Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$100,2 / $106,2

Provinciales
Provinciales

Insisten en una veda pesquera para mitigar el impacto en la fauna del río

A partir de la emergencia hídrica declarada por 180 días a través de un decreto nacional por la bajante del río Paraná, las provincias con jurisdicción en la cuenca comenzaron a desplegar acciones en consonancia con la decisión presidencial. En Entre Ríos, se anunció el refuerzo para del combate del fuego en el Delta y la posibilidad de ayuda a pescadores. Pero esta asistencia, se lamentó ante a AIM Gabriel Duccase, de la Asociación de Pescadores Deportivos del Litoral, da cuenta de la situación crítica de las especies que ya no se encuentran en abundancia. También reafirmó el pedido para dejar de presionar sobre el recurso.

En el marco de la declaración nacional de la emergencia hídrica, se instalará una base de operaciones en el Delta con brigadistas y medios aéreos para el monitoreo y combate de incendios en las islas, se indicó oficialmente. La secretaria de Ambiente de Entre Ríos, Daniela García, expresó también que la provincia “trabajará en la implementación de cuestiones vinculadas a la disminución de costos de energía y combustibles, alargamiento de plazos, y asistencia a productores de materias primas a partir del uso de recursos hídricos, a pescadores y la gestión de incendios”. Estas declaraciones igualmente dejan más dudas y tienden un panorama más tétrico, evaluó en diálogo con esta Agencia Gabriel Duccase, de la Apdl Entre Ríos. Para el referente de pesca deportiva la posibilidad de ayuda da cuenta es esta situación. “Qué es más representativo de la situación que haya que asistir a los pescadores no ya para ‘sacarlos del agua’ (y dejen de pescar), sino porque hay poca pesca”, apuntó. “Los asisten porque no sacan nada, porque van a seguir sacando. No van a poner un coto hasta que el río explote”, disparó

En el balance de las medidas por emprender, Duccase sostiene que “la asistencia no está mal, pero el contexto es tremendo, porque todas las organizaciones deportivas y científica venimos hace años advirtiendo de esta situación vulnerable del río”, afirmó para insistir en el pedido de distintas ONG y referentes de la comunidad científica para constituir un comité de cuenca y fijar una veda total de la peca comercial.

El pedido de la Apdl se basa en que la provincia, a través de la Resolución Nº 1.592 de la Dirección de Recursos Naturales del Ministerio de Producción, se dispuso “no innovar” en el cupo de extracción de pescado en la jurisdicción provincial del río Paraná”. Así, determinó que para el período de julio, agosto y septiembre, se permita la captura y acopio comercial de hasta 1.596,56 toneladas de sábalos y especies acompañantes.

bajante

Artículos Relacionados

Teclas de acceso