Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$902,0 / $942,0

Internacionales
Internacionales

La temperatura en el mundo rompió récords en junio

El mes pasado fue el junio más caluroso jamás registrado en la historia, y el decimotercero consecutivo con un récord de temperatura mensual, según informó este lunes 8 la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Celeste Saulo, secretaria general de la OMM; dijo que “las últimas cifras del Servicio de Cambio Climático de Copernicus lamentablemente ponen de relieve que superaremos el nivel de 1,5 grados centígrados de forma temporal y con una frecuencia cada vez mayor, mensualmente”.

Ese servicio europeo informó que la temperatura media global durante el último período de 12 meses (julio de 2023-junio de 2024) fue 1,64 °C superior a la media preindustrial de 1850-1900, generalmente estimada entre 13 y 14 para el conjunto del planeta.

Sin embargo, “es importante destacar que los incumplimientos temporales no significan que se pierda definitivamente el objetivo de 1,5 grados centígrados, ya que se trata de un calentamiento a largo plazo que se prolongará durante al menos dos decenios”, matizó Saulo.

Si bien es inusual, una racha similar de récords de temperatura rotos ya se registró entre los años 2015 y 2016.

Carlos Buontempo, director del servicio de cambio climático de Copernicus, dijo que “incluso si esta racha de fenómenos extremos llega a su fin en algún momento, es inevitable que se rompan nuevos récords a medida que el clima siga calentándose”.

“Esto es inevitable, a menos que dejemos de añadir gases de efecto invernadero a la atmósfera y a los océanos”, agregó Buontempo.

En el Acuerdo de París de 2015, la casi totalidad de las naciones se comprometieron a reducir voluntariamente las emisiones de gases de efecto invernadero, que calientan el planeta, de modo que la temperatura no exceda en más de 1,5 °C la media preindustrial a mediados de siglo, ni más de dos grados al final de la centuria.

La comunidad científica ha advertido en repetidas ocasiones que un calentamiento de más de 1,5 °C corre el riesgo de desencadenar impactos mucho más graves en el cambio climático y fenómenos meteorológicos extremos, y que cada fracción de grado de calentamiento es importante.

Incluso con los niveles actuales de calentamiento global, ya se están produciendo efectos climáticos devastadores, como olas de calor más extremas, lluvias extremas y sequías, reducciones de los glaciares, de las capas de hielo y del hielo marino, y una aceleración del aumento del nivel del mar y del calentamiento de los océanos.

Saulo observó que “en junio se produjeron olas de calor generalizadas y prolongadas en muchos países, que tuvieron importantes repercusiones en todos los aspectos de la vida de las personas. Esto ocurrió incluso antes del pico tradicional del verano en el hemisferio norte, que sin duda será más extremo”.

Adicionalmente, “las temperaturas récord de la superficie del mar son una gran preocupación para los ecosistemas marinos vitales, y proporcionan energía para potenciar los ciclones tropicales, como vimos con el huracán Beryl”, dijo Saulo.

El huracán Beryl, formado en el Atlántico a finales de junio, se favoreció con las altas temperaturas en la superficie marina y avanzó con fuertes vientos y lluvias sobre el Caribe, sureste de México y llegó este lunes como una fuerte tormenta al estado de Texas, en el sur de Estados Unidos.

Las temperaturas europeas fueron superiores a la media en las regiones del sudeste y Turquía, pero cercanas o inferiores a la media en Europa occidental, Islandia y el noroeste de Rusia.

Fuera de Europa, las temperaturas fueron más altas que la media en el este de Canadá, el oeste de Estados Unidos y México, Brasil, el norte de Siberia, Oriente Medio, el norte de África y la Antártida occidental.

Las temperaturas estuvieron por debajo del promedio en el Pacífico ecuatorial oriental, lo que indica un desarrollo de La Niña (vientos fríos sobre la superficie marina), pero las temperaturas del aire sobre el océano se mantuvieron en un nivel inusualmente alto en muchas regiones.

El servicio Copernicus indicó que la temperatura superficial del mar, en promedio para junio de 2024 en la zona entre los 60 grados de latitud sur y los 60° de latitud norte fue de 20,85 °C, el valor más alto registrado para el mes.

Es el decimoquinto mes consecutivo en el que esa temperatura ha sido la más cálida en el registro de datos para el mes respectivo del año, según Copernicus.

Fuente: Agencia IPS

cambio climático récords climáticos

Artículos Relacionados

Teclas de acceso