Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$132,0 / $140,0

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar

Cómo identificar estilos de apego en las primeras citas

El estilo de apego es un buen predictor de cómo se va a comportar una persona en la intimidad, una información que es vital a la hora de elegir una pareja. En este artículo te damos información para que le puedas sacar partido a esta información.

Identificar estilos de apego en las primeras citas es una ventaja, ya que nos puede ahorrar un montón de sufrimiento. Si alguna vez te has lamentado de tu mala suerte en el amor, esta podría ser la causa. De este modo, aunque no siempre es posible “elegir” de quien enamorarte, ser consciente de cómo se vincula una persona contigo en el plano afectivo te da una gran ventaja. Si decimos esto es por una razón muy concreta. Tener una pareja con un estilo evitativo, por ejemplo, se asocia con una incapacidad para entender las emociones, tanto las propias como las ajenas. Son personas con problemas establecer eso que en el lenguaje coloquial conocemos como complicidad.

Asimismo, una investigación de la Universidad de Milano-Bicocca, en Italia, y publicada en la revista Frontiers in Psychology, nos avisa de algo muy concreto: tener a nuestro lado a una pareja definida por un apego seguro hace más probable que la relación tenga futuro y, además, un futuro en el que nos sintamos bien.

Por el contrario, los vínculos inseguros se manifiestan con dinámicas agresivas.

La forma en que nos vinculamos a nuestros cuidadores en la infancia define en buena parte de los casos la manera en la que nos vinculamos con nuestras parejas.

Claves para identificar estilos de apego en las primeras citas

Antes de profundizar en cómo identificar estilos de apego en nuestras primeras citas, es importante clarificar qué es eso del “apego”. Bien, los estilos de apego definen la manera en que nos vinculamos con nuestros progenitores en la infancia. Fue John Bowly quien desarrolló esta teoría y nos explicó que hay cuatro tipologías: seguro, ansioso-ambivalente, desorganizado y evitativo.

Estas primeras experiencias tienen un gran impacto en la vida del ser humano. Habrá niños que contaron con cuidadores que atendieron cada necesidad y supieron ofrecer un afecto enriquecedor y seguro. Otros, en cambio, tuvieron que hacer frente a la frialdad emocional, el abandono o el maltrato.

Todo lo vivido en esos primeros años de vida determina también el modo en que se construyen las relaciones afectivas en la edad adulta.

Los doctores Mario Mikulincer Phillip y R. Shaver explican en su libro Attachment in Adulthood (2016) que cerca del 35-40 por ciento de las personas dicen que se sienten inseguras en sus relaciones. Solo el 60-65 por ciento señala poder disfrutar de relaciones seguras, amorosas y satisfactorias.

Es evidente que una infancia feliz es el sustrato para lograr una vida plena. Por tanto, poder identificar estilos de apego lo más pronto posible en esas personas que nos atraen garantizaría, en cierto modo, “acertar” en nuestra búsqueda de pareja. Veamos cómo.

Si bien se estima que los estilos de apego son estables en el tiempo, hay personas que sí logran superar esos vacíos y sufrimientos afectivos experimentados con sus progenitores, para construir relaciones en la edad adulta felices y satisfactorias.

Pregúntale cómo fue su última relación sentimental

Sacar el tema de las relaciones pasadas es de lo más común en una primera cita. Es un buen tema de conversación con el que podemos obtener información relevante sobre la persona que tenemos en frente. Preguntar a nuestra cita, ligue o esa figura con quien hemos hecho match en una aplicación cómo fue su última relación es una estrategia eficaz.

Gracias a ella podremos deducir lo siguiente:

Apego seguro. No tendrá ningún problema en hablar sobre este tema. Por lo general, las personas con un apego seguro tienen relaciones más largas y comprometidas. Además, no suelen hablar de manera negativa de sus exparejas.

Apego desorganizado. Te dirán que prefieren no hablar de ese tema, es una historia del pasado a la que no quieren darle importancia. Les importa el aquí y ahora.

El apego ansioso. Las personas con un estilo ansioso evidenciarán cierta inquietud emocional. Se sentirán angustiadas o incluso arrastrarán consigo cierta desazón o enfado al hablar de sus relaciones pasadas. Sus relaciones siempre resultan dolorosas y hasta traumáticas.

El apego evitativo. En este caso, es común que se cierren en banda. Prefieren que hables tú a tener que hablar ellos.

Preguntemos cómo fue su infancia

Para identificar estilos de apego en nuestras “posibles” parejas es interesante fijarnos en el relato de su infancia y en la relación con sus figuras de referencia. Bien es cierto que este tema ya pertenece a un terreno más íntimo y delicado y podemos encontrarnos con ciertas barreras comprensibles.

En estos casos, es importante actuar con prudencia y si lo preferimos, hablar primero de cómo fue nuestra niñez, para después animar al otro.

Apego seguro. Probablemente, hablará con normalidad de su infancia, destacando experiencias buenas y experiencias malas. Será honesto y, por lo general, evidenciará siempre una buena relación con sus padres.

Apego desorganizado. Las personas definidas por un apego desorganizado dirán que no recuerdan bien su infancia. Harán una descripción de momentos puntales en los que fueron felices, pero nunca llegan a profundizar, a hablar en detalle de sus progenitores.

El apego ansioso. En este caso, es común que los hombres y las mujeres definidos por un apego ansioso hablen en profundidad de su infancia. Lo harán, pero de manera desordenada, mezclando el pasado con el presente, lamentando aspectos que echaron en falta, dinámicas complicadas a nivel familiar que siguen arrastrando.

Apego evitativo. Las personas definidas por un apego evitativo pueden hacer dos cosas: mentir o esquivar la pregunta.

Identificar estilos de apego en las primeras semanas de relación

Puede que durante las primeras citas esa persona que nos atrae intente mostrar lo mejor de sí misma. Esto puede hacer que partes de su personalidad y actitud aparezcan maquilladas. Sin embargo, a medida que pasan los días y las semanas ya podemos deducir los estilos de apego. Estas serían algunas pistas:

Apego seguro. Estamos ante una persona en quien se puede confiar, alguien que sabe responder a nuestras emociones y necesidades. Además, no están dominados por los miedos o la inseguridad. No aparecen conductas de celos, son independientes, atentos, saben cuidarnos y cuidarse a ellos mismos sin derivar en dependencias.

Apego desorganizado. Son personas impredecibles. Hay veces que se revelan como personas muy necesitadas de afecto, muy cariñosas, amables y cómplices. Sin embargo, al cabo de los días les surgen las dudas y la desconfianza. Necesitan muestras de nuestro compromiso.

El apego ansioso. En este caso estaremos ante personas dominadas por muchos miedos y orientadas a construir relaciones dependientes. Evidencian miedo al abandono, miedo a que a la pareja le suceda algo, a que les traicionen, temor a que lo sucedido en relaciones anteriores vuelva a repetirse con la pareja actual. Son personas muy inseguras.

El apego evitativo. Entre todos los estilos de apego que podemos encontrar en una relación, este es uno de los más complejos. Son personas que no se dejan amar, son huidizas y desconfiadas. Es evidente que están faltas de amor, pero ni saben ofrecerlo ni tampoco recibirlo.

Para concluir. Si bien es cierto que nunca podremos identificar al 100 por ciento el tipo de apego en una pareja en las primeras etapas, siempre hay indicios, actitudes y conductas entre las que podemos leer entre líneas.

Finalmente, un último comentario. Tengamos en cuenta que nuestro estilo de apego puede cambiar en función de distintas variables o incluso del contexto. Por ejemplo, una persona puede mostrar un estilo de apego seguro con su familia y ambivalente con su pareja o sus amigos. De ahí que sea el todo global sobre el que os recomendamos sacar conclusiones.

Fuente: La Mente es Maravillosa

tipo de apego relaciones

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso