Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$72,00 / $77,00

Provinciales
Provinciales

La toma de la Bastilla, el día de Francia

Se cumplen hoy 231años del 14 de julio de 1789, cuando el pueblo de París, en apoyo de la Asamblea Nacional,  tomó por asalto la fortaleza-prisión de la  Bastilla, y luego la destruyó.

El 14 de julio de 1789, cuando el pueblo de París, en apoyo de la Asamblea Nacional,  tomó por asalto la fortaleza-prisión de la  Bastilla, y luego la destruyó.
El 14 de julio de 1789, cuando el pueblo de París, en apoyo de la Asamblea Nacional,  tomó por asalto la fortaleza-prisión de la  Bastilla, y luego la destruyó.

La Bastilla era una fortaleza que Luis XIV había convertido en prisión, donde se detenía a los opositores del régimen monárquico.

Además había allí, granos, sobre todo harina, circunstancia que la gente aprovechó para saquear, y para llevarse armas de diversos regimientos, además de saciar el hambre agravado por el fracaso de la cosecha anterior, el aumento de los impuestos y del diezmo que se debía pagar al clero católico

Cuando la Bastilla cedió a la multitud, ya que sus defensores de negaron a disparar contra el pueblo,   había siete prisioneros que fueron liberados. El gobernador,  marqués Bernard de Launay, fue asesinado por la multitud enardecida.

Desde ese momento, la agitación creció con el ataque a  propiedades privadas, a cobradores de impuestos y a latifundistas

En la  Bastilla, el pueblo veía el símbolo de  las iniquidades, los atropellos y las injusticias del absolutismo corporizado en la monarquía

Los gastos militares y cinco cosechas malas seguidas   crearon una gravísima situación social en toda Francia. Fue el hambre el que impulsó a la gente contra toda forma de poder.

El primer estado era el clero, 120.000 personas que poseían el 10 por ciento de las propiedades y no pagaban impuestos, al contrario, cobraba a los campesinos el  “diezmo”, la décima parte del producto de sus cosechas.

El segundo estado eran los nobles, unos  350.000, dueños   del 30 por ciento de las tierras, eximidos de casi todos los impuestos y dueños de los cargos públicos. Los campesinos les pagaban tributo y sólo podían venderles sus cosechas a ellos.

El tercer estado comprendía al 98 por ciento de la población. Estaba integrado por la burguesía, ricos financistas y banqueros que hacían negocios con el estado;  artesanos, funcionarios menores y comerciantes,  campesinos libres, muy pequeños propietarios, arrendatarios y jornaleros. El proletariado urbano vivía de trabajos artesanales y tareas domésticas. Finalmente estaban los siervos, que debían trabajo y obediencia a sus señores. El tercer estado carecía de poder y decisión política, pero pagaba todos los impuestos, hacia los peores trabajos y no tenía derechos.

El 14 de Julio la burguesía tuvo apoyo de un gran sector explotado por la nobleza. Los campesinos,   hombres y mujeres,  fueron la vanguardia de la toma de la Bastilla

Los primeros síntomas

Para solucionar los problemas económicos, el débil monarca Luis XVI convocó a los Estados Generales del Reino (una asamblea consultiva) que no se reunían desde 1614.

Esta convocatoria fue exigida por los "privilegiados" (clero y nobleza) quienes se negaban a pagar los tributos indispensables para conjurar la crisis económica. Los burgueses se aprovecharon de estas circunstancias y, ante la amenaza de la nobleza armada que pretendió mantener sus privilegios, movilizaron a toda la nación.

Lo disturbios comenzaron el 12 de julio, y las multitudes asaltaron y tomaron La Bastilla, una prisión real que simbolizaba el despotismo de los Borbones.

Durante el transcurso de los diez años siguientes a estos acontecimientos, los ideales revolucionarios demostraron su fuerza. Se obtuvo la libertad política, la dictación de una Constitución que dividía los poderes del Estado para garantizar la libertad individual, para asegurar la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley y para permitir la expresión de la soberanía popular mediante el sufragio.

A fin de defender sus conquistas ante la reacción de la nobleza que se alió con los monarcas extranjeros, los burgueses revolucionarios exaltaron el principio de la nacionalidad identificando a la Nación con el Estado. Al comienzo, nadie pensó que la conquista de la libertad desataría la violencia y la destrucción, pero así sucedió. No solamente el Rey fue guillotinado, también muchos protagonistas del proceso revolucionario se transformaron en sus víctimas.

Bastilla dia Francia toma

Artículos Relacionados

Teclas de acceso