Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$872,5 / $912,5

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar

¿Cómo afecta el calor a nuestro estado de ánimo?

La ola de calor afecta a nuestra salud física e intelectual. Es habitual que las altas temperaturas intervengan de manera negativa los comportamientos prosociales (como la bondad y la generosidad), así lo ha demostrado un artículo publicado en el European Journal of Social Psychology en el año 2017.

Los investigadores demostraron que los ambientes calurosos y bochornosos aumentaban la fatiga y reducen el estado de ánimo positivo. Habitualmente, esto conduce directamente a un comportamiento más arisco y menos agradable. Por lo tanto, este estudio apoya la teoría de que el calor, especialmente las temperaturas muy elevadas, interviene en el aumento del estrés y la ansiedad.

A continuación, te ofrecemos una serie de consejos para detectar y prevenir el mal humor en las épocas más calurosas del año. Puedes recurrir a métodos naturales y rutinas saludables e incluso acompañarlas con los mejores suplementos alimenticios para aliviar el mal humor y elevar tu estado de ánimo ante las adversidades. Pregunta en tu herbolario de confianza por los complementos nutricionales que mejor se pueden adaptar a tus necesidades.

¿Qué es el Trastorno Afectivo Estacional (SAD)?
Saber que una ola de calor puede inducir un mal humor frecuente puede servir de ayuda a la hora de anticiparlo de manera eficiente. Para ello, puedes seguir una serie de pautas que contribuyen a la prevención del desequilibrio emocional y del estado de ánimo irritante durante el verano.

Si tienes un patrón anual recurrente de calmas emocionales de verano, es posible que en realidad estés experimentando un trastorno afectivo estacional de verano. Esta es una contraparte menos común y mucho menos entendida del trastorno afectivo estacional (SAD), el patrón recurrente de depresión que aparece en otoño e invierno.

Existe una ligera diferencia entre el SAD de los meses de verano y de la época más fría del año. Respecto al calor del verano, este crea una “depresión agitada”, que se manifiesta a través del insomnio y la disminución del apetito. En cambio, la falta de luz solar del invierno hace que algunas personas coman en exceso y se queden dormidas o agotadas. A las personas con trastorno afectivo estacional estival lo que más les molesta es el calor y la humedad.

El clima y el estado de ánimo en verano
El mal humor puede estar relacionado con el calor derivado del SAD, pero hay ocasiones en las que son otros factores los que hacen estragos en tu equilibrio emocional. Un equipo de investigación encontró en un estudio realizado en el año 2008 que los factores relacionados con el clima (temperatura, luz solar, viento y precipitación) no tenían un impacto notable en el estado de ánimo positivo pero, por el contrario, podrían provocar un efecto importante en el estado de ánimo negativo.

A rasgos generales, son muchos los estudios que coinciden en que las temperaturas más cálidas aumentan los resultados adversos para la salud mental. Incluso se ha llegado a relacionar el clima más cálido con el aumento de delitos violentos o tasas de suicidio, tal y como señalan algunos estudios. Por lo tanto, hacer frente al calor puede ser la mejor forma de cuidado personal y preservación de la salud mental, especialmente en los meses de verano y ante la llegada de una (o varias) ola de calor.

Consejos para mantenerse fresco en el calor del verano
En caso de que la situación se vuelva incontrolable o el trastorno afectivo estacional se prolongue en el tiempo, lo más recomendable es acudir a un profesional de la salud para que te pueda asesorar de manera individualizada. En ocasiones, los suplementos alimenticios elaborados a base de ingredientes naturales con propiedades relajantes y estimulantes pueden servir de apoyo si se combinan con una dieta equilibrada y ejercicio físico regular.

Cuidar el sueño
El calor puede dificultar el sueño y esto puede empeorar el estado de ánimo durante la jornada. Elige unas sábanas frescas (transpirables y absorbentes) y oscurece tu habitación para conseguir una buena higiene del sueño. Si estás inmerso en una ola de calor, intenta humedecer una sábana por la noche y colocarla sobre ti o adecúa tu habitación a tus necesidades (uso del ventilador, ventanas o puertas abiertas, dormir en habitaciones separadas, etc.).

Duchas frías
Un baño frío en medio de una ola de calor puede ser vigorizante y enérgico para refrescarte de manera natural y rápida. Habitualmente, esto solo lo puedes hacer si estás en casa o de vacaciones en un hotel, pero para los que sufren las olas de calor en la oficina también existe la opción de pasar las muñecas por agua fría, este pequeño gesto puede contribuir a la regulación térmica al enfriar la sangre que fluye por tus venas.

Accesorios para el sol
Si no te queda más remedio que estar bajo el sol en las horas centrales, algo que recomendamos evitar, no olvides utilizar un sombrero, gafas de sol y un buen bloqueador solar. En la playa también es aconsejable el uso de la sombrilla. Además, puedes hacer uso de ropa diseñada para eliminar el sudor, la ropa suelta y ondulada permite el movimiento del aire junto a la piel y ayuda con la evaporación.

Comer alimentos refrescantes
Se trata de una época que relacionamos también con las ensaladas y las frutas frescas. Alimentos como la sandía nos mantienen hidratados y ayudan a restablecer el equilibrio y la calma en los sistemas naturales del cuerpo. Asimismo, se ha demostrado que el mentol de la menta desencadena una sensación de frío en el cerebro, lo que calma la mente.

Hidrátate
Cuando tienes calor, es más probable que sufras deshidratación, lo que afecta definitivamente a tu estado de ánimo. Un estudio de 2012 que analizó a mujeres jóvenes encontró que después de perder alrededor del 1,5 por ciento del volumen normal de agua de su cuerpo, las participantes se mostraron cansadas, tensas, ansiosas y con mayor dificultad para concentrarse. El agua debe ser tu mejor aliada.

Referencias
Weilnhammer V, Schmid J, Mittermeier I, Schreiber F, Jiang L, Pastuhovic V, Herr C, Heinze S. Extreme weather events in europe and their health consequences – A systematic review. Int J Hyg Environ Health. 2021 Apr;233:113688.

Veleva BI, van Bezooijen RL, Chel VGM, Numans ME, Caljouw MAA. Effect of ultraviolet light on mood, depressive disorders and well-being. Photodermatol Photoimmunol Photomed. 2018 Sep;34(5):288-297.

Huibers MJ, de Graaf LE, Peeters FP, Arntz A. Does the weather make us sad? Meteorological determinants of mood and depression in the general population. Psychiatry Res. 2010 Dec 30;180(2-3):143-6. doi: 10.1016/j.psychres.2009.09.016.

salud & bienestar

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso