Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$71,75 / $76,75

Paraná
Paraná

Ingenios tucumanos: Piden explicaciones de funcionarios

A raíz de la denuncia de los vecinos de Monteros, el legislador Raúl Pellegrini (UCR) solicitó que Alfredo Montalván comparezca ante la Legislatura y brinde detalles sobre el plan de acción que lleva adelante su cartera para que los industriales se adecúen a la ley.

Por la contaminación de los ingenios, piden explicaciones al secretario de Medio Ambiente
Por la contaminación de los ingenios, piden explicaciones al secretario de Medio Ambiente

Las denuncias que realizaron un grupo de vecinos de Monteros contra el ingenio Ñuñorco por contaminación ambiental, derivaron en un pedido de informes al secretario de Medio Ambiente de la Provincia, Alfredo Montalván. Este lunes, el legislador Raúl Pellegrini (UCR) solicitó a la comisión de Medio Ambiente de la Legislatura que convoque al funcionario para que brinde detalles sobre el plan de acción que lleva adelante esa cartera para que los ingenios azucareros de Tucumán cumplan con la ley que los obliga a instalar dispositivos para evitar que las emanaciones de las fábricas afecten la salud de la población.

"La Ley 7460 sancionada el 25 de noviembre del 2004 establecía que los ingenios azucareros tucumanos debían -en un plazo no mayor a un año- realizar todas las modificaciones necesarias para evitar la contaminación", destacó Pellegrini luego de realizar la presentación.

"A posteriori, el 11 de mayo del 2007, por decreto 1610 del Ejecutivo provincial, se dispuso que la Dirección de Medio Ambiente sea el órgano que regule y norme el funcionamiento de estas industrias. En este marco, ante la solicitud de la Dirección, los ingenios deberán presentar información y someterse a los exámenes y controles necesarios que aseguren el cumplimiento de las disposiciones vigentes a fin de evitar la contaminación", precisó sobre la normativa vigente.

Pellegrini alegó que "ante la grave situación que padecemos todos los años los tucumanos al momento de inicio de la zafra, -y que hoy nuevamente la estamos sufriendo y nos genera grandes problemas de salud-, solicitamos un informe del accionar de la Secretaría de Medio Ambiente para este año 2020".

Reuniones, inspección y cinco días de plazo

Las denuncias de los vecinos de Monteros nucleados en el "Movimiento Civil por el Aire Limpio" se materializaron la semana pasada en sendas cartas documentos que la Fundación Ave Fénix envió tanto al intendente, Francisco 'Pancho' Serra, como al secretario de Medio Ambiente de la Provincia, Alfredo Montalván. La organización ambientalista solicitó una pronta solución al conflicto advirtiendo que, de no obtener respuesta, los damnificados concurrirían a la Justicia para realizar una denuncia penal por los daños ocasionados a la salud de la población en plena pandemia de Coronavirus.

A raíz de la intimación, Montalván respondió que la Provincia está "permanentemente controlando los efluentes gaseosos emanados por los ingenios, como así también el funcionamiento de los filtros de partículas" e invitó a los representantes de los vecinos a una reunión que se celebró el miércoles de la semana pasada en la Capital, de la que participaron el titular de Medio Ambiente, el subsecretario de Protección Ambiental Luis Marcelo Lizárraga, la directora de Fiscalización Ambiental, Gladys Susana B. Meoni; el titular de Ave Fénix, Gustavo Masmud y María Yossen, en calidad de abogada y vecina de Monteros.

El jueves, en tanto, hubo otra reunión en Medio Ambiente, esta vez entre los funcionarios de esa cartera y el intendente Serra para analizar los pasos a seguir. En paralelo, la intendencia solicitó al ingenio Ñuñorco, a través de su propietario Juan Carlos Crovella, que realice las tareas de monitoreo y medición de material particulado de efluentes por chimeneas. El estudio, según se aclaró mediante un comunicado, estará a cargo de la Estación Experimental Obispo Colombres, "siendo esta la instancia preliminar para determinar la naturaleza y alcance del conjunto de medidas destinadas a preservar el medio ambiente y la

salubridad en general".

El viernes, en tanto, un equipo técnico de la Dirección de Fiscalización Ambiental de la Provincia, junto a funcionarios municipales de Monteros, visitaron la planta del Ñuñorco para realizar una inspección y supervisar las condiciones en las que se está moliendo.

La comitiva de profesionales estuvo integrada por la ingeniera Sofía Torkar y los licenciados Facundo Reynoso Posse, Nadia Obrist y Noemí Santillan, quienes fueron acompañados por el asesor de la Municipalidad de Monteros, ingeniero Juan Alberto Ruiz y los funcionarios Pablo Racedo y Alejandro Ale. El ingeniero Walter Soria, en tanto, representó a la fábrica.

Tras la visita, la Provincia exigió a la fábrica, entre otras medidas, (1) instalar sensores de temperatura en la caldera número 9, (2) implementar un software auditable con registro histórico de temperatura de gases emitidos por las chimeneas y caudales de agua suministrados a los sistemas lavadores de gases; (3) garantizar el correcto funcionamiento del sistema de filtros, mediante un plan de mantenimiento auditable, (4) la puesta en funcionamiento y mantenimiento permanente de las plataformas para muestreo de emisiones gaseosas y (5) la presentación de documentación correspondiente al circuito de agua con

cenizas y agua de retorno a lavadores de gases. Asimismo, se impuso un plazo de cinco días para cumplir con los requerimientos del plan ambiental.

La protesta persiste

El último sábado, bajo la consigna "no dejes que nuestro futuro se vuelva humo", los vecinos de Monteros marcharon por las calles de esa localidad para exigir a las autoridades municipales y provinciales medidas tendientes a controlar la actividad del ingenio Ñuñorco.

Con barbijos, carteles, cacerolas para hacer ruido y bolsas llenas de hollín recolectado en patios, terrazas y veredas de la localidad ubicada a 53 kilómetros de la Capital provincial, los damnificados se dirigieron a la intendencia y luego hasta las puertas de la fábrica de donde, según denunciaron, emana humo negro y cenizas que ocasiona problemas de salud a la población, siendo las patologías más frecuentes las respiratorias y oftalmológicas. A esto se suma, según explicaron, la contaminación sonora de la fábrica que en ocasiones les impide conciliar el sueño debido a que, en esta época del año, la producción no se detiene.

"La marcha se hizo igual porque los políticos son muy buenos para reunirse y hablar, pero muy pocas veces dan las soluciones. Entonces, hasta que no veamos que hay menos cenizas y hollín cayendo del aire, no vamos a dejar las protestas", dijo a eltucumano.com Peter Násztor, uno de los integrantes del Movimiento Civil que busca que en Tucumán se cumpla con el artículo 41 de la Constitución Nacional y con leyes provinciales vigentes desde hace más de una década.

"Los políticos ya no representan a los ciudadanos sino los intereses de las grandes empresas, lo único que importa es la ganancia", reflexionó Násztor y remarcó que "este no es un problema que empezó ayer". "Nuestro reclamo está respaldado por la Constitución Nacional, por la Ley Provincial 7.460 y por ordenanza de la Municipalidad de Monteros 485/1993. La gente está cansada de que sus derechos se vean avasallados. Estamos exigiendo una reunión lo antes posible con los funcionarios y los dueños del ingenio para ver cuál es el costo de poner en condiciones al ingenio y cuánto tiempo necesitan para hacer esta inversión. Si

necesitan diez años, entonces decimos 'no', porque están jugando con nuestra salud. No estamos pidiendo una solución de hoy a mañana, ¿cuántos años tuvieron para hacerlo?".

Fuente: El Tucumano.-

Artículos Relacionados

Teclas de acceso