Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$820,5 / $860,5

Política
Política

YPF con el CEO de Tecpetrol a la cabeza

El director de Explotación y Producción de Tecpetrol fue anunciado como el nuevo líder de la petrolera de bandera, que Milei busca privatizar. La compañía del grupo de Paolo Rocca viene siendo investigada por científicos y denunciada por vecinos que llegaron a la Corte Suprema por la inducción de 116 sismos que alteran la vida de una localidad de Neuquén desde 2018.

Horacio Marín, director de Exploración y Producción de Tecpetrol, la petrolera del grupo Techint, es uno de los hombres centrales detrás de Fortín de Piedra, el área estrella explotada por la empresa que lidera Paolo Rocca en Vaca Muerta, provincia de Neuquén. De allí emerge alrededor del 15 por ciento de gas que consumimos en el país, extraído mediante la técnica del fracking, la fractura de la roca que se extiende en la cuenca neuquina y provoca desde 2018 que un pueblo entero tiemble al son de 116 sismos inducidos por la actividad en el yacimiento de Techint en los últimos años, de acuerdo con las investigaciones de los científicos que estudian el fenómeno.

El ingeniero químico Marín será el futuro CEO y presidente de YPF, según confirmó el presidente electo, Javier Milei. La petrolera, que tiene participación estatal, será “privatizada”, aseguró el libertario tras ganar el balotaje del domingo último.

La compañía en la que actualmente se desempeña Marín, competidora de YPF y aportante a la campaña de Milei, fue expuesta por los expertos por ocultar información a los científicos y la ciudadanía y por la inducción de sismos para extraer el gas a menor costo y menor lapso de tiempo.

La localidad que tiembla es la más cercana a esta zona explotada por Tecpetrol: Sauzal Bonito. Las denuncias de sus habitantes, los estudios del Observatorio de Sismicidad Inducida y los registros del Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres) avalan las denuncias contra Tecpetrol, aunque la petrolera se niega a dar su versión de los hechos o presentar públicamente estudios que demuestren lo contrario.


Fortín de Piedra

El área explotada por Tecpetrol se denomina Fortín de Piedra y es una zona hidrocarburífera de alrededor de 25.000 hectáreas ubicadas en ambos márgenes del río Neuquén y dividida en dos bloques: sólo el primero está desarrollado y en producción. Significa el 32 por ciento de la producción de gas en Vaca Muerta y conlleva una inversión de 3.500 millones de dólares desde que inició sus operaciones en 2017, según la agencia estatal Télam.

En marzo de 2017 Tecpetrol anunció que transportaría gas de Fortín de Piedra hasta el sistema logístico nacional. “Luego de ese anuncio, en apenas 18 meses, Fortín de Piedra comenzó a aportar el 15 por ciento del gas consumido a nivel nacional. Su pico de producción se dio en 2018, año en que se produjeron registros sísmicos de magnitud en la zona, con picos de 3.1 y 4.9 Ml” (Richter), de acuerdo a un estudio de los científicos Javier Grosso Heredia (profesor de Geografía e investigador en la Universidad Nacional del Comahue, entre otros títulos) y Guillermo Tamburini Beliveau (doctor en ingeniería por la Universidad Nacional de Rosario e Ingeniero en Cartografía y Geodesia de la Universidad Politécnica de Valencia, además de investigador del Conicet) junto a la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (Farn).

Las primeras fracturas en Fortín de Piedra datan de 2018. Ese año se registraron los primeros sismos en Sauzal Bonito, la localidad más cercana al yacimiento.

Tecpetrol y el grupo Techint declinaron hacer comentarios ante la consulta de elDiarioAR sobre los sismos en la zona de Fortín de Piedra. Los operadores en Vaca Muerta niegan la conexión entre los sismos y la fractura que realizan para extraer gas y petróleo en el yacimiento. Fuentes de la industria en Vaca Muerta consultadas por este medio sostuvieron que “no hay evidencia científica de correlación significativa entre sismos y actividad petrolera, en una zona per se sísmica”

Sin embargo, entre 2018 y septiembre último, en Fortín de Piedra se registraron 60 sismos y si se extiende el área de análisis unos cinco kilómetros del perímetro de la zona explotada, los sismos aumentan a 116, sostienen los expertos en su informe. Durante la pandemia 2020-2021 e incluso en la segunda mitad de 2022 e inicios de 2023, los registros sísmicos descendieron abruptamente. Sauzal Bonito dejó de temblar cuando se interrumpió el fracking en Fortín de Piedra, establecieron Grosso y Tamburini.

El estudio de los sismos se realizó en base a los registros sísmicos del Inpres, trabajo de campo en Sauzal Bonito y Fortín de Piedra, datos de la Secretaría de Energía de la Nación y bibliografía sobre los mismos fenómenos en otros países donde también se realiza el fracking y comenzaron a registrarse sismos. Los autores del informe aseguran que estos sismos fueron inducidos por la actividad de fractura de la roca.


Picos de sismos

En total, el área de Vaca Muerta, donde operan otras petroleras como YPF, Shell, Total, Pan American Energy (PAE), Wintershall y Exxon, entre otras, ha registrado más de 400 sismos en los últimos 10 años. De esos más de 400, 116 se atribuyen en el estudio a Fortín de Piedra, es decir, casi una tercera parte de los movimientos de la tierra registrados en la zona. Sólo en septiembre último, Sauzal Bonito registró 12 sismos.

“En Fortín de Piedra no hay registro de sismicidad hasta la irrupción del fracking”, concluyeron los expertos en base a los antecedentes estudiados, los registros oficiales y los testimonios de vecinos del lugar. Se basaron también en otros estudios científicos previos: “El primer sismo registrado en el área cercana a Fortín de Piedra (dentro de los cinco kilómetros), en 2015, es vinculado al fracking (primeros pozos experimentales) por un completo estudio científico presentado en la tesis doctoral de Correa-Otto” de la Universidad de San Juan, informaron. Este primer sismo se debió a las fracturas en otras zonas, al sudeste de Sauzal Bonito.

Los sismos llegaron al pueblo de Sauzal Bonito en 2018 cuando comenzó la fractura en Fortín de Piedra y tuvieron su pico en enero de 2019, cuando 36 temblores sacudieron al pueblo en 48 horas. La magnitud de los sismos es mayor en el propio yacimiento que en el pueblo, es decir, cuanto más cercanos a las fracturas: “El sismo de mayor magnitud ocurrido en Vaca Muerta, el 3 de marzo de 2019, de magnitud Mw cinco (momento sísmico), ocurrió en el área de explotación de Fortín de Piedra”, determinaron los científicos en un trabajo presentado en la revista Scientific Reports (referente científico internacional) y vinculan al temblor “sin margen de duda” a la actividad extractiva de Fortín de Piedra. En el pueblo fue de 4.3 Ml (Richter), otro tipo de medida de magnitud.

Estas escalas se utilizan para medir la magnitud del sismo: cada salto de unidad equivale a un desplazamiento del suelo 10 veces mayor y a una liberación de energía unas 33 veces mayor a la habitual, explica National Geographic.

El caso llegó a la Corte Suprema de Justicia en marzo último con un amparo presentado por vecinos de Sauzal Bonito para desclasificar información confidencial, ordenar controles y estudios, y celebrar una audiencia pública.

Fortín de Piedra y la sismicidad inducida no han alcanzado su pico. En un evento organizado por el Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (Iapg) en Houston, en octubre de 2022, Marín aseguró que el potencial de Fortín de Piedra puede alcanzar el doble de producción actual, publicó el medio Econo Journal. En una entrevista con el periodista Nicolás Gandini, Marín aseguró que Tecpetrol busca no sólo expander sus operaciones en gas sino extraer también petróleo de Fortín de Piedra, lo que aumentaría las fracturas.


Sismos subsidiados

Tecpetrol potenció la actividad del fracking en Fortín de Piedra a partir de marzo de 2017, en base a una resolución del gobierno de Mauricio Macri, la 46/2017 del Ministerio de Energía de la Nación, que habilitó los subsidios a la extracción de gas en Vaca Muerta. “Esto generó un gran impulso a la actividad dentro del área Fortín de Piedra, siendo Tecpetrol la empresa más beneficiada por el subsidio estatal”, informaron Farn junto a Grosso Heredia y Tamburini Beliveau.

Por esta razón, los científicos sostienen que “la sismicidad inducida por la técnica del fracking cuenta, de este modo, con una inversión subsidiada por parte del Estado nacional”.

Además, los expertos concluyeron en que “la sismicidad inducida por la fractura hidráulica en Vaca Muerta es uno de los impactos ambientales más blindados por parte de la Administración pública”, debido a la falta de transparencia y de acceso a la información en un sistema que habilita a que las empresas “no deban responder públicamente por los efectos perjudiciales de sus actividades de fracking”.

De hecho, existe un acuerdo de confidencialidad entre la Subsecretaría de Energía, Minería e Hidrocarburos de la provincia de Neuquén y el INPRES, el cual impide el acceso a parte de los registros sísmicos en la zona de Vaca Muerta.

Aun así, los expertos lograron establecer en base a la información que obtuvieron de fuentes oficiales que “con una sismicidad inducida con magnitudes mayores a 4, se puede considerar a esta región de la Cuenca Hidrocarburífera Neuquina como una de las más elevadas en sismicidad inducida a escala global”.

Estos sismos han alterado la vida cotidiana de los habitantes de Sauzal Bonito, que han visto sus viviendas y propiedad privada rajarse o destruirse; que despiertan por la madrugada en medio de temblores que sacuden paredes y suelos y rompen vidrios de las ventanas. Recién en 2023, el gobierno de Neuquén -que no admite la causalidad del fracking en los sismos- comenzó a entregar casas antisísmicas a algunos vecinos de Sauzal Bonito.

Nota: este artículo se corrigió a las 4:59 del 26 de noviembre de 2023. El primer sismo detectado en la zona data de 2015, debido a las fracturas en otras zonas, al sudeste de Sauzal Bonito. Los sismos atribuidos a Fortín de Piedra comenzaron a registrarse en 2018.

Fuente: elDiarioAR

energías no renovables fracking - shale gas - shale oil industria petrolera

Artículos Relacionados

Teclas de acceso