Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$823,0 / $863,0

Provinciales
Provinciales

En abril: Miremos al cielo, miremos las Líridas

Entre el 22 y 23 de abril, nuestros ojos deben mirar al cielo y así poder disfrutar de la lluvia de meteoritos de las Líridas, un fenómeno que será visible desde el hemisferio sur, supo AIM. En esta nota, todo lo que hay que saber para ver el fenómeno.[{adj:76893 alignright}]


La lluvia de estrellas Líridas se puede disfrutar en el mes de abril. Entre el 16 hasta el 25 de abril, será posible contemplar, todas las noches, un ballet de estrellas fugaces por encima de nuestras cabezas. Durante este período, la luz de la luna será bastante débil, lo que facilitará aún más la observación de meteoros en la noche.

Sin embargo, la intensidad máxima del enjambre se producirá la noche del 22 de abril y la mañana del 23, durante la cual se podrán admirar de 10 a 20 estrellas fugaces cada hora.

Este espectáculo celeste existe gracias a las partículas del cometa C / 1861 G1, también apodado Tchatcher, que atraviesa cada año la órbita terrestre. Este objeto celeste se elevó a 50.1 millones de kilómetros de la Tierra en 1861, generalizando este fenómeno astronómico.

Para observar las estrellas fugaces, será necesario mirar hacia la constelación de Hércules, y no hacia la de Lira, que da nombre en sí a las Líridas. Con el tiempo, su punto de origen se ha deslizado en la constelación del héroe griego. Por lo tanto, es recomendable mirar a la derecha de la constelación de Hércules, precisamente alrededor de la estrella muy brillante Vega, ya que es aquí donde vendrán los meteoros.

Lo ideal es tener un pequeño telescopio para ello, aunque lo cierto es que para ver las Líridas no te hará falta aparato alguno.

Desde Argentina, los especialistas aseguran que se podrán ver pero depende de varios factores: las coordenadas geográficas del observador y su elevación, la hora del día, la polución de las luces de la ciudad, el clima y el relieve terrestre.

Lo que sí puedes tener es un mapa del cielo para localizarla. Ahora hay aplicaciones móviles que utilizan la geolocalización basada en realidad aumentada para calcular en tiempo real la ubicación de las constelaciones y las estrellas visibles desde la Tierra. Simplemente apunta tu dispositivo hacia el cielo para ver aparecer los objetos celestes.

Las Líridas no son meteoros particularmente brillantes, pero tienen la particularidad de dejar a veces atrás un rastro que puede persistir durante varios minutos, haciéndolos más visibles.

Este año, el pico de actividad caerá durante el crecimiento de la luna. La claridad de nuestro satélite no interferirá indebidamente en la observación

Mejores lugares para ver el fenómeno

Siempre es recomendable elegir un lugar lejos de las ciudades y, por lo tanto, cualquier contaminación lumínica para una observación óptima. Si se alcanzará el máximo el 22 de abril, también será posible intentar localizar las Lyrids el 21 o 23 de abril según las condiciones.

Es mejor prepararse para una larga noche de avistamientos, en una cómoda silla cubierta con ropa de abrigo. Debes además dejar que pasen al menos 20 o 30 minutos para que de este modo, tu vista se acostumbre a la oscuridad y puedas detectar en el cielo la belleza de las líridas a su paso.

Por qué se produce la lluvia

Las Líridas se encuentran entre las lluvias de meteoros más antiguas observadas. Los primeros testimonios datan de hace unos 2.700 años . Las historias chinas que datan de 687 aC evocan «estrellas fugaces como la lluvia».

Esta lluvia de meteoros aparece cuando la Tierra cruza la corriente de escombros dejada por el periódico cometa Thatcher , más conocido científicamente como C / 1861 G1. Durante mucho tiempo, este cuerpo tarda no menos de 415 años en completar una órbita alrededor del Sol. Su última visita fue en 1861 y la siguiente no debería ser antes de 2276.

Penetrando nuestra atmósfera a una velocidad promedio de 49 km / s (unos 177 000 km / h), estos pequeños granos de polvo se abandonan como decimos durante el paso del cometa C / 1861 G1 (Thatcher)dejando hermosos rastros de luz en sus estelas. Incluso si la tasa promedio de meteoritos visibles por hora es de veinte, los especialistas recuerdan que puede escapar repentinamente y subir a 90, como en 1982. Durante el siglo XIX, los testigos informaron haber contado hasta 167 meteoros en el espacio de 15 minutos.

Desde ese momento de 1982 que te mencionamos,  no se ha observado ningún fenómeno similar. Este año, las predicciones no anuncian una intensidad mucho mayor, pero nunca se sabe. Recordamos que una lluvia de estrellas fugaces resulta del encuentro de la Tierra con el polvo que generalmente proviene de la parte posterior de un cometa. Mientras arden en la atmósfera, estos escombros dejan un rastro luminoso detrás de ellos. Las Líridas, menos impresionantes que las Perseidas de agosto, han perdido algo de brillo con el tiempo o son cada vez menos intensas, pero cada año se pueden observar de modo que este 2020 no será distinto.

estrellas liridas lluvia

Artículos Relacionados

Teclas de acceso