Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$134,0 / $142,0

Política
Política

La masacre viene marchando

La pobreza crece a pasos agigantados en el país.
La pobreza crece a pasos agigantados en el país.

Por decreto de necesidad y urgencia 260, del 12 de marzo de 2020, el gobierno nacional dispuso la emergencia sanitaria por un año, con cierre de aeropuertos. Toda la población argentina fue obligada a quedarse en casa por quincenas prorrogables. Pero la gente, atrapada entre la enfermedad y la ruina económica, desoye cada vez más las instrucciones oficiales y cumple cada vez menos la cuarentena.

Quien no conoce la cárcel, no conoce el Estado
León Tolstoy

A pesar de figurar con ese nombre en los decretos, el gobierno ha dispuesto no llamarla más cuarentena, posiblemente porque reconoce que ya no tiene crédito. Y sin embargo, tiene algo muy novedoso: nunca antes en toda la historia de la humanidad se había puesto en cuarentena a los sanos, siempre fueron los enfermos y sus contactos estrechos.

Los miembros del equipo asesor del presidente, integrado casi únicamente por infectólogos, son parte de empresas que lucran con vacunas, respiradores o plasma y no quieren levantar la cuarentena hasta que haya vacuna.

Pero el 98 por ciento de los enfermos sobreviven, no hay motivo para seguir encerrando a personas que sobrevivirán con las terapias que ya han ido apareciendo. Las previsiones iniciales del profesor Neil Ferguson en el Imperial College de Londres se mostraron enormemente erradas. Estimaban unos 40 millones de muertos, pero se fundaban en un modelo matemático basado en un programa informático muy propenso a errores.

La pérdida económica por un día de paro tiene consecuencias graves, que los gobiernos se encargan de destacar cada vez que hay una huelga de trabajadores. Es casi imposible imaginar las consecuencias de un paro de un año, promovido esta vez por el propio gobierno.

El congreso no debate las medidas sanitarias, que son exageradas y se aplican más a la peste que previó el Imperial College que a la que sobrevino realmente.

El año pasado hubo 32.000 muertes por gripe, para la que hay vacuna, y el país no se paró (casi no se enteró). Ahora hay 5000 muertos y el país está parado desde hace cinco meses y seguirá así hasta que haya una vacuna, al menos eso dice el decreto presidencial.

Hay un estado de excepción con una emergencia sanitaria por una enfermedad de letalidad baja para la que ya hay terapias. Manteniendo la población encerrada se hará mucho más daño que el que se quiere evitar.

La liga argentina de lucha contra el cáncer denuncia que el 80 por ciento de diagnósticos de tumores llegan al tratamiento con retardo. Los tumores de mama llegan con metástasis, como los de colon. Las apendicitis llegan al quirófano como peritonitis; las embarazadas no se controlan; los bioquímicos hacen el 30 por ciento de los análisis que hacían; es decir, el 70 por ciento de la población no controla sus enfermedades de base.

El miedo abatió y angustió a la población, que se está automedicando. Los farmacéuticos denuncian intoxicaciones por ingesta de ansiolíticos y fármacos para dormir. El daño de la automedicación es grande en gente angustiada. No los dejan salir a trabajar, ven que están perdiendo su negocio o su trabajo y que las empresas quiebran. Todo ese estrés desarrolla enfermedades nuevas. Habrá pandemias de otras enfermedades, entre ellas las generadas por la pobreza, que ya ronda el 50 por ciento.
De la Redacción de AIM.

Pandemia y pobreza Masacre Pymes covid 19

Artículos Relacionados

Teclas de acceso