Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$868,0 / $908,0

Política
Política

El Senado aprobó una insípida reforma electoral

El Senado aprobó una insípida reforma electoral.
El Senado aprobó una insípida reforma electoral.

Sin el apoyo de la totalidad del cuerpo, la Cámara Alta dio hoy media sanción al proyecto de Ley que habilita al Ejecutivo a desdoblar las elecciones, registró AIM. La modificación fue considerada como “una gran decepción” por la oposición y un parche por el oficialismo.

 

El gobernador Gustavo Bordet logró que la mayoría del Senado apruebe un proyecto que le delegará la facultad para definir la fecha de las elecciones provinciales, por lo que se podrá convocar con las nacionales o el segundo domingo de junio y se fija que las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) para candidatos municipales, comunales, de juntas de gobierno y provinciales deberán celebrarse el segundo domingo de abril.

El despacho por mayoría fue defendido por el presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales y Acuerdos, Lucas Larrarte, quien afirmó que “no hay que desilusionarse” con el texto aprobado, porque todos los institutos que estaban planteados en el proyecto que se trabó -boleta única, equidad de género, financiamiento y sistemas de alianza- deberán seguir en la discusión y debate de la Cámara.

“La sanción de esta norma no impide que sigamos trabajando en el proyecto que está en la comisión”, remarcó el abogado quien aseguró que el texto aprobado y girado en revisión a Diputados permitirá que asuntos provinciales se resuelvan entre ríos.

Por su parte, el presidente del bloque oficialista, Ángel Giano, aseguró que lo que se aprobó “fue producto de un acuerdo político”, para lograr “la mínima Ley que se necesita para la celebración de las elecciones provinciales del año que viene si se decide desdoblarla, sino tendremos elecciones con la Ley electoral nacional”.

Sin embargo, Giano realizó una autocrítica, ya que expuso la incapacidad del cuerpo de poder consensuar un texto superador a la normativa vigente: “El proyecto, como pretendía el gobernador (Gustavo Bordet) y nosotros mismos, no logró el consenso necesario político”. En ese marco, excusó a Bordet: “El gobernador cumplió; envió a la Legislatura un proyecto de Ley, donde plantea una modificación estructural a la legislación electoral actual y refería no solo a la boleta única de papel, para eliminar la boleta sábana, sino, también, introducía ejes que hacían o hacen referencia a la representación de la minoría, al cupo femenino, igualdad de género, alternancia”

Ante ese marco, Giano confesó que “el gobernador necesitaba contar con la posibilidad que siempre tuvieron los gobernadores en la provincia y por una modificación en 2015 se perdió esa posibilidad de desdoblar las elecciones o hacerlas de forma simultánea. En este escenario se presentó el proyecto en el Senado, para buscar un consenso mínimo y para que el gobernador pueda tener esta facultad, se realizaron distintas reuniones, acuerdo, consenso y finalmente se logró el dictamen que se suscribió en la comisión de acuerdos”.

Kisser: “Cuando apareció la Ley meramente electoral se diluyó la ilusión”

Por su parte, el senador por Paraná, Raymundo Kisser (Cambiemos), dijo que lo embargó una gran decepción, ya que “cuando se inició el período el gobernador Bordet anunció que se iba a transitar el tratamiento en profundidad de una reforma política”, pero no fue así: “Cuando apareció un proyecto meramente electoral se diluyó la ilusión, donde íbamos a discutir e incluso cómo sostener los partidos políticos y financiar las campañas, evitando que el narcotráfico o la corrupción de los dueños de los partidos o los grandes empresarios deban congraciarse para acceder, a veces, (no de la forma transparente) de la obra pública”.

El abogado radical dijo que esperaba un debate sobre “cuál es el rol de los partidos políticos en la sociedad, qué es lo que deben ser, cómo deben funcionar, respetar a las minorías en partidos políticos o alianzas e, incluso, habla del financiamiento, donde el Estado debe estar presente, ya que soy enemigo del aporte privado, porque ahí se filtran los que ensucian a la política”.

“Tenía la ilusión de que íbamos a discutir una reforma, donde íbamos a comenzar a involucrar a la sociedad en su conjunto en la vida partidaria. Me había ilusionado en que la ciudadanía se involucre en la práctica política, donde no sea como un partido de fútbol, sino que participe, para mejorar las instituciones, que todo el mundo esté involucrado, de lo que ocurra y se debe hacer”, aseguró.

 

Canali: “Una vez más, en Entre Ríos, dejamos pasar el tren”

El senador vecinalista Pablo Canali fue el único legislador que votó en contra de la reforma electoral en la Cámara Alta entrerriana, ya que argumentó que “el sistema electoral entrerriano es un sistema arcaico y vetusto que fue planteado de esta manera en el proyecto original de 190 artículos enviado por el Poder Ejecutivo  y que hoy terminó en sólo tres artículos y un cuarto de forma”, registró esta Agencia.

Canali recordó que el proyecto del Ejecutivo contemplaba eliminar la boleta sábana y de esta manera terminaba con el negocio de impresión de boletas, del robo de las mismas el día de las elecciones, del reparto de las boletas. “El proyecto del Ejecutivo ponía al elector en el foco de la reforma, que es quien nos debe importar, no las estructuras políticas ni los candidatos”, sostuvo Canali.

“El gobernador había sido muy claro en la elevación del proyecto, hablando en algunas partes que tenemos hoy una inconformidad de un sistema vetusto, expresado por la ciudadanía, con parches legislativos”, expresó el senador vecinalista.

“Aquel proyecto que, algunos senadores han resaltado las bondades no fue profundizado en su tratamiento”, dijo Canali antes de enfatizar: “Después de leer ese proyecto y analizar lo que se va a aprobar esta noche y seguramente será ley, podemos asegurar que no habrá mejores condiciones, mejor transparencia, seguirá teniendo un costo elevado, seguirá siendo una legislación arcaica y vetusta”.

En relación al tratamiento del proyecto, el senador sostuvo que “todos se jactaron de lo lindo del proyecto enviado por el Poder Ejecutivo y muchos se encargaron de ir denostándolo, demorando el tratamiento para llegar a una situación como la de hoy. Las palabras son muy lindas; pero la acción es mucho mejor”.

Y agregó: “Debemos preguntarnos qué pasó de aquel proyecto a hoy con una reforma express. Cada cuatro años la provincia de Entre Ríos viene poniendo parches a la materia electoral. Una vez más, en Entre Ríos, dejamos pasar el tren”, reiteró.

Y se preguntó: ¿Por qué no pudimos avanzar en tener una reforma electoral? E inmediatamente dijo: “Porque volvemos sobre el parche, porque no podemos tener una discusión seria, con sus particularidades. Nosotros seguimos a los parches. Las coyunturas partidarias nos han llevado a estar en un sistema mediocre, arcaico y vetusto”, subrayó.

Sugirió que “lo que debemos hacer es tratar el proyecto de 190 artículos de manera seria. No sólo de tener una fecha cierta. ¿Con tan poco nos conformamos los entrerrianos?, interrogó.

Fue contundente a la hora de sostener que “personalmente puedo hablar porque es lo que pienso, lo que hago y lo que sostengo desde hace mucho tiempo. Nunca he negociado intereses personales. Siempre he opinado de la misma manera en los procesos electorales”.

Finalmente dijo que “el consenso supone la unanimidad, lo otro son intereses mayoritarios. Pongámonos a trabajar en serio en el proyecto de 190 artículos porque los entrerrianos se lo merecen”, concluyó.

 

aprobó reforma electoral senado

Artículos Relacionados

Teclas de acceso