Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$98,75 / $104,7

Caleidoscopio
Caleidoscopio

Fuego en las cañas

Mary Thomas era una esclava africana en la isla dinamarquesa de Sainte Croix, en las Vírgenes del Caribe, hoy territorio de los Estados Unidos.

Trabajaba en el campo con sus compañeros de infortunio cortando caña de azúcar hasta que el primero de octubre de 1878 la isla ardió y el sol se puso detrás del humo en la ciudad de Frederiksted.

Fue el debut histórico de Mary Thomas, que hoy aparece inmortalizada en Copenhagen en una estatua que la muestra con un antorcha en una mano y una hoz en la otra.

Aquel primero de octubre era el "día trimestral", cuando por única vez los esclavos liberados 30 años antes podían negociar sus salarios y elegir su trabajo en el cañaveral, en el servicio doméstico o en los tabacales.

Sin que nada lo hiciera prever para los esclavistas, aquel día trimestral, único en el año, se transformó explosivamente en el día de la libertad.

Se trató del conflicto laboral más grave registrado en Dinamarca. Durante varios días la isla ardió, más de 100 esclavos murieron contra apenas dos bajas en las tropas coloniales.

Decenas de libertos fueron encarcelados, torturados o deportados, entre ellos sus principales líderes: tres mujeres que comandaron la rebelión y a quienes se les considera precursoras legendarias de las luchas por los derechos laborales en las Islas Vírgenes.

Estas mujeres negras eran Mary Thomas, Agnes Salomon y Mathilda McBean, las "las tres reinas", las "reinas del fuego".

La estatua de Mary en Copenhagen, cerca del antiguo Almacén de las Indias Occidentales, tiene siete metros de altura, es obra de dos afrodescendientes danesas: Jeannette Ehlers y La Vaughn Belle.

Thomas está representada en el monumento sentada, con la antorcha y la hoz como la usada en aquel tiempo para cortar la caña de azúcar.

El monumento pone a la luz el pasado esclavista de Dinamarca y de paso por primera vez en su historia una mujer negra recibe un homenaje en aquel país escandinavo.

Una de las autoras del monumento explicó: "Lo que somos como sociedad está vinculado en gran medida a la forma en la que recordamos lo que somos. Este proyecto trata de desafiar la memoria colectiva de Dinamarca y cambiarla". En aquel país el 98 por ciento de las estatuas son de hombres blancos.

Las Reinas del Fuego lucharon contra el sistema colonial, y hoy sus descendientes en Dinamarca enfrentan al racismo y al eurocentrismo actuales.

Según la historiadora danesa Karen Fog Olwig supone que Mary Thomas era de la isla de Antigua, nacida en 1848.

Ese mismo año, Dinamarca abolió la esclavitud en sus territorios; pero las condiciones para los esclavos no cambiaron mucho hasta varias décadas después.

Thomas llegó a la isla de Sainte Croix en la década de 1860 para trabajar en las plantaciones.

Hasta 1878, la isla había vivido una racha de mal tiempo y de malas cosechas debido a los huracanes del Caribe y las sequías.

Una ley danesa de 1849, un año después de la abolición de la esclavitud, dificultaba a los libertos negociar los sueldos o las condiciones de trabajo en el campo. Muchos trataron de salir de la isla, que fue vendida a los Estados Unidos en 1917.

Los daneses vieron que la salida de los ex esclavos los iba a dejar sin mano de obra, y por eso les impusieron carísimos "certificados de salud" o tarifas desmesuradas para otorgarles pasaportes, de modo que la isla se convirtió en una cárcel.

Por eso el 1 de octubre de 1878 la cárcel se incendió bajo la conducción de las tres reinas y de Thomas Graydon, conocido como Coronel Peter, y de otra reina, Susanna Abramsen, "Bottom Belly".

Tras controlar la insurrección, los daneses sentenciaron a muerte a 12 africanos y otros 39 fueron enviados a Copenhagen, condenados a trabajos forzados

El título de reina con que se conoce a Mary se relaciona con lo que representa su actitud en las tradiciones africanas, sobre todo en Ghana, de donde provenían casi todos los esclavos de Dinamarca.

Esas mujeres tenían en Ghana poder económico y habilidades de organización. Las más respetadas eran las llamadas Madres Reinas, que designan a los jefes, tienen la última palabra.

Mary, Agnes y Mathilda tenían un estatus en la isla similar al de la Reina Madre de África Occidental, de ahí su papel en la organización de la revuelta laboral de 1878.

En las Islas Vírgenes Mary y las otras reinas conservan una categoría de personaje legendario. Una canción infantil recuerda su gesta y cada 1 octubre, decenas de personas encienden antorchas en memoria de Thomas y de las otras mujeres y hombres que defendieron sus derechos con fuego.
De la Redacción de AIM.

Mary Thomas esclavizada rebelion Islas Virgenes caña

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso