Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$881,5 / $921,5

Caleidoscopio
Caleidoscopio

Mendieta: “Somos artesanos de nuestra propia voz”

La entrenadora de canto Verónica Mendieta, en diálogo con AIM, señaló que la técnica vocal, “es como ir al gimnasio, es repetitivo y se hace con cuidado, siempre con la supervisión de un profesional”.

“Una canción nos puede sanar, pero también está bueno que la voz sea sana para que haya más efecto en uno mismo y en el otro”, señaló la entrenadora de canto y agregó: “Es muy importante poder llegar desde una buena técnica a una intrepretación para disfrutar del todo, de la música en sí, de una canción, de una obra”.

Explicó Verónica Mendieta que: “La técnica vocal se utiliza para entrenar nuestra voz para que sea sana”, y trazó la comparación: “Es como ir al gimnasio: para poder tener el cuerpo en forma tenés una persona que te guía y te va diciendo qué es lo que vas necesitando más o menos, dependiendo también de la finalidad que buscás. En lo vocal las técnicas son importantes y repetitivas, se hace con cuidado, siempre con la supervisión de un profesional que guía para que ese sonido tenga buen cuerpo y se convierta en una buena voz”.

Detalló la entrenadora de canto que: “Dentro de la técnica tenemos la colocación, la modulación, la articulación, timbrados, se aprenden a hacer melismas, riff, diversas cosas que nos van a ayudar a la hora de cantar” y agregó que: “La respiración es esencial y es lo más importante. Gran parte de la clase siempre es, primero enseñando, y después repasando todo el tiempo lo que es la respiración con distintos ejercicios para conocer y para amplificar la capacidad del aire que tienen nuestro pulmones”.

Para todo ello: “Hay que conocer el cuerpo, las posturas, porque gracias a ellas vamos relajando los músculos y así se hace mucho más fácil manejar nuestra voz, aflojarnos y disfrutar del momento a la hora de cantar”, explicó Verónica Mendieta. “También se hace relajación para empezar de a poco a ir conociendo cómo es un cuerpo relajado y uno tenso”.

“Se van experimentando emociones con cada técnica, con cada frase de la canción. Hay veces que no se trabaja técnica en la canción sino solamente la interpretación, o la respiración, y así se va como jugando con las distintas maneras y flechas que van saliendo para después ir uniéndose y hacer un todo”, detalló sobre las metodologías de enseñanza.

“Una canción no es solamente una melodía cantada; una canción es todo: hay emoción, historia, un momento, alguien que la escribió sea para un fin comercio o no, tiene un fin, un propósito, y hay que saber e investigarla para poder disfrutarlo también y que el público lo disfrute, que ese es el fin”, reflexionó y agregó que: “Se van entendiendo muchas cosas porque uno para llegar a todo eso tiene que volver a ser niño, a tener inocencia, que le guste explorar, escuchar, imitar”.

Al momento de trabajar con sus alumnos, señaló que: “Me gusta que exploren, jueguen y disfruten. Hay veces que una melodía puede llevar a la emoción, hay veces que lloran porque se terminan redescubriendo; puede haber frustraciones, pero todo está dentro de las emociones. Los alumnos son libres, eligen ellos sus canciones, su repertorio, y son libres de cambiarlo si realmente los incomoda o sienten que es muy fuerte trabajarlo en un momento”.

Relató que: “Una vez me preguntaron cuánto tiempo le iba llevar afinar; no depende de mí, sino de la persona, del cuerpo y de la información que le llegue a su cabeza y que esta haga el clic que el cuerpo necesita para que su emocionalidad lo guie a hacer lo que quiera hacer. Cada uno tiene su tiempo, su ritmo y todo va dependiendo del amor propio que vaya surgiendo”.

“Siempre dije que la voz es como la huella digital, no hay nada igual, somos únicos y tenemos la libertad de poder explorar ese sonido, la libertad de hacer lo que querramos, es explorar, es una artesanía, somos artesanos de nuestra propia voz”, señaló Verónica Mendieta. “Lo que tenemos en ella es algo privilegiado, un don, y hay que saber manejarlo siempre con humildad, porque gracias a que estamos vivos podemos comunicarnos”.

“Doy clases de técnica vocal, soy entrenadora de canto, dicto clases personalizadas y estoy comenzando con la modalidad de dar clases grupales particulares. El beneficio que se tiene en la educación vocal en la parte técnica es justamente encontrar la manera de que haya una salud vocal, no lastimarse, poder aprovechar la voz un cien por ciento”, concluyó Verónica.

voz entrenadora Mendieta

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso