Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$126,0 / $132,0

Provinciales
Provinciales

La ley pareja

Controles policiales, cada vez más frecuentes.
Controles policiales, cada vez más frecuentes.

La policía de Entre Ríos, a veces la Federal y también la Gendarmería, instalan en ciertos puntos de las rutas puestos de control colocando una camioneta o un furgón en la banquina y conos plásticos de advertencia en la ruta.

Entonces los vehículos deben disminuir la marcha hasta detenerse y algunos conductores "elegidos" son enviados a estacionarse a un costado para mostrar documentos -permisos para circular posiblemente violatorios del derecho constitucional a transitar libremente- y prepararse para un acta de infracción: una multa.

Las hay por varios motivos, todos contemplados en la ley nacional de tránsito a la que adhirió el Estado provincial, que se cumple en estos casos como no se cumple el artículo 14 de la constitución nacional, que no obstante está por encima de cualquier ley y debería ser respetado escrupulosamente porque consagra los derechos que hacen ciudadanos de una república a los habitantes del territorio argentino.

Sin embargo, los mismos encargados por el poder político de hacer cumplir la ley que les importa, y quizá también de recaudar fondos por esa vía, no se muestran muy celosos al momento de cumplir ellos mismos las normas que hacen cumplir a los otros, a las sufridas víctimas de las restricciones montadas sobre la peste desde hace ya nueve meses.

Hace algunos días, el jueves 5 de noviembre a media mañana, en calle Los Aromos, frente a la municipalidad de Villa Urquiza, departamento Paraná, en una mañana soleada de primavera, en la tranquilidad virginal del lugar, se estacionó una camioneta de la policía.

Los autos no podían pasar, salvo algunos que se animaban a una maniobra arriesgada que podía terminar en un roce. Allí estuvo, paradójicamente a metros de la sede donde se toma examen a los conductores para renovar el carnet y de donde salen los examinadores para comprobar en la calle la capacidad de manejo de los aspirantes.

No deja de haber cierto contraste entre lo que se exige a unos, que para conseguir el carnet deben erogar unos 2000 pesos por varios conceptos, estudiar las reglas y superar un examen escrito donde deben evidenciar que conocen cómo y dónde estacionar, y lo que se permiten otros. Como dijo Jauretche en alguna ocasión "o es pa´ todos el invierno o es pa´ todos la cobija". No vale que en primavera la alegría del mundo se traduzca en restricciones para unos y liberalidad para otros, de modo que las multas por transgresiones menores parezcan burlas para los multados.
De la Redacción de AIM.

Restricciones para pocos liberalidad carnet policia villa urquiza

Artículos Relacionados

Teclas de acceso