Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$71,75 / $76,75

Paraná
Paraná

Joven baleado en Paraná XX pelea por su vida

A las 0.30 del sábado, Martín Insaurralde, de 20 años, volvía de trabajar en moto a su casa del barrio Paraná XX, donde vive con su pareja y su hija. Llevaba de acompañante a Martín Palacios, vecino del barrio. Cuando se dirigía por calle Celia Torra, al llegar a la intersección con Garcilazo (en el límite con el barrio Jauretche), dos personas salieron de un montículo de tierra que hay en un terreno, con armas de fuego, y comenzaron a dispararles.

Foto: AIM.
Foto: AIM.

Tres balazos impactaron en Insaurralde, junto a su compañero cayeron de la moto y los agresores se acercaban para ejecutarlos, pero aparentemente como salieron varios vecinos, les arrojaron piedras y escaparon del lugar, indica Uno.

El joven herido fue asistido y trasladado al hospital San Martín. Lo derivaron directamente al quirófano donde le practicaron una cirugía que duró unas cuatro horas. Un balazo que le ingresó por la cintura, le perforó el vaso; otro que ingresó por el abdomen, le afectó el estómago, y un proyectil que lo hirió en el omóplato le perforó un pulmón, que le provocó un neumotórax.

Su madre, Viviana, contó: "Le hicieron una cirugía muy grande. Por el estómago, se hizo como una peritonitis, le sacaron el vaso que producía el mayor sangrado interno. Anoche estaba mal, muy mal, en estado crítico. Ahora no deja de ser crítico, pero con una leve mejoría, el cuerpo está trabajando solo, pero sí sigue con asistencia respiratoria y en coma inducido".

La División Homicidios, a cargo de Horacio Blasón, tomó intervención en el lugar del hecho, junto a la fiscal Mercedes Nin, y recabaron varios testimonios, principalmente el de Palacios, que apuntaron a los sospechosos: Alexander Silva, de 21 años, y su hermano, un adolescente de 17.

La Fiscalía de la Unidad de Investigación y Litigación, solicitó el allanamiento a una vivienda del barrio Jauretche. Ayer en horas de la mañana, los efectivos de Homicidios requisaron la casa, donde hallaron elementos de interés pero no localizaron a los hermanos. Finalmente, tras algunas averiguaciones, llegaron a un rancho ubicado la barranca en la zona de la Toma Nueva, luego de transitar por un sendero, donde los acusados se habían escondido y los detuvieron.

El mayor quedó a disposición de la Fiscalía de Investigación, en tanto que el menor de la Fiscalía de Niños y Adolescentes.

En el lugar del hecho trabajó personal de la Dirección Criminalística, levantando rastros, principalmente balísticos. Serían unas 15 vainas servidas las que encontraron en la calle, de calibres 22, 38 y 9 milímetros.

Acerca de los motivos de la agresión, una hipótesis indica que los agresores buscaban asesinar al acompañante, Palacios, ya que habían tenido un conflicto previo ocurrido unos días atrás.

"Martín vive laburando, trabaja en una verdulería de Churruarín y Grella, no anda en la calle molestando", afirmó una mujer.

Lo que muchos vecinos en forma coincidente afirmaron a Uno es que detrás de estos delincuentes está un conocido personaje del Lomas del Mirador II, a quien vinculan con un sinfín de actividades delictivas en la zona y parece intocable desde hace años.

"La verdad que la zona se volvió más o menos a lo mismo de antes, que llega la noche y escuchás que están a los tiros, con La Milagrosa, con el Municipal", contó una mujer.

"Ahora hay tiroteos en el Jauretche y el XX", dijo Viviana en la tarde del sábado, mientras contaba la situación de su hijo. Además, la madre de Martín pidió: "Que queden presos, porque hay testigos y una cámara". En tanto, la tía de la víctima, Ana, expresó que "la fiscal y el jefe de Homicidios actuaron y se portaron muy bien".

UNO

A las 0.30 del sábado, Martín Insaurralde, de 20 años, volvía de trabajar en moto a su casa del barrio Paraná XX, donde vive con su pareja y su hija. Llevaba de acompañante a Martín Palacios, vecino del barrio. Cuando se dirigía por calle Celia Torra, al llegar a la intersección con Garcilazo (en el límite con el barrio Jauretche), dos personas salieron de un montículo de tierra que hay en un terreno, con armas de fuego, y comenzaron a dispararles.

Tres balazos impactaron en Insaurralde, junto a su compañero cayeron de la moto y los agresores se acercaban para ejecutarlos, pero aparentemente como salieron varios vecinos, les arrojaron piedras y escaparon del lugar, indica Uno.

El joven herido fue asistido y trasladado al hospital San Martín. Lo derivaron directamente al quirófano donde le practicaron una cirugía que duró unas cuatro horas. Un balazo que le ingresó por la cintura, le perforó el vaso; otro que ingresó por el abdomen, le afectó el estómago, y un proyectil que lo hirió en el omóplato le perforó un pulmón, que le provocó un neumotórax.

Su madre, Viviana, contó: "Le hicieron una cirugía muy grande. Por el estómago, se hizo como una peritonitis, le sacaron el vaso que producía el mayor sangrado interno. Anoche estaba mal, muy mal, en estado crítico. Ahora no deja de ser crítico, pero con una leve mejoría, el cuerpo está trabajando solo, pero sí sigue con asistencia respiratoria y en coma inducido".

La División Homicidios, a cargo de Horacio Blasón, tomó intervención en el lugar del hecho, junto a la fiscal Mercedes Nin, y recabaron varios testimonios, principalmente el de Palacios, que apuntaron a los sospechosos: Alexander Silva, de 21 años, y su hermano, un adolescente de 17.

La Fiscalía de la Unidad de Investigación y Litigación, solicitó el allanamiento a una vivienda del barrio Jauretche. Ayer en horas de la mañana, los efectivos de Homicidios requisaron la casa, donde hallaron elementos de interés pero no localizaron a los hermanos. Finalmente, tras algunas averiguaciones, llegaron a un rancho ubicado la barranca en la zona de la Toma Nueva, luego de transitar por un sendero, donde los acusados se habían escondido y los detuvieron.

El mayor quedó a disposición de la Fiscalía de Investigación, en tanto que el menor de la Fiscalía de Niños y Adolescentes.

En el lugar del hecho trabajó personal de la Dirección Criminalística, levantando rastros, principalmente balísticos. Serían unas 15 vainas servidas las que encontraron en la calle, de calibres 22, 38 y 9 milímetros.

Acerca de los motivos de la agresión, una hipótesis indica que los agresores buscaban asesinar al acompañante, Palacios, ya que habían tenido un conflicto previo ocurrido unos días atrás.

"Martín vive laburando, trabaja en una verdulería de Churruarín y Grella, no anda en la calle molestando", afirmó una mujer.

Lo que muchos vecinos en forma coincidente afirmaron a Uno es que detrás de estos delincuentes está un conocido personaje del Lomas del Mirador II, a quien vinculan con un sinfín de actividades delictivas en la zona y parece intocable desde hace años.

"La verdad que la zona se volvió más o menos a lo mismo de antes, que llega la noche y escuchás que están a los tiros, con La Milagrosa, con el Municipal", contó una mujer.

"Ahora hay tiroteos en el Jauretche y el XX", dijo Viviana en la tarde del sábado, mientras contaba la situación de su hijo. Además, la madre de Martín pidió: "Que queden presos, porque hay testigos y una cámara". En tanto, la tía de la víctima, Ana, expresó que "la fiscal y el jefe de Homicidios actuaron y se portaron muy bien".

UNO

Artículos Relacionados

Teclas de acceso