Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$77,50 / $83,50

Política
Política

El Estado reconoció el cuidado como una necesidad, un derecho y un trabajo

El gobierno nacional presentó el primer documento sobre cuidados, donde el Estado “es quien dice, por primera vez, que debe caminar hacia reconocer los cuidados como una necesidad, un trabajo y un derecho”, contó a AIM la directora nacional de Políticas de Cuidado del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (Mmgyd), Lucía Cirmi Obón.

El gobierno nacional comienza a deconstruir prejuicios con políticas públicas que plantean una superación dialéctica en la división sexual del trabajo y la taxonomía laboral. Con ese horizonte, se elaboró un documento que identifica la inequitativa distribución y organización social del cuidado como una de las principales causas de las brechas de género, entre ellas la salarial y la feminización de la pobreza. También reconoce en la economía del cuidado el sector más activo durante una pandemia que desaceleró las economías a nivel mundial.

La brecha en los cuidados “es la contracara en la brecha salarial; las mujeres (porque están cuidando) tienen menos tiempo para hacer trabajo remunerado y cuando se insertan en algún sector lo hacen en los que se parecen a los cuidos y, por lo tanto, están subvaloradas y mal pagadas”, afirmó a esta Agencia la funcionaria nacional, quien detalló que esta situación hace que quienes se dedican a eso “tampoco le den ascensos u oportunidades de liderazgo, porque se considera que las mujeres están mejor en lugares serviciales, brindando cuidados a los demás, que dirigiendo”.

Es así que el cuidado “está vinculado a la feminización de a la pobreza; porque si cuidas a tu familia (estás a cargo de tus niños y niñas) tenes el tiempo ocupado y si te separás quedás con los gastos de cuidar y el tiempo ocupado por cuidar, sin la posibilidad de generar tus propios ingresos, situación muy vinculada a la violencia y autonomía de las mujeres”.

Con el diagnóstico, el gobierno pretende iniciar un proceso federal que implica reconocer el cuidado como un derecho y, así, “el Estado ampliará la oferta pública de servicios de cuidado, ya que recibir cuidado no implica que tengas a alguien de tu familia que te lo dé y eso aplica tanto a los niños y niñas, como a las personas mayores o con discapacidad (quienes requieren apoyo en autonomía)”.

Reconocerlo como un trabajo, “se deberá avanzar en dar derechos de protección social, porque hoy, lo que ocurre, es que muchas mujeres que se dedicaron a cuidar no tienen la cantidad de años suficientes para jubilarse o no están insertas social o económicamente, porque muchos años se dedicaron a eso, por lo que reconocer, desde el Estado, que las trayectorias laborales son distintas es entender que no se puede exigir lo mismo a la hora de la protección social”.



Prejuicios y patriarcado

Más allá del avance en la agenda de diversidad y género, el patriarcado es una de las grandes cadenas invisibles que impone pautas culturales, sociales y económicas en la vida laboral, social y sexual de las personas, por lo que “en los sectores feminizados se necesitan varones para romper estereotipos”, dijo la Magister en estudios del desarrollo del International Institute of Social Studies.

“Hay una gran parte de la población que no cree que el cuidado sea trabajo, por eso nos interesa discutir esto federalmente”, subrayó la economista magna cum laude de la Universidad de Buenos Aires (UBA), quien aclaró que en ese proceso se buscará que “tengan su voz las amas de casa y trabajadoras de casas particulares porque, incluso antes de pensar en la protección social, está el problema de que quienes cuidan remuneradamente también están muy precarizadas y es un universo completamente feminizado, por lo que interesa que tanto fuera como dentro del hogar quien se dedique a cuidar no sean sólo las mujeres y cuando se elija se pueda contar con la protección social acorde”.

“Hay un costo social de cuidar que tiene que ser distribuido y hay mucha resistencia de muchos sectores de hablar de este tema para dejarlo en el hombro de las mujeres”, remarcó Cirmi Obón, quien aclaró que ante este escenario la Mesa interministerial se propone implementar políticas integrales que aporten a reconocer al cuidado como una necesidad, un trabajo y un derecho -tanto a cuidar como a que las personas sean cuidadas- en todos los tipos de familia, reconociendo toda su diversidad.

Así redistribuir el cuidado entre varones, mujeres y otras identidades, y entre los hogares, el Estado, las empresas y las comunidades y remunerarlo adecuadamente también implicará reducir la carga temporal de cuidado de cada familia a través de la socialización del mismo y garantizar el cuidado a todas las personas mayores o personas con discapacidad que requieran apoyo en la autonomía y el derecho de niñas, niños y adolescentes a ser destinatarios de cuidados respetuosos de sus derechos y exentos de violencia, tanto en ámbitos institucionales como en el contexto de sus comunidades y familias.

Para ello, “hay que modificar las normativas (nacionales, provinciales y municipales) donde el Estado presume que las mujeres son cuidadoras y los hombres proveedores”, aseguró la directora, quien subrayó ya que la política pública “incide en cómo los hogares se distribuyen el cuidado hacia adentro”.

Por otro lado, dijo que los varones tienen que tener un rol más activo en los cuidados, aunque “hoy no existe la presión por parte de los varones a garantizar su derecho a cuidar, sino que somos nosotras, las mujeres, quienes pedimos el derecho social para el cuidado para los varones”, por lo que desde el Ministerio “para lograr involucrar a los varones se trabajará con cupos inversos, así como se exige en otros ámbitos que exista equidad, aquí se pondrá un cupo de varones y trans en esas profesiones, es decir, se trabajará así porque sin política de por medio, la verdad es que los varones no se inscriben en estas formaciones, capacitaciones, porque, incluso son discriminados socialmente por dedicarse a estas tareas”.

Elemental cuidado genero ministerio

Artículos Relacionados

Teclas de acceso