Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$882,0 / $922,0

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar

Con objetivos claros, no hay excusas

Ya casi finalizamos el segundo mes del año y, junto con él, los días de intensos de calor, donde las intenciones de implementar cambios propios se pueden ver flaqueadas o truncadas si no tenemos claridad en lo que se está buscando y cual será la meta final, es decir, los objetivos. Por las Psicólogas Mariela Garabello y Mailén Barreto. Especial para AIM


En este sentido, en lo que respecta a la salud, el calor se puede convertir en una excusa perfecta para abandonar el cuidado, ya sea porque simplemente no dan ganas, o porque se presta para juntarse con amigos a tomar y comer algo, o bien comienzan las vacaciones. Así surgen innumerables pretextos que limitan aquello que se busca lograr, si no se tiene bien claro y decidido.

El saber qué se quiere, sobre todo el por qué, sus beneficios, así como también las consecuencias de no lograrlo, junto a una firme decisión en estrecha relación con lo anterior, constituyen la mejor brújula para no perderse. Y desde allí estará en cada uno tomar el calor como una excusa o una oportunidad para mejorar y crecer.

Ningún cambio se consigue fácilmente, al tiempo que los obstáculos en el proceso son moneda corriente, pero cada superación de esas trabas, fortalecen la autoestima, la percepción de autoeficacia, la resiliencia y, con todo ello, se refuerzan los buenos hábitos que van de la mano, porque cuando la persona tiene amor propio, se cuida y así el sistema inmune, la salud y el buen ánimo, tienden a prevalecer.

Por ello es importante detenerse a pensar realmente con consciencia qué se quiere lograr, siendo sinceros con uno mismo, para que cada vez que surja un pretexto, se puede apelar al autodiálogo que es una gran herramienta. Refutar y, así, ante ello no recaer y por el contrario encontrar el modo de superarlo. También se deben buscar alternativas e ideas favorables para llegar al objetivo buscado. Se deben construir buenos hábitos que perduren en el tiempo.

Junto al fortalecimiento de la consciencia y el autodiálogo para fomentar el estar en el presente, que es donde siempre se tiene el poder de hacer y de cambiar, se debe ir evolucionando y salir de la estructura dieta que muchos tienen y es solo a corto plazo, para lograr verdaderos hábitos saludables para toda la vida.

Las dietas están basadas en restricciones rotundas que alejan de muchas cuestiones que no pueden sostenerse por mucho tiempo, entre ello, la vida social. Así es que, tarde o temprano, se terminan abandonando, lo que genera culpa y frustración, como también, el refuerzo de la creencia de no poder que muchos se van grabando con estos intentos fallidos y que lejos está de sus capacidades, sino de la modalidad equivocada.

Cuando se tiene claro todo ello, no hay fecha limite o difícil para comenzar a generar buenos hábitos. Es importante salir del todo o nada para poder hacer cualquier cosa, como irse de vacaciones o juntarse con amigos, sin dejar de cuidarse. Moderar las porciones, combinarlas con lo nuevo que se está implementando, apuntar al disfrute de ese momento más que a la comida en si como culturalmente se ha fomentado, y sobre todo tener claro que es un proceso y que se pueden tener errores, de los cuales se aprende.

Por todo ello, es importante la paciencia, para no frustrarse, y también tener en cuentael por qué, que siempre debe estar presente, y va a favorecer la motivación necesaria a lo largo de todo el camino.

Es necesario dejar de lado las obsesiones por el peso y focalizarse en la modalidad sana de lograr el objetivo, teniendo en cuenta que más allá de lo estético que muchas personas buscan, la salud siempre es lo más importante. Así es que debe transitarse la búsqueda de los objetivos con consciencia, para ir generando hábitos que son un proceso e implican aprendizaje, salirse del automatismo en todos los aspectos, así como para ir viendo cada pequeño logro que va en escalada, fomentando la percepción de capacidad, la autoestima, la motivación y erradicando creencias distorsionadas.

La intención es ir proponiéndose pequeños objetivos (por día, por semana, por mes) para de a poco lograr la meta final. De lo contrario el inconsciente tiende a poner resistencia ante aquello que ve lejano o muy difícil. El cambio real es progresivo, nunca basado en el todo o nada. Solo así se irán generando hábitos perdurables en el tiempo, a pesar de cualquier circunstancia.

Cuando se tienen todos estos aspectos en cuenta, así como los objetivos claros, no se espera el momento ideal, que nunca llegará, porque la vida implica continencias constantes, sino que se asume las riendas de la salud y el bienestar de cada día, del hoy, trabajando paso a paso con perseverancia para lograrlo.

Autodiálogo salud cambio calor

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso