Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$852,5 / $892,5

Internacionales
Internacionales

Preocupa la deforestación en cuencas hidrográficas de Brasil

La mayor parte de la devastación ocurrida en el bioma brasileño del Cerrado en 2023 se concentró en cinco cuencas hidrográficas, un hecho que puede aumentar el riesgo hídrico de centenas de municipios de la región, según un estudio divulgado este viernes por una ONG ambientalista.

Con una superficie un poco mayor a la de México, este bioma de sabana tropical es conocido como el depósito de agua de Brasil, por albergar ocho de las doce principales regiones hidrográficas del país.

De acuerdo con la ONG Instituto de investigación Ambiental de la Amazonía (Ipam), el Cerrado perdió un millón de hectáreas en 2023 y el 81 por ciento de la deforestación se concentró en las regiones abastecidas por las cuencas de los ríos Alto Tocantins, San Francisco Medio, Alto Parnaíba, Itapecuru y Araguaia.

Estas cuencas, según el Ipam, "son cruciales" para el abastecimiento de agua de 373 municipios de la región.

La ONG basó su afirmación en los datos del Sistema de Alerta de Deforestación del Cerrado (SAD), desarrollado por el Ipam, y que mensualmente utiliza imágenes de satélites ópticos de la Agencia Espacial Europea para enviar alertas de deforestación del bioma.

El Ipam señala que las crecientes tasas de deforestación en esas áreas son un riesgo para los recursos hídricos locales, pues incluyen la reducción de los niveles freáticos, que, si son muy bajos, pueden agravar la escasez de agua, lo que también impactaría la producción de electricidad y la agricultura.

Las cinco cuencas hidrográficas que menciona el Ipam están ubicadas en el norte del Cerrado, en los estados de Maranhão, Tocantins, Piauí y Bahía, donde la agricultura se expandió a partir de la segunda mitad de los años 80.

La cuenca fluvial más devastada en 2023 fue la de Tocantins Alto, que es la más grande del Cerrado y esencial para el flujo y riego de la producción agrícola en el centro de Brasil.

En esta región, el Ipam registró una pérdida de 274.000 hectáreas de vegetación nativa, el 26 por ciento del total deforestado en 2023.

Le siguió la cuenca del San Franciso Medio, una región donde están los principales afluentes del río San Francisco, que abastecen a más de 15 millones de habitantes y que cuenta con cuatro plantas de generación de energía.

Según datos del sistema de alertas de deforestación del Gobierno, la pérdida de vegetación en el Cerrado en febrero de este año (65.550 hectáreas) aumentó 18,5 por ciento frente al mismo mes de 2023 y subió un 121,5 por ciento, en comparación con enero.

El Ipam señala que la situación en las cuencas del bioma tiende a repetirse en 2024, pues el 83 por ciento del área devastada en el primer bimestre del año se concentra en las cuencas más afectadas.

Fuente: Agencia SWI

brasil deforestacion recursos hídricos

Artículos Relacionados

Teclas de acceso