Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$77,50 / $83,50

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar

Se calcula que para el año 2050 la crisis climática podría desplazar a 1.200 millones de personas

La crisis climática global podría provocar el desplazamiento de más de mil millones de personas de sus hogares en los próximos 30 años, a medida que los desastres ecológicos impulsen migraciones masivas y un mayor conflicto armado, según un nuevo informe.
El Registro de Amenazas Ecológicas, realizado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP, por sus siglas en inglés), con sede en Sydney, proyectó que hasta 1.200 millones de personas en todo el mundo podrían verse desplazadas para el año 2050. Ningún país podrá escapar del impacto de la crisis climática, pero las poblaciones más pobres y vulnerables del mundo serán las más afectadas.
«Las amenazas ecológicas y el cambio climático plantean serios desafíos para el desarrollo global y la paz», asegura el informe. «Los países menos resilientes del mundo, cuando se enfrentan a crisis ecológicas, tienen más probabilidades de experimentar disturbios civiles, inestabilidad política, fragmentación social y colapso económico».
El informe se basó en datos de organizaciones internacionales como las Naciones Unidas, el Centro de Monitoreo de Desplazamientos Internos, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y la investigación previa del IEP sobre los niveles de resiliencia de los países. Con estas cifras, el IEP luego calculó las amenazas relativas del crecimiento de la población, el estrés hídrico, la inseguridad alimentaria, las sequías, las inundaciones, los ciclones, el aumento de la temperatura y el nivel del mar.
Descubrió que más de mil millones de personas vivían en 31 países que tenían baja resiliencia, lo que significa que no están equipadas para resistir el impacto del cambio ecológico en las próximas décadas.
Las regiones que enfrentan el mayor número de amenazas son el África subsahariana, el sur de Asia, el Medio Oriente y el norte de África, según el informe.
«No todas estas personas serán desplazadas, sin embargo, es probable que una gran cantidad de ellas lo sea», dijo el IEP.
Los países con mejores recursos en lugares como América del Norte y Europa serán más capaces de manejar los efectos de estos desastres, pero probablemente enfrentarán enormes flujos de refugiados climáticos, advirtió el informe.
«Esto tendrá enormes impactos sociales y políticos, no solo en el mundo en desarrollo, sino también en el desarrollado, ya que el desplazamiento masivo conducirá a mayores flujos de refugiados hacia los países más desarrollados», afirmó el fundador del IEP Steve Killelea en un comunicado de prensa, agregando que el cambio ecológico era «la próxima gran amenaza global para nuestro planeta».
Escasez de alimentos y agua
La población mundial es actualmente de 7.800 millones. Se estima que ese número alcance los 10.000 millones para 2050, algo que satura los ya agotados recursos naturales del mundo, dijo el informe, que cita datos del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU.
Se espera que la mayor parte de este crecimiento de la población tenga lugar en países con conflictos armados en curso, como los del África subsahariana, según el informe.
Citando una investigación de la organización mundial sin fines de lucro World Resource Institute, el informe proyecta que para 2050, la demanda mundial de alimentos aumentará en un 50 por ciento y 3.500 millones de personas podrían sufrir inseguridad alimentaria.
La escasez de agua puede ser un problema aún mayor: ya hay más de 2.600 millones de personas que enfrentan un estrés hídrico alto o extremo, lo que significa que no tienen suficiente agua para sus necesidades o que su suministro de agua está en riesgo de interrupción, señala el informe.
El cambio climático ha provocado lluvias interrumpidas, aumento de las temperaturas y otros impactos ecológicos que ya generan crisis de agua: en 2019, Chennai, la sexta ciudad más grande de la India, casi se quedó sin agua. El agua tenía que ser transportada en camiones todos los días desde otros estados, y la gente hacía fila durante horas al sol para llenar jarras con su ración diaria de este recurso.
Para 2040, un total de 5.400 millones de personas, o más de la mitad de la población mundial proyectada, vivirán en países que enfrentan un estrés hídrico alto o extremo. India y China, los dos países más poblados del mundo, estarán entre esos países, según el informe.
También podría significar más violencia y conflicto, que no solo desestabilizan las economías y los gobiernos, sino que impulsan la migración masiva. Solo en la última década, los incidentes violentos relacionados con el agua han aumentado en un 270 por ciento en todo el mundo, indicó el IEP, citando a la empresa de soluciones de agua WorldWater.
Desastres naturales
Los últimos años han visto un aumento dramático en los desastres naturales en todo el mundo, que los expertos advirtieron durante mucho tiempo que son síntomas de una crisis climática que empeora: incendios forestales devastadores en California, olas de calor en Europa, temores de un colapso de presas en China y una temporada récord de huracanes en el sur de Estados Unidos.
Asia-Pacífico ha sido la región más afectada; el 29 por ciento de todos los desastres naturales en los últimos 30 años han tenido lugar allí, según el estudio. Europa tuvo el segundo mayor número de desastres naturales a nivel mundial.
En 2019, India enfrentó el mayor desplazamiento de población debido a desastres naturales, con 5 millones de personas que tuvieron que abandonar sus hogares, según el estudio. Los investigadores encontraron además que a nivel mundial, los desastres naturales desplazaron a 25 millones de personas el año pasado, y es probable que el número siga en aumento.
Y estos desastres naturales golpean con más fuerza en los países más pobres; matan siete veces más personas en las naciones menos desarrolladas que en las altamente desarrolladas, encontró el informe, utilizando indicadores socioeconómicos de la investigación previa del IEP sobre resiliencia ecológica. No es porque los desastres en los países más pobres ocurran con más frecuencia o con mayor gravedad, sino porque esas naciones son menos capaces de manejar el impacto.
Todas estas amenazas combinadas crearán una crisis migratoria que luego puede causar efectos secundarios como una mayor inestabilidad política, inseguridad global y una mayor hostilidad hacia los inmigrantes.
La cooperación internacional y la ayuda extranjera relacionada con el clima serán esenciales para mitigar estos efectos y ayudar a los países en desarrollo a construir una mejor resiliencia, según el informe. Este tipo de ayuda internacional ya se ha multiplicado por 34 entre 2000 y 2018 a medida que se hizo evidente el alcance total de la crisis, pero todavía «están muy por debajo de lo que se necesita para abordar estos problemas en el futuro», advierte el informe.
Fuente: Noticias Ambientales.-

crisis climática Calentamiento global

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso