Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$145,2 / $153,2

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar

Hábitos saludables y sistema inmunológico fuerte: Todos contra Ómicron 

Según las últimas cifras de la Organización Mundial de la Salud OMS), las enfermedades no transmisibles matan a 41 millones de personas cada año, lo que equivale al 71 por ciento de las muertes que se producen en el mundo. Estas enfermedades representan una verdadera epidemia que va en aumento debido al envejecimiento de la población y los modos de vida actuales que acentúan el sedentarismo y la mala alimentación. Por la doctora Estefanía Peltzer, médica especialista en Medicina General y Familiar . Especial para AIM .


Las principales Ecnt son la obesidad, diabetes, las enfermedades cardiovasculares (HTA, IAM, ateroesclerosis, ACV, insuficiencia cardiaca), el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas y la enfermedad renal. Estos cuatro grupos de enfermedades son responsables de más del 80 por ciento de todas las muertes prematuras.

En relación a la pandemia mundial de Covid-19 los estudios respecto a estas enfermedades demuestran una fuerte asociación de las mismas a las complicaciones de la enfermedad por Covid-19, incluso con un aumento de la mortalidad ante la coexistencia con el Sars COV-2.

Lo interesante y aún más llamativo es que todas estas enfermedades se asocian y responden a factores en común, el estilo de vida. Dentro de los cuales se encuentran los hábitos alimentarios, el tabaquismo, el sedentarismo y la falta de actividad física.

En primer lugar y relacionada a todas las enfermedades crónicas no transmisibles se encuentra la obesidad. El exceso de grasa corporal tiene una fuerte asociación con la HTA, la diabetes, cáncer, ya que la grasa corporal actúa como un verdadero órgano endocrino, donde se producen hormonas como el ansiotensinogeno, resistina, interleuquinas, mediadores de inflamación, entre muchas otras más. Estos generan un estado inflamatorio crónico de bajo grado, el cual es responsable de una severa disminución de la respuesta y funcionalidad del sistema inmunológico

Pero, ¿por qué estas enfermedades se relacionan con las complicaciones del Covid-19?
La rápida y progresiva propagación de la pandemia del coronavirus del SarsCoV-2 que causa la enfermedad inducida por el coronavirus (Covid-19) ha afectado profundamente la salud de miles de personas, los sistemas nacionales de atención de la salud y ha afectado significativamente la estabilidad económica mundial. Las características del Sars-CoV-2 que distinguen particularmente esta enfermedad de la influenza son una mayor tasa de transmisión combinada con un mayor riesgo de mortalidad por Covid-19 principalmente debido al síndrome de dificultad respiratoria aguda (Sdra). Si bien la principal causa de mortalidad por Covid-19, particularmente en adultos mayores y aquellos con sistemas inmunes comprometidos, es la insuficiencia respiratoria, una cantidad de pacientes exhiben patologías cardiovasculares que incluyen insuficiencia cardíaca congestiva y disfunción cardiovascular.

La investigación actual muestra que el mal pronóstico de los pacientes con Covid-19 está relacionado con factores como el sexo (masculino), la edad (> 60 años), las enfermedades subyacentes (hipertensión, diabetes y enfermedad cardiovascular), SDRA secundario y otros factores relevantes

Atención con Omicron
Según la OMS respecto a la nueva variante Omicron o B.1.1.529, El primer caso conocido de infección por esta variante se confirmó en una muestra tomada el 9 de noviembre de 2021, en Sudáfrica.

La variante B.1.1.529 presenta un gran número de mutaciones, algunas de las cuales son preocupantes. Las pruebas iniciales indican que el riesgo de reinfectarse por esta variante es mayor que con otras variantes preocupantes y, al parecer, el número de casos que ocasiona están aumentando en casi todas las provincias sudafricanas.

¿Cómo mantener nuestro sistema inmunológico fuerte contra las infecciones?
La alimentación saludable es uno de los pilares más importantes, la ingesta de una dieta variada y equilibrada juega un rol clave en el fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico.

La actividad física cumple también un rol fundamental, no solo en la prevención, si no en el tratamiento de estas, actúa como un verdadero medicamento. El ejercicio actúa como un potente vasodilatador, el aumento de flujo a los músculos mejorara la captación de insulina y glucosa por los mismos. Además, estimula la formación de nuevos capilares, y de esta forma reduce la HTA. Otros de sus beneficios es la reducción del hiperestres.

Debemos mejorar el sueño, no solo en cantidad de horas, si no también, es su calidad, ya que es un proceso fundamental para poder reducir el hiperestres, reconstituirnos, mejorar los niveles de insulina, y, aunque le resulte llamativo, bajar de peso.

Por último, y no por ello menos importante, reducir el hiperestres, también es esencial. Este se encuentra íntimamente ligado al sistema renina angiotensina aldosterona, lo activa, elevando los niveles de angiotensina, y por lo tanto las consecuencias que estudiaremos más adelante. Además, se asocia a niveles elevados de cortisol, noradrenalina, que son hormonas fuertemente ligadas a la hiperglucemia, resistencia a la insulina e HTA. Recordemos que tenemos muchas herramientas para combatirlo. Entre ellas la actividad física, la meditación, la recreación.

Epidemia de Ecnt omicron Estefania Peltzer sistema inmunologico hiperestres actividad fisica

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso