Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$124,2 / $130,2

Internacionales
Internacionales

Por el ataque al Capitolio, detienen al principal asesor del expresidente Trump

El exasesor presidencial Steve Bannon se presentó hoy ante el FBI en Washington y quedó detenido por desacato al Congreso de Estados Unidos por haber incumplido con una citación de la comisión que investiga el asalto al Capitolio de enero pasado por partidarios de su exjefe y exmandatario Donald Trump, y se expone a una pena de hasta dos años de prisión.

"El lunes 15 de noviembre, Stephen K. Bannon se entregó a la Oficina del FBI en Washington y fue arrestado y procesado por dos cargos de desacato al Congreso", señaló la propia entidad.

Bannon, exasesor del republicano Trump (2017-2021), se negó a testificar ante el Comité Selecto de la Cámara de Representantes de EEUU sobre el ataque del 6 de enero al Capitolio -sede del Poder Legislativo- después de ser citado, lo que llevó a la presentación de cargos por desacato en su contra.

Aquel día, miles de seguidores de Trump se reunieron en Washington, invadieron el Capitolio y provocaron la suspensión del procedimiento de verificación del triunfo del presidente demócrata Joe Biden en las elecciones de noviembre de 2020.

Horas antes, en un discurso desde un podio levantado fuera de la Casa Blanca, Trump los había instado a manifestarse y había insistido en su denuncia sin pruebas de que su derrota ante Biden había sido un "fraude electoral".

Si Bannon es declarado culpable de los dos cargos, el conocido estratega político, que ha cultivado estrechas relaciones con líderes y movimientos de extrema derecha de todo el mundo, desde el presidente brasileño Jair Bolsonaro y la política francesa Marine Le Pen, podría enfrentar hasta dos años de prisión.

De 67 años, el exfuncionario fue acusado el viernes de dos cargos de desacato criminal: uno por negarse a comparecer para una declaración ante el Congreso y el otro por negarse a proporcionar documentos en respuesta a la citación de la comisión.

La acusación se produjo cuando un segundo testigo esperado, el exjefe de Gabinete de la Casa Blanca Mark Meadows, desafió su propia citación de la comisión el viernes pasado y mientras Trump redobla una batalla legal para retener documentos y testimonios sobre ese ataque elaborados por la Casa Blanca en los últimos días de su Presidencia y requeridos por la comisión.

Si la Cámara vota para mantener a Meadows en desacato, esa recomendación también se enviaría al Departamento de Justicia para una posible acusación.

Aunque hay antecedentes de funcionarios de administraciones demócratas y republicanas cuestionados por desacato por el Congreso, las acusaciones penales por esa figura son extremadamente raras.

La acusación contra Bannon se produce después de que una gran cantidad de funcionarios de la administración Trump desafiara las solicitudes y demandas del Congreso durante los últimos cinco años con pocas consecuencias, incluso durante una investigación de juicio político.

La acusación advierte que Bannon no se comunicó con la comisión de ninguna manera desde el momento en que recibió la citación, el 24 de septiembre hasta el 7 de octubre, cuando su abogado envió una carta, siete horas después de la fecha de entrega de los documentos.

Bannon, quien trabajó en la Casa Blanca al comienzo de la administración Trump y actualmente se desempeña como presentador del podcast "War Room", es un ciudadano privado que "se negó a comparecer para dar testimonio como lo requiere una citación", afirma la acusación.

"Combatimos el régimen de Biden cada día", declaró el exasesor de Trump a la prensa cuando llegó a la sede del FBI en Washington, informó la agencia de noticias AFP.

Y le pidió a los seguidores de Trump: "Quiero que ustedes sigan concentrados en el mensaje. Todo esto es ruido".

Bannon fue central en la elección de Trump, al dar un giro populista a la triunfal campaña del multimillonario en 2016, antes de caer en desgracia.

Cuando se produjo el ataque al Congreso, no ocupaba ninguna función oficial.

Sin embargo, al parecer habló sobre la protesta con el presidente Trump en los días anteriores, según la comisión de investigación, que escuchó más de 150 testimonios y considera que la imputación de Bannon envía "un mensaje claro" sobre los riesgos para quienes se nieguen a cooperar.

EE.UU.

Artículos Relacionados

Teclas de acceso