Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$93,25 / $99,25

Política
Política

Primer Foro Legislativo Ambiental

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, y diputados nacionales del Frente de Todos encabezaron este miércoles la apertura del Foro Legislativo Ambiental, un ámbito para reflexionar sobre la temática en el marco de la puesta en vigor del Acuerdo de Escazú en el Día Mundial de la Tierra, que se celebra este jueves.

Del encuentro, realizado en el Salón de Pasos Perdidos, participaron los legisladores Leonardo Grosso (presidente de la Comisión de Recursos Naturales), Daniela Vilar, Gabriela Estévez, Gabriela Cerruti, Florencia Lampreabe y Federico Fagioli, además de cerca de 500 personas que se conectaron en forma virtual.

Grosso enfatizó que “hay que aprovechar esta crisis para construir un verdadero pacto ecosocial. Es necesario discutir un nuevo paradigma, no solo de ideas sino de acciones, de organización, de producción, de trabajo, de justicia; un nuevo modelo de país, un nuevo modelo de humanidad, y para esto hay que construir una mayoría social”.

El diputado sentenció que “estamos atravesando la peor crisis ambiental del planeta” y “estamos al borde del colapso ecológico”. “Del coronavirus discutimos todo menos el origen, y se trata de una enfermedad de transmisión zoonótica. No discutimos el origen, que se vincula a la depredación”, cuestionó.

Asimismo, llamó a “pensar como transitamos este año y medio” de pandemia, “porque construir una nueva normalidad implica construirnos distintos, reflexionar sobre lo que nos había llevado como sociedad destructora a este momento que vivimos”.

A su turno, Vilar propuso “fortalecer e impulsar una agenda legislativa ambiental que incorpore los saberes colectivos”. “Estamos presentando un dispositivo de participación inédito que pretende impulsar políticas públicas desde el ambientalismo popular”, dijo acerca del foro.

En ese sentido, consideró “fundamental la participación ciudadana y los aportes de quienes vienen trabajando desde el territorio, con saberes e identidades propias que nos permitan co-crear propuestas con una lógica de ambientalismo popular”.

En tanto, Estévez mencionó que, en su provincia, Córdoba, existen antecedentes de este tipo que “son de una riqueza y trascendencia en la construcción del ambientalismo”.

“En Córdoba quedó una huella que se sigue sosteniendo aun hoy, que dio un marco de organización: cada vez que sentimos que hay una amenaza vinculada al ambientalismo, salimos a la calle y nos expresamos en defensa del bosque nativo. Esa experiencia participativa es un antecedente muy bueno”, destacó, y agregó que “tomar las iniciativas desde la sociedad civil mediante sus diferentes expresiones es una gran iniciativa que debemos fortalecer entre todos”.

Cerruti, por su lado, destacó “dos elementos: por un lado, la posibilidad de poner en discusión la cuestión del ambiente y la ecología; y por el otro, poner en funcionamiento y en marcha una herramienta más de construcción en comunidad”.

“Estamos ante una crisis que es resultado de la aceleración del mundo en su conjunto. La salud comunitaria ha sido puesta en cuestión. Nadie se salva solo. El ambiente y el feminismo lo vienen diciendo hace tiempo. La pandemia deja claro que no hay salidas individuales”, analizó.

Lampreabe también elogió “la participación federal para construir políticas públicas, mejores proyectos y mejores propuestas”.

“Estas experiencias permiten acercar las instituciones y los espacios a la comunidad, al territorio, a la militancia y viceversa. Nos permite fortalecer muchos lazos de vinculación que cotidianamente tenemos, pero los estamos jerarquizando. Jerarquizar la participación y los intercambios les da otra entidad a los proyectos y permite mejores ideas”, explicó.

Por último, Fagioli indicó que “esto permitiría traer a debate esas peleas, las luchas, las banderas que cotidianamente levantamos desde el ambientalismo popular con los trabajadores”. “La pandemia demuestra el fracaso del modelo económico extractivista que destruye el ambiente”, coincidió.

A su vez, afirmó que “tenemos que ver en este foro la posibilidad de recuperar la capacidad de planificar como Estado, como militantes, en conjunto, entre la comunidad y los distintos estamentos del estado para diseñar políticas que resuelvan estas problemáticas. Se trata de una construcción colectiva”.

ambiente

Artículos Relacionados

Teclas de acceso