Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$187,0 / $195,0

Política
Política

A un año del fallecimiento de Sergio Varisco, ex intendente de Paraná

Se cumple hoy, 27 de mayo, un año de la desaparición física del ex intendente de Paraná Sergio Fausto Varisco. El dirigente radical falleció a los 60 años, víctima de una neumonía que se complicó por una afección cardíaca. Hoy, a las 19, se realizará una misa en su memoria, en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, y el 1 de junio, el Movimiento de Unidad Radical (MUV) realizará un acto, en la Casa del Partido, San Martín 543, donde se descubrirá una placa recordatoria, confirmó AIM.

Su salud se había deteriorado rápidamente, tras padecer una neumonía. El ex intendente había sido internado para ser tratado por un cuadro de neumonía que, en los primeros momentos, parecía bajo control, ya que mostró un cuadro de salud estable, aunque los médicos que lo atendían en ese momento afirmaron a sus familiares que su evolución dependería de la reacción del organismo al tratamiento. Antes de esa internación, había sido intervenido quirúrgicamente por una afección neurológica, a pedido del profesional que lo atendía.

“La batalla la daremos en todos los terrenos”
En 2018, había sido involucrado en una causa en la justicia federal. Cientos de personas se congregaron el 8 de junio de ese año en la casa de la Unión Cívica Radical (UCR) para respaldar al entonces intendente de Paraná, quien aseguró que su Gobierno no tenía ninguna relación con el narcotráfico y dijo a AIM que darían “batalla en todos los terrenos” para seguir siendo Gobierno en Paraná y ganar la provincia en 2019.

En una conferencia de prensa, Varisco se refirió al informe que elevó la División "Lavado de Activos" de la Policía Federal al juez Leandro Ríos, lo rechazó y advirtió que el texto "tiene errores falaces en conceptos básicos y afirmaciones que demuestran supina ignorancia”, para empañar la imagen del Gobierno Municipal. “Esto es una causa política, fíjense si no habrá persecución política, que se trata de fijar una audiencia de debate en el medio de las elecciones Primarias y las Generales”, dijo entonces a AIM.

A fines de diciembre de 2018 Varisco fue internado en la Fundación Favaloro, de Buenos Aires, donde el 28 de ese mes, fue sometido a una intervención quirúrgica de alta complejidad, consistente en múltiples bay pass, según confirmaron a AIM fuentes familiares. El 2 de enero de 2019, fue trasladado a una sala de Terapia Intermedia, con reducción de la medicación y el retiro de dispositivos médicos complementarios.

El 1 de octubre de 2019, en horas de la siesta, al volver de sus tareas habituales y llegar a su domicilio en calle Pellegrini, el entonces presidente municipal fue agredido por un sujeto que estaba acompañado por otras dos personas, una mujer y otro hombre. Las tres fueron detenidos por el hecho a las pocas horas.

La agresión a Varisco expuso una dura y dolorosa realidad que no se resuelve con intolerancia y violencia. El ataque al jefe de gobierno debió alertar y alarmar a todo el arco político y conmover a los gremios e instituciones que dicen defender el sistema republicano. Por aquel incidente, los tres agresores accedieron al beneficio de probation, y aceptaron pagar como indemnización a Varisco, cada uno, la suma de 1.000 pesos.

El 30 de diciembre de 2019, Varisco fue condenado a seis años y seis meses de prisión y una multa de 200.000 pesos ya que fue considerado por la justicia federal como partícipe necesario del delito de comercialización de estupefacientes agravado. También recibieron penas de prisión el ex concejal Pablo Hernández y la ex policía, Griselda Bordeira. El ex intendente obtuvo el beneficio de la prisión domiciliaria por sus problemas cardiológicos.

En ese momento, el ex jefe de Gobierno de Paraná se mostró “apabullado e indignado”, y advirtió que, “lo que deja mucho que desear y resulta temerario es que se pretenda fundar una imputación y un pedido de condena basándose en lo que un co-imputado (Luciana Lemos) a través de mentiras introduce con el único objeto de beneficiarse”.

Víctima de lawfare
El 3 de enero de 2020, en un documento al que accedió AIM, el Comité Capital de la Unión Cívica Radical (UCR) advirtió que el lawfare, cuya traducción al español es guerra jurídica o guerra judicial, una expresión inglesa cuyo uso se ha generalizado para referirse al uso abusivo de los procedimientos legales nacionales e internacionales, manteniendo una apariencia de legalidad para provocar repudio popular contra un oponente, “está instalado entre nosotros y tiene la función preocupante y lamentable, como lo es criminalizar a la política”, y señaló que Varisco “es una víctima de este accionar”.

En el texto, el Comité Capital del radicalismo recordó entonces que “las prisiones preventivas también se han convertido en un modo de disciplinamiento o sometimiento de la política a intereses sectoriales o particulares, al punto que “esa práctica mereció la condena del papa Francisco”.

Para la UCR “los procesos judiciales se apartan de las reglas legales para lograr el objetivo de condena. Así aparecen pactos espurios, arrepentidos que no siguen el protocolo, acuerdos tácitos o explícitos, pero siempre secretos, para favorecer la presunta delación, obstaculización permanente del derecho de defensa y del ejercicio del mismo, y negación total del principio de inocencia”.

Más adelante señaló que el ex intendente Varisco fue víctima de ese modo “que ha irrumpido en todo el mundo y que tiene por función lograr el escarnio de dirigentes a los que a ciertos sectores les molestan; dirigentes que han logrado tener presencia firme en la política a través de las urnas, es decir del voto popular”.

Además consideró que “para logar el cometido del lawfare es necesario un poder judicial parcial y la acción desaprensiva de un sector de la prensa, que busca la satanización mediática previa del personaje a destruir, con el fin de la que sentencia condenatoria sea simplemente una confirmación de lo ya publicado”.

Sostuvo también que “poco importan los modos, los protocolos, los procesos judiciales una vez que se trazó el cometido de destruir a un dirigente político” y que “se puede caer en situaciones tan burdas, como el hecho de que se arme una causa por un presunto delito, se desarrolle un juicio y se termine condenando por otro delito inventado a mitad de proceso, como le ocurrió a Varisco”.

“El kirchnerismo ha venido sosteniendo que sus principales dirigentes son víctimas del lowfare, pero hay un diferencia sustancial: el peronismo viene de ganar unas elecciones nacionales, mientras que Varisco, a pesar de que lo votaron 58.000 paranaenses, perdió las elecciones y eso facilitó el cometido final de esta nueva infección en el sistema judicial, republicano y político del siglo veintiuno que es, precisamente, el lowfare o guerra judicial”.

Para el Comité Capital del centenario partido “existe una verdad judicial y una verdad en la conciencia del pueblo” y que “todos los paranaenses saben qué se cocinó en todo este caso, porque nadie en su sano juicio y con libertad de conciencia puede afirmar que se ha hecho justicia”. “Tanto es así que, como dirigentes radicales nos ha ocurrido encontrarnos con decenas de dirigentes peronistas que nos admiten que la condena al ex intendente es una aberración con el fin último de destruir a una fuerza política a la que ha costado ganarle una elección”, agregó. “En Argentina el lawfare cobró muchas víctimas y Varisco es una de ellas”, remarcó.

“Es tiempo de pensar en seguir luchando judicialmente para que se haga justicia, hacer las apelaciones y esperar que prime la sensatez porque se trata de mucho más que de la suerte de una persona, se trata también fundamentalmente de preservar el estado de derecho”, finalizó el documento.

En su libro, denunció la persecución macrista
En junio de 2020, Varisco anunció que escribió su libro titulado “Mi defensa”.

Sobre el capítulo vinculado a la causa judicial, el ex intendente sostuvo: “He tenido que escribir sobre lo que nunca hubiese querido hacer: una defensa de mí mismo".

‘‘Lo escribo pensando en aquellas personas que saben de mi inocencia, pero necesitan argumentos para sostenerla. Aquellos que crean o no en mi inocencia hallarán elementos que dejan al descubierto el esquema de mentiras y persecución en torno a mi persona, que es decir a la cabeza visible de un movimiento político de Paraná que a muchos les ha costado enfrentar con las herramientas de la democracia”.

Y agregó: “Asumí el desafío de escribir con mucha humildad, porque es también el deseo de muchos amigos que esperaban que yo hiciera esto: decir mi verdad y denunciar la flagrante violación a principios básicos, como la defensa, que repugna al Estado de derecho”.

La segunda parte del libro rescata anécdotas y tramos relevantes de la vida política argentina y del radicalismo, y es el resultado de charlas que jóvenes de Paraná e integrantes de la Juventud Radical mantuvieron con el ex intendente antes de la cuarentena por el Covid-19.

En el último párrafo de su libro, Varisco escribió: "No puedo obviar que todo comenzó en el mismísimo momento que en un hotel de Paraná, las distintas agrupaciones de Cambiemos discutían las candidaturas para ocupar escaños legislativos". "Ni tampoco puedo obviar las palabras de uno de mis abogados cuando indicó que la catarata de acusaciones y acciones judiciales en mi contra comenzó cuando mi fallida candidatura a gobernador comenzaba a tomar cuerpo. Pero había que abortarla. Y la abortaron".

Luego denunció que “fueron por todo y se hizo realidad aquello que dijo, por lo bajo, y no tan por lo bajo luego, un juez del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos: 'acá te arman una causa y después te tienen en la parrilla durante años' ".

Y concluyó: "Eso no es Estado de Derecho. Solo con la ruptura o violación del Estado de Derecho y todas las prerrogativas constitucionales es posible arribar a una sentencia tan absurda, injusta y arbitraria como la que me condenó en primera instancia".

Vida y trayectoria
Varisco había nacido en Paraná, el 10 de julio de 1960, hijo de Humberto Cayetano y Magda Mastaglia, y tenía una hija, Lucia, fruto de su matrimonio con Ilbe Malisani.

Miembro de la Unión Cívica Radical, fue diputado nacional por Entre Ríos (2005-2009), ocupó la intendencia de Paraná entre 1999 y 2003, y fue reelecto para el cargo en 2015 por Cambiemos, desempeñando funciones desde el 10 de diciembre de ese año hasta diciembre de 2019. Fue además candidato a gobernador de la UCR en 2003, aunque no resultó electo.

En 2019, confirmó su precandidatura para la reelección en la intendencia de Paraná, debiendo competir en las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso) contra Emanuel Gainza, del partido Propuesta Republicana (PRO), en la interna de la alianza Cambiemos. En las elecciones primarias del 14 de abril de 2019, Varisco derrotó por amplio margen a Gainza y se ubicó en segundo puesto en el total de candidatos (por detrás del actual intendente, Adán Bahl), constituyéndose candidato de la alianza Cambiemos para las elecciones generales del 9 de junio de ese año.

Sentida despedida
Aunque todo el arco político provincial despidió a Varisco con sentidas palabras, el mensaje que más llegó a la ciudadanía fue el del fallecido ex gobernador peronista Jorge Busti. En Twitter, Busti lo despidió así: “Quiero despedir a Sergio Varisco, un político de raza y un hombre de la democracia. Más allá de públicas y notorias diferencias políticas, es justo reconocer que se trató de un digno adversario con quien competí en las elecciones del año 2003. Siempre me sorprendió su capacidad y vocación militante: en esa campaña, cada vez que yo llegaba a un pueblo o localidad entrerriana, por más pequeña que fuera, todos me decían que Varisco ya había estado previamente. En tiempos de grietas, es importante recordar que con su padre, don Humberto, también me unió una relación de respeto y trabajo en conjunto, cuando él fue intendente y yo gobernador. Mis sinceras condolencias a su madre, a su hija, a sus seres queridos y compañeros de militancia”.

Misa y acto recordatorio
Este viernes 27, a las 19, familiares, amigos y allegados realizarán una misa en su memoria. Será en la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, Los Vascos 789, de Paraná.

Además, el 1 de junio, a las 19, el Movimiento de Unidad Radical (MUV) realizará un acto, en la Casa del Partido, San Martín 543, donde se descubrirá una placa recordatoria, confirmó AIM.

Relacionada
https://www.aimdigital.com.ar/politica/el-arco-poltico-entrerriano-expres-su-pesar-por-la-muerte-de-varisco.htm

aniversario fallecimiento Sergio Varisco acto misa lawfare

Artículos Relacionados

Teclas de acceso