los estudiantes durante largas noches y fines de semana fuera del ámbito escolar/académico.

Quizás la alternativa a trabajar consiste en convertir a ChatGPT en una eficaz herramienta de enseñanza, tal como antiguamente estaba prohibido utilizar una calculadora o una computadora.

IA EDUCACION

Artículos Relacionados

Teclas de acceso