Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$848,5 / $888,5

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar

La gripe acecha

La gripe, llamada también "influenza" porque hace siglos en Italia se atribuía a la "influencia" de la luna y se la esperaba con temor, es una infección viral aguda que ataca sobre todo en la estación fría, que este año llegó con demora y con mucha humedad. Cada dos o tres años las cepas virales de la gripe, que circulan por todo el mundo, mutan, lo que hace necesario producir nuevas vacunas y deja sin eficacia a las vacunas que se aplicaban a las cepas anteriores del virus.

La mutación puede dar lugar, cada tres décadas aproximadamente, a formas muy patógenas del virus, como la famosa "gripe española", que produjo en 1918 más muertes que la primera guerra mundial. Se originó en los Estados Unidos, entre soldados que volvían del frente europeo, pero se llamó "española" porque sólo la prensa de España informó libremente sobre ella debido a que no estaba censurada como la de los países que habían participado de la guerra.

Cada año es necesario disponer de camas en hospitales para las complicaciones de la gripe, particularmente las neumonías.

Es diferente del resfrío porque éste es producido fundamentalmente por rinovirus que atacan las vías respiratorias superiores sin dar síntomas como fiebre, dolores musculares y decaimiento, propios de la gripe.

Los síntomas son el inicio súbito de fiebre, tos, dolores musculares, articulares, de cabeza y garganta, intenso malestar y abundante secreción nasal. En personas con alto riesgo la gripe puede ser una enfermedad grave, e incluso mortal.

Las epidemias anuales causan 3 a 5 millones de casos graves y de 300.000 a a 650 000 muertes.

En los años anteriores, debido a la pandemia de Covid 19, la gripe estacional quedó enmascarada, pero produjo los daños habituales que en general fueron atribuidos, como los producidos por otras enfermedades, a la pandemia.

La gripe tiene su grupo de riesgo en los mayores de 65 años y en los inmunodeprimidos, portadores del Sida, enfermos oncológicos o asmáticos, pacientes de diabetes y en los niños más pequeños, que pueden complicarse con neumonía, causada por el mismo virus o por bacterias.

Se debe evitar la automedicación y consultar al médico, sobre todo porque el mal puede no ser gripe sino otra enfermedad; hay que evitar ambientes cerrados y poco ventilados y el contacto con los enfermos.

No se recomienda cerrar las escuelas durante una epidemia, porque está demostrado que no es un procedimiento efectivo. Cuando se convierte en pandemia, la gripe puede ser más seria en los países pobres, que no tienen reserva de vacunas sino para atender los casos normales cada año, pero no un número excepcional.

Cuando la temperatura desciende, como pasó este año a mediados de junio recrudece la modalidad invernal de la gripe, que ataca sobre todo las vías respiratorias, porque la de primavera y verano afecta más bien el aparato digestivo.

Para paliar el ataque del virus, que ataca a personas de cualquier edad pero es más seria en los mayores de 65, se debe llevar una vida sana en cuanto a la alimentación y a la actividad física y además ingerir buena cantidad de vitamina C.

En cuanto a la vitamina C basta en el caso de los niños darles dos naranjas exprimidas cada mañana, con lo que tendrán suficiente. Las vacunas no están recomendadas más que mayores de 65 años y personas inmunodeprimidas por alguna otra enfermedad o intervenciones quirúrgicas del bazo.

En ambientes cerrados, sobre todo cuando hay fumadores, el virus prolifera más, lo mismo que en los colegios, por lo que la recomendación es ventilar esos ambientes.

La enfermedad se propaga fácilmente sobre todo en entornos cerrados, como escuelas y residencias de ancianos. Al toser o estornudar, los infectados dispersan en el aire pequeñas gotas con virus, que infectan a las personas cercanas. El virus también puede transmitirse por las manos contaminadas, por lo que se recomienda lavarse las manos frecuentemente y cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo al toser.
De la Redacción de AIM.

influenza enfermedad luna cepas virales mutacion

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso