Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$872,5 / $912,5

Internacionales
Internacionales

La Nasa presentó la nueva tecnología de su robot humanoide

Evan Laske, subdirector del equipo de robots diestros de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio, dio precisiones sobre los avances del desarrollo de esta tecnología. Está diseñado para atender situaciones como desastres naturales.

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (Nasa) dio a conocer una tecnología innovadora en su robot humanoide, Valkyrie. Inspirado en la mitología nórdica, este mide casi dos metros y está diseñado para atender situaciones como desastres naturales. Su construcción se asemeja a Iron Man, combinando metal y electrónica, y está equipado para realizar una gama de tareas con habilidades comparables a las humanas.

El desarrollo de Valkyrie surgió como respuesta al desastre de Fukushima, según reveló Evan Laske, subdirector del equipo de robots diestros de la Nasa, en el podcast 'Houston, we have a podcast'. Originario del Darpa Robotics Challenge, Valkyrie fue diseñado para operar en entornos dañados por humanos, como áreas impactadas por catástrofes naturales. La creación de este robot tomó entre 12 a 18 meses, involucrando el diseño y desarrollo del hardware, sistema y software.

Cómo es el nuevo robot humanoide de la Nasa
Valkyrie cuenta con una altura de 1,88 metros y un peso de 136 kilogramos, su apariencia es un reflejo de su funcionalidad avanzada. Este robot fue creado como parte del Darpa Robotics Challenge, una iniciativa para fomentar el desarrollo de robots autónomos que puedan actuar en situaciones de emergencia. Este fue una competición organizada por la Defense Advanced Research Projects Agency, una agencia del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

El proceso de diseño y construcción de Valkyrie llevó entre 12 a 18 meses. Este período incluyó el desarrollo integral del hardware, el diseño del sistema y la programación del software, una tarea que da cuenta de la complejidad de este proyecto robótico. “Y entonces crearon este desafío aproximadamente en 2013, no recuerdo exactamente el año. Valkyrie fue básicamente nuestra participante en eso. La diseñamos y construimos aproximadamente en la forma que tiene actualmente, de 12 a 18 meses. Eso incluía todo el hardware, todo el diseño del sistema y también todo el software”, precisó Laske.

Qué características tiene el robot de la Nasa
Valkyrie se controla principalmente mediante un visor de realidad virtual. Esta característica permite una teleoperación avanzada, donde los operadores pueden manejar el robot con una perspectiva de primera persona. Laske, del equipo de la Nasa, explica que esta modalidad facilita la operación del robot, ya que su diseño humanoide permite a los usuarios comprender intuitivamente sus movimientos: “Lo realmente genial ahora es que te pones este visor de realidad virtual, tienes tus controladores manuales y ves a través de sus ojos. Y como es humanoide, esta es una de esas ventajas. Todos entendemos cómo se supone que debe moverse un ser humano. Por lo que hace que sea mucho más fácil teleoperar”, comentó.

La tecnología de realidad virtual integrada en Valkyrie no solo mejora su maniobrabilidad, sino que también permite una interacción más inmersiva y precisa con el entorno. Esto es crucial en situaciones de desastre, donde una respuesta rápida y efectiva puede marcar una gran diferencia.

Por qué el nuevo robot de la Nasa podría ir al espacio
Shaun Azimi, del equipo de robótica de la Nasa, ve un gran potencial en el uso de Valkyrie en el espacio. Los robots humanoides como Valkyrie podrían realizar tareas peligrosas o monótonas en misiones espaciales, tales como el mantenimiento de paneles solares o la inspección de equipos. Esto permitiría a los astronautas dedicar más tiempo a la exploración y a la investigación científica.

“No estamos tratando de reemplazar a las tripulaciones humanas, en realidad sólo estamos tratando de quitarles el trabajo aburrido, sucio y peligroso para permitirles concentrarse en esas actividades de nivel superior”, comentó Azimi. Esta visión es compartida por la Nasa y sus socios en la industria de la robótica, como Apptronik. Esta empresa está desarrollando un robot llamado Apollo, diseñado inicialmente para tareas logísticas en la Tierra, pero con un potencial claro para adaptaciones espaciales.

Jeff Cárdenas, CEO de Apptronik, destacó a Apollo como una ventaja clave para su posible uso en el espacio. La Nasa está particularmente interesada en entender cómo las tecnologías actuales pueden ser adaptadas para operaciones espaciales, identificando las áreas clave donde se requieren inversiones y mejoras. Así, robots como Apollo y Valkyrie podrían desempeñar roles cruciales en futuras misiones espaciales, abriendo un nuevo capítulo en la exploración y utilización del espacio.

tecnologia nasa ROBOT HUMANOIDE

Artículos Relacionados

Teclas de acceso